Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Las facturas sombra llegan a la sanidad andaluza

20/10/2010 13:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha anunciado que las 'facturas sombra', un proyecto con el que se pretende dar a conocer a todos los pacientes, aunque sólo título informativo, el coste que su paso por los servicios de la sanidad pública andaluza tiene para el conjunto de las arcas públicas, comenzarán a emitirse de forma oficial el próximo lunes 25 de octubre en la empresa pública Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga).

Durante su comparecencia al término de la reunión del Consejo de Gobierno, Montero ha recordado que este sistema se implantará de forma progresiva hasta cubrir, "a finales de 2011", toda la red hospitalaria y de atención primaria, integrada por 45 hospitales y más 1.500 centros de salud.

Pese a la envergadura de este proyecto, ha asegurado en todo momento que la implantación de estas facturas informativas "no supondrán un coste adicional" a las arcas sanitarias, habló de "coste mínimo" o "coste cero", si bien se diferenciará del modelo de otras comunidades en que la factura andaluza ofrecerá "el precio real de cada procedimiento médico, quirúrgico o diagnóstico, y no una aproximación o coste medio del servicio".

De igual modo, ha puntualizado que estas facturas sombra "en ningún caso" se trasladarán a personas con otro tipo de aseguramiento pero que hacen uso de los sistemas públicos de salud --facturación a terceros, como las mutuas--, ni a personas afectadas por accidentes de tráfico, extranjeros o fallecidas.

La titular del ramo ha justificado esta medida, enmarcada en la política de 'Gobierno Abierto', en la necesidad de llevar a cabo "un ejercicio de transparencia y responsabilidad", al objeto de que los usuarios "sepan en qué se invierten sus impuestos".

En esta línea, ha vuelto a reiterar que el hecho de que los servicios prestados sean de carácter gratuito ello "no implica" que no les suponga a los propios usuarios un gasto, "ya que se financia a través de los impuestos". Por ello, ha resaltado que con este sistema también se pretende hacer una llamada a la "corresponsabilidad de todos" en el uso de los servicios sanitarios.

CÓMO SE CALCULARÁN LAS FACTURAS

En cuanto al cálculo o cómputo de cada factura, ha concretado que la misma se realizará "atendiendo a variables que van desde los costes directamente imputables a los procedimientos sanitarios, como los de personal o material fungible"; pasando por "los indirectos pero necesarios para el sostenimiento de la red asistencial, como los relativos a limpieza, seguridad, administración, cocina o pruebas diagnósticas complementarias".

Por ello, ha puntualizado que un mismo tratamiento "no tiene por qué tener el mismo coste imputable en un centro que otro". De hecho, y modo de ejemplo, ha detallado que la variabilidad de los costes de una cirugía mayor ambulatoria para las cataras "puede oscilar entre los 1.398 euros del Costal del Sol, a los 1.197 euros del Macarena".

Según Montero, esta variabilidad "significativa" atiende a cuestiones muy diversas que van desde "el número de procedimientos que realiza un centro dado, pasando por el personal disponible o los costes directos o indirectos".

COMPARACIÓN ENTRE CENTROS Y EXPERIENCIA DE UNA DÉCADA

En este sentido, ha expresado su convencimiento de que esta variabilidad permitirá avanzar en la eficiencia por centro y servicios, así como en sus comparativas, si bien ha asegurado en este punto que dicho instrumento no se utilizará como una forma de presión entre los propios hospitales públicos a modo de quien hace a un costo más bajo cada proceso asistencial.

"No entiendo por qué siempre se mira estas cuestiones en clave negativa o economicista", ha lamentado Montero a preguntas de los periodistas, quien ha zanjado esta posible polémica con el hecho de que este sistema cómputo de costes "se utiliza ya desde hace diez años; de ahí que este modelo sea tan robusto y validado internacionalmente". De hecho, ha declarado que "lo único que hacemos ahora es comunicarlo a los ciudadanos".

IMPLANTACIÓN ESCALONADA

Dada su "complejidad", la implantación del modelo se realizará de manera escalonada hasta completar toda la red sanitaria a finales de 2011 con los 40 procedimientos más frecuentes, con lo que se cubrirá el 50 por ciento de la actividad asistencial. De hecho, con este desarrollo paulatino se pretende que no suponga un esfuerzo extra para los profesionales ni un coste económico que dificulte su puesta en marcha.

Los documentos comenzarán a entregarse a pacientes de intervenciones quirúrgicas de hernias, vesícula y cataratas realizadas a través de cirugía mayor ambulatoria (que suponen el 33 por ciento del total de las que se realizan en Andalucía por este procedimiento) y a aquellos que han sido sometidos a pruebas diagnósticas digestivas y cardiológicas.

De este modo, y en relación al primer centro en la que se implantará, la factura informativa reflejará que una intervención de cataratas en el Hospital Costa del Sol de Marbella supone un gasto de 1.399 euros; una operación de hernia, 1.147 euros, y una de vesícula, 1.470. En cuanto a las pruebas diagnósticas, el coste de una gastroscopia en el centro hospitalario marbellí es de 64, 92 euros; el de una colonoscopia, 202, 13; el de una ergometría, 121, 72, y el de una ecocardiografía 100, 32.

En este primer pilotaje, está previsto que se emitan diariamente 60 documentos, que se ampliarán al resto de servicios del hospital de forma progresiva y escalonada. Tras su desarrollo en Marbella, el proyecto proseguirá en los hospitales de Pozoblanco (Córdoba), Jerez de la Frontera (Cádiz) y Antequera (Málaga).

Posteriormente, la estrategia se extenderá a las prestaciones hospitalarias de oxigenoterapia, ortoprótesis y diálisis, así como a las consultas de Atención Primaria y a las farmacias y ortopedias. El desarrollo de esta última aplicación no hospitalaria se realizará a lo largo de 2011, y consistirá en la comunicación a final de año de toda la actividad requerida por el ciudadano en atención primaria, médicos de familia, pediatras y enfermería comunitaria, además del coste farmacéutico total con indicación del gasto abonado por el usuario y del correspondiente al sistema sanitario.

Finalmente, la factura informativa incluirá también el coste que para el sistema sanitario público suponen incidencias como que los usuarios no se presenten a las consultas e intervenciones quirúrgicas programadas sin haber anulado previamente las citas.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
105
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.