Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

ETA redujo todas sus actividades, salvo la extorsión

10/03/2011 14:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La organización terrorista ETA redujo todas sus actividades durante el año 2010 excepto las campañas de extorsión a empresarios, que se elevaron hasta alcanzar niveles similares a los registrados en 2008 y se presenta como "el flanco más débil de la política antiterrorista española", según revela un informe elaborado por el catedrático Mikel Buesa, al que ha tenido acceso Europa Press.

El estudio, que continúa una serie puesta en marcha por la cátedra de Economía del Terrorismo de la Universidad Complutense de Madrid, realiza un recuento estadístico de las actividades terroristas de ETA desde 2006, haciendo especial énfasis en el segundo semestre de 2010, así como de las víctimas del terrorismo y el coste de los daños causados por estas actividades.

Según los datos recogidos, concluye que la capacidad de la banda para movilizar recursos con los que cometer actos terroristas ha continuado reduciéndose durante todo el año 2010, llegando a un nivel mínimo sólo comparable a los al que se registró en los primeros meses de 2004.

Sin embargo, la excepción a esta dinámica general se encuentra en las actividades de extorsión de la banda terrorista, la única que en la que no se aprecian signos de retroceso. Según el informe, en 2010 los envíos de esta naturaleza volvieron a aumentar de manera que su potencial recaudador volvió a situarse en el mismo nivel que dos años antes.

En 2009 se registró una oleada de cartas de extorsión menor que el año anterior y el potencial recaudador se redujo en un 32 por ciento con respecto a 2008, una tendencia que sin embargo no se mantuvo el pasado año. Según los datos, en 2010 el potencial recaudador de ETA a través de este sistema pudo superar los cinco millones de euros.

Además, Buesa destaca que, durante el periodo de tregua correspondiente al último cuatrimestre de 2010, se tuvo noticia de dos nuevas oleadas de cartas extorsionadoras, confirmándose así a su juicio "que ETA carece de la menor voluntad para renunciar a este tipo de actividad terrorista".

Fue el pasado 5 de septiembre cuando los terroristas anunciaron por medio de un comunicado en la BBC el cese de sus "acciones armadas ofensivas", precisando que se trataba de una decisión adoptada meses antes.

Según argumenta en el análisis, las razones que explican este incremento de la extorsión a empresarios estarían vinculadas con la ilegalización de ANV y PCTV, que implicó mayor dificultad para obtener subvenciones del sector público, y el cambio político en el Gobierno vasco, que obligó a ETA a "intensificar las amenazas a los empresarios para recaudar fondos".

El informe sostiene que la práctica judicial española ha implicado hasta el momento actual, "con muy pocas excepciones", la aplicación casi automática de la circunstancia eximente de responsabilidad a los empresarios sobre los que se tiene constancia que han realizado pagos a ETA, lo que genera "un clima de impunidad" que les lleva a que una parte de ellos prefiera negociar los pagos con la banda a denunciar la extorsión que sufren y afrontar el riesgo.

ATENTADOS Y VIOLENCIA CALLEJERA

En cuanto a los atentados terroristas, durante 2010 ETA tan sólo cometió un atentado en el marco de un tiroteo entre las fuerzas de seguridad francesas y un grupo de etarras, en el que falleció el gendarme Jean-Serge Nerín.

"En el segundo semestre de 2010 la ausencia de atentados ha estado determinada por un repliegue estratégico que se concreta en un periodo indeterminado de tregua con el que ETA busca progresar en sus aspiraciones políticas, a la vez que trata de recomponer su capacidad operativa, muy mermada por los efectos de la represión policial", argumenta el informe.

Y respecto a los actos de 'kale borroka', los datos extraídos concluyen que en 2010 se contabilizaron un total de 103 acciones, con un descenso del 33, 5 por ciento respecto al año anterior, y unos daños de 1.575.000 euros. además, el número de heridos descendió desde los quince contabilizados en 2009 hasta los tres del año pasado.

Estas acciones de terrorismo callejero han seguido centradas en los objetivos de carácter económico que acompañan a las campañas de extorsión a los empresarios o a otras de naturaleza política, como los ataques a instalaciones ferroviarias en contra de la construcción del tren de alta velocidad. Además, al contrario de lo ocurrido en anteriores periodos, no se registraron ataques a cargos electos o acciones contra las sedes de los partidos políticos.

La organización terrorista también ha continuado con sus actividades de saqueo y en ningún momento ha cesado de sustraer vehículos para atender las necesidades de desplazamiento de sus comandos o para perpetrar sus atentados, además del robo de explosivos, troqueladoras, placas de matrícula, material para falsificaciones o armas.

Según los robos cometidos en 2010, se estima que ETA está en disposición de falsificar unos 25.000 permisos de conducir españoles, aunque un gráfico comparativo permite sostener que este tipo de actividades han descendido durante los dos últimos años, lo que "vuelve a señalar la situación de debilidad en la que se desenvuelve la organización terrorista".

DETENCIONES QUE REDUCEN LA CAPACIDAD DE ETA

En cuanto a la acción de la política antiterrorista, en los dos últimos años las operaciones de detección y desmantelamiento de depósitos logísticos de ETA se ha intensificado "de una forma extraordinaria". En 2009 las fuerzas de seguridad españolas y francesas realizaron un total de 23 operaciones de esta naturaleza y en 2010 éstas ascendieron a 24.

Además, en 2010 se contabilizaron un total de 83 arrestos de miembros y colaboradores de ETA. A juicio de Buesa, estas detenciones están reduciendo "sustancialmente" la capacidad operativa de ETA, haciendo que ésta encuentre grandes dificultades para desarrollar su actividad violenta.

"Parece claro que la presión policial sobre ETA ha hecho cada día más costosos los atentados, de manera que, al irse limitando los recursos humanos y financieros de que dispone, se ha visto abocada a reducir su número".

El que fuera presidente del Foro de Ermua hace un inciso entre el tercer trimestre de 2004 y el primero de 2006, meses en los que se desarrolló la negociación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con la banda.

Según apunta, durante este periodo el Ejecutivo "aflojó" la presión sobre la organización terrorista, lo que se tradujo en una reducción del número de detenciones a pesar de que ETA continuó realizando atentados. "Esa política de reducción de las detenciones se intensificó durante 2006, pero en ese año, debido a la tregua establecida por ETA, no se anotaron apenas atentados", concluye.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
136
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.