Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jean Bernstein escriba una noticia?

Exostosis en restos antiguos podrían comprobar la hipótesis del simio acuático

12/10/2014 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Los arqueólogos han argumentado que la explotación del ambiente marino fue un logro esencial en el avance creciente de las poblaciones humanas modernas"

 El "oído de surfista" una dolencia del pariente más cercano de la Eva mitocondrial sugiere que él pasaba mucho tiempo en el agua. Esto añadido a la evidencia a la importancia de que tuvo el ambiente marino en el éxito del humano moderno, Dice Rebecca Cann de la Universidad de Hawaii en Manoa,

"Los arqueólogos han argumentado que la explotación del ambiente marino fue un logro esencial en el avance creciente de las poblaciones humanas modernas" dice "estos recursos fueron importantes y permitidos por una exponencial aumento poblacional. Ellos eran predecibles, defendibles, nutritivos".

"Si tu te vas mover a un área conocida, sigues la linea costera o de un rio siempre podrás trabajar tu camino de regreso y, tendrás un refrigerador ahí a tus pies" alade Cann.

Estar en contacto continuo con agua y viento fríos puede producir un crecimiento anormal de hueso en el conducto auditivo externo.

El término médico de este crecimiento óseo al que llamamos "oído de surfista" se denomina exóstosis, también conocido comúnmente como oído de surfista. Este término se debe al hecho de que la causa principal de la exóstosis es un contacto reiterado con agua fría y viento frío, por lo que esta afección suele afectar a surfistas, principalmente a aquellos que surfean en aguas frías. Sin embargo, esta patología no solo afecta a los surfistas, puede afectar también a aquellas personas que practican esquí, kayak, pesca, navegación, submarinismo y cualquier otro deporte en el que los oídos estén en contacto con agua y viento fríos. 

Una exposición continua al frío del viento y del agua puede provocar un crecimiento anormal del hueso que recubre el conducto auditivo externo para proteger al tímpano de condiciones externas extremas. La exóstosis no es necesariamente peligrosa en sí misma, pero al estrecharse el conducto auditivo se dificulta el drenaje de agua, cerumen y demás residuos que puedan introducirse en el conducto auditivo, lo que favorece las infecciones de oído recurrentes y dolorosas. Tener infecciones frecuentes puede llegar a provocar una pérdida de audición permanente. 

Pero Hans-Peter Uerpmann, un arqueólogo de la Universidad de Tübingen en Alemania no piensa que esto necesariamente esto signifique que la pesca fue particularmente importante en nuestra prehistoria.

"Los humanos han sido hábiles en adaptarse a diferentes nichos y ellos también han sido resultado de cambios en las condiciones ambientales", dice "No hay una obvia -y menos obligatoria- razón para creer que los humanos pasaron por una fase "acuatica" durante su evolución",


Sobre esta noticia

Autor:
Jean Bernstein (168 noticias)
Visitas:
6531
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.