Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edug escriba una noticia?

La "falsa"manifestación de la Diada en Barcelona

14/09/2012 18:57 10 Comentarios Lectura: ( palabras)

La manifestación no fue tal. Sino una demostración oficialista de adhesión al régimen y al separatismo. Un acto contrario a todo espíritu reividincativo y social. Sus modos autoritarios fueron evidentes así como sus objetivos

La demostración de fuerza del gobierno catalán efectivamente ha marcado un antes y un después. Y lo ha hecho en varios campos, pero búsquense la versión oficial si esperan encontrar en este texto las soflamas burguesas y el patriotismo de nuevos estados de manual, aquí no lo encontraran. Todavía hay ciudadanos en Cataluña que dejan la apatía o las mentiras de los cantonalistas para afrontar una realidad que se niega en los medios de comunicación catalanes. Un ejemplo único en Europa, junto con Kovoso en el cual todos los periódicos recogen otra vez (tras el estatuto, germen de todo esto) las mismas editoriales unitarias. La voz de su amo. Tenga el rotativo una ideología liberal, tradicionalista, rural, supuestamente izquierdista o hasta incluso anarquista. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Pero no nos dejemos llevar a engaño. La marea cuatribarrada que inundó Barcelona el pasado martes, no fue una manifestación. No, las manifestaciones son otra cosa. Lo que la Asamblea Nacional Catalana convocó fue un acto de adhesión al régimen y a una sola idea, la independencia. Las esteladas(banderas catalanas con una estrella azul muy similares a las enseñas de repúblicas caribeñas, africanas o de Timor Oriental ) superaron en mucho las banderas catalanas. Hasta aquí ninguna novedad. Lo que si fue es que la toma de las calles de Barcelona, fue un acto de agresión. Una manifiesta y descarada muestra de hostilidad hacia la sociedad civil no catalanista. Como si no puede ser llamada una reunión de miles de personas que ha contado con todo el apoyo del gobierno de la Generalitat, de sus organizaciones tentaculares filofascistas, que se financiaran del mismo modo que la casa madre Ciu (la casa gran del Catalanisme) sus “donaciones”, sus 3% y esta vez, s i de los impuestos de todos los catalanes.

Una manifestación instrumentalizada, financiada, y voceada por los medios públicos de Catalunya. Para sí quisieran Putin o Chávez tamaña movilización sin una sola reacción contraría ni prensa que los desprecie.

El acto fue ante todo antiespañol. Aunque la nula inventiva nacionalista y el más bien escaso desparpajo catalán provocó algunas pancartas, muchas de ellas por cierto copiadas de otros movimientos nacionalistas, algunos de ellos con crímenes de guerra a sus espaldas, lo que primo fue la iconografía. No en vano todos los medios que la habían proclamado y ayudado desde hace meses querían ayudar a la Generalitat a conseguir el mayor éxito propagandístico. En ese empeño ayudó sobre manera la realización y los enfoques de TV3, los fotógrafos y sus teleobjetivos, (estos pueden abrirse más).

La guardia urbana y los mossos d’esquadra se unieron a los esfuerzos de los organizadores cortando calles, frenando el ritmo de los congregados, desviando a las calles laterales adyacentes de menor caudal multitudes importantes: consiguiendo así un soberbio aspecto para la televisión y los medios gráficos. Es más que seguro que ni esta ni ninguna de las manifestaciones acaecidas en Barcelona ha superado, ni mucho menos el medio millón de personas. De hecho dudo que esta impresionante movilización pueda compararse con la que recorrió las calles el día de Huelga general que no contó con ningún apoyo oficial, ni con las instrucciones oficiales. Quizá si en número pero desde luego no en espíritu reivindicativo y mucho menos en defensa de los derechos del trabajador y contra la política neoliberal de la que CIU es el más fanático seguidor de la península ibérica. Incluso el PP le recuerda de vez en cuando que frene, como en el celebre caso de la euro receta o el de las farmacias que el gobierno central cataloga como ilegales. Aun así tampoco parece estar muy preocupado ni por eso ni por la demostración de fuerza separatista. El pacto fiscal ( el de verdad) y la trapacera disputa Bolinaga le han cegado. Y muy posiblemente eso tenga un gran coste para todos.

Y que decir del tipo de manifestante. Su único credo era el monetario y el clasismo. Sólo Catalunya paga, Catalunya es la víctima y a la vez el motor. El movimiento catalanista se nutre de dos elementos que ellos llaman transversales ; dinero y lengua. Personalmente los definiría de otra manera. Una manifestación con más asistencia de altos cargos que en una sesión de votación del Parlament no puede ser llamada ni irónicamente manifestación.

Lo extraño es que esto ni se vea ni censure. Sobre todo basándose en unos embutes tan burdos y ofensivos. No obstante aquí es imposible darse por ofendido sino se es catalanista, sólo ellos tienen ese derecho. Ellos son los únicos y auténtico perjudicados por los impuestos, por la crisis.

Los 1300 autocares fletados por instituciones oficiales o “semioficiales” contribuyeron a la riada independentista. Su perfil era muy variopinto. A excepción de algunos ejemplos de lumpen “integrado” y de algunos jóvenes que creen que lo que oyen cuando ven un partido retransmitido por TV3 la lengua catalana fue mayoritaria pese a ser aún y con todas las medidas de los sucesivos gobiernos catalanes, minoritaria.

Los había de todos los acentos. Eso sí en cuanto inquietudes políticas la cosa se iba reduciendo hasta alcanzar la mínima expresión. Que nosotros somos modernos y progresistas, que si somos más europeos, que si los otros viven del cuento, que si España es una potencia invasora para acabar en el mensaje aglutinador, el dinero.

Muchos miles de estas personas no han acudido ni lo harán jamás a otro acto que no sea de signo identitario. Esto quedaba muy patente en los comentarios, en su provincialismo cuando no primitivismo, y sobre todo ignorancia supina e la situación y capacidades actuales de Cataluña. Es necesario resaltar la gran cantidad de funcionarios que acudieron, los esplais de todo ámbito, también alguna profesora con sus alumnos, organizaciones “culturales “de toda laya y entes subvencionados varios. Llegando al paroxismo con la muy numerosa inclusión de menores, ataviados todos con su esteladas o pintados y con la asistencia de deficientes mentales-visuales que por supuesto no se saben dobles víctimas de las políticas de CIU.

Los más críticos llevaban camisetas con lemas contra los recortes en educación y a favor de una escuela en catalán. Esto ya queda para el buen juicio del lector, no tenemos por qué ser tan reiterativos como ellos.

Los sindicatos mayoritarios y todos los partidos políticos autonómicos secundaron la marcha y se regodearon del ambiente secesionista. Únicamente el PP y los muy vilipendiados Ciudadanos no acudieron por no aprobar semejante ruptura y quizá también por miedo a la muy pacifica concentración.

El Presidente Mas, con suma habilidad y cinismo decidió no asistir en una muy meditada decisión. Ante la inerte opinión de los no nacionalistas, se proclamó con una gran fatuidad Presidente de todos los catalanes. Pretende transmitir un mensaje de paz, de respeto a la convivencia y de magnanimidad paternalista( siempre por encima del hombro del catalanista burgués al “otro”) . Estos, por supuesto no forman parte del pueblo catalán, pero tampoco parece molestarle pues no es sumamente dócil y no oponen la menor resistencia real a sus planes. Como viene siendo habitual desde hace ya muchos, demasiados años.

Es muy consciente como buen nacionalista del mal momento que esta viviendo la sociedad española representa una gran ventaja. No en vano el desastre de Cuba alumbró los dos nacionalismos políticos españoles, el vasco y el catalán. El total y absoluto control de los medios en Cataluña además de una grandísima influencia sobre la educación ha permitido a los nacionalistas convergentes dar su gran huida hacia delante imposible sin la previa preparación del terreno propiciada por el Tripartit.

En su peculiar Ítaca no hay críticas hacia su gestión, la siempre mirada soberbia pequeño-burguesa-feudalista catalana que mira con desprecio al resto de sus vecinos que ayer explotó en la pobreza y que hoy han avanzado y desprecian. Ejemplo de ese odio clasista, no exento de un chovinismo de tintes racista hacia Andalucía y Extremadura, dos comunidades autónomas a las que les niega el derecho a serlo y a las que tilda de vagos. Su pecado, tener una sociedad reacia a sus mensajes y con una fuerte organización obrerista y de trabajadores. Cosa de la que Catalunya carece, y que se evidencia en la manifestación.

Este juego de las apariencias y de la hipocresía ha permitido a Mas abanderarse como un sacrificado en aras del bien común de Catalunya, victimizándose ante los independentistas, asumiendo que es protagonista de las presiones autoritarias y en contra de la libertad que recibe por parte del gobierno español. Mientras dice huir de la ruptura, la fomenta en su mismo discurso, al afirmar que lo mejor de Catalunya estuvo en las calles de Barcelona. Al mismo tiempo repite que la “manifestación” no fue en contra de nadie y que su espíritu fue festivo. Yo diría más bien que es el mayor chantaje realizado en democracia desde que esta existe en España y una demostración de fuerza de tintes militaristas que recuerda a otras latitudes peninsulares a las que quiere emular en su fiscalidad.

Por este lado resulta altamente sospechoso y muy significativo que los mal llamado partidos de izquierda catalanistas, ( en Catalunya no existe izquierda como quedó bien patente el 11 y 12 de Septiembre) no censuren ni cuestionen los privilegios medievales de los que goza Navarra y el País Vasco ni la importancia de la violencia para su consecución. Cuando el localismo, cuando lo minoritario substituye a la conciencia de clase, al bien común y al internacionalismo deja de ser izquierda para ser otra cosa que nada tiene que ver.

Y que decir del tipo de manifestante. Su único credo era el monetario y el clasismo. Sólo Catalunya paga, Catalunya es la víctima y a la vez el motor

La quema de banderas española, francesa y europea a manos de los CUP sin que nada pasará. No hubo disturbios más allá de los monedazos que los pacíficos manifestantes lanzaron a Durán, el único que no se enteró que la marcha era independentista, ni intervención policial.

Una actitud muy diferente por parte de los tan violentos mossos de pasadas ocasiones. Todas ellas manifestaciones en contra del gobierno de la Generalitat. Tiempo tendrán cuando las expectativas se vean defraudadas.

En cuanto a la voluntad festiva y plural de este movimiento transversal catalanista, cabe decir que todo aquel que sospeche de sus verdaderas intenciones( muy claras) o los critique abiertamente recibe por respuesta apelativos tan cariñosos como fascista, colono, charnego de mierda etc… etc…

Altamente irónico cuando durante este pasado fin de semana se han multiplicado en muchos municipios catalanes marchas con antorchas nocturnas a favor de la independencia. Todo un disfrute para los nuevos aprendices de Riefenstal. Además de las quemas autorizadas de banderas españolas que ya no constituyen ninguna noticia ya que ni siquiera escandalizan, cosa que enardece los ánimos de los más radicales que van creciendo en número.

Todos estos signos de buena convivencia y de gran tolerancia.

Artur Mas juega también la carta del “seny”. Como buen catalán, él se cree el mejor negociador, y ante Rajoy se presentará en plano superior, tiene el apoyo de una nación y un “rescate” de 5021 millones que tampoco hay que poner en peligro, pues peligran muchas nóminas y el funcionamiento.

Por cierto el gentilicio catalán ya tiene propietario, por si alguna vez alguien lo había dudado. Es inútil atribuírselo sin ser fiel al régimen y ser un defensor de la lengua y de la estrechez(mental) y territorial. No causará más que sonrisitas entre la altivez y la condescendencia. Mas sabe muy bien lo que hace. No quiere ciudadanos, sólo buenos catalanes, el resto es algo residual, si anima al Barça, parla Catalá y no se revela como español no merece mayor preocupación. Y sino que aprendan de los “nouvinguts” fieles al poder trincador de la Generalitat. Es cuestión de venderse y en esto CIU y sus acólitos catalanistas son sumamente hábiles.

No obstante lo del 11 de Septiembre de 2012 es más que la celebración de un hecho histórico sin razón de ser para constituir una Diada festiva. Lo han convertido en un punto de inflexión. La naturaleza totalitaria es tal que se ha superpuesto en Catalunya con una masiva intoxicación informativa a hitos históricos tan relevantes y tristes como el bombardeo de la casa de la Moneda en Santiago de Chile( con el modelo económico de Pinochet como referente para CIU)o los atentados a las torres gemelas que quedarán al margen de la historiografía regional.

Mas tiene poder, esta exultante, ha mostrado músculo. Ese militarismo que apuntaba antes, no e s casual, hemos sido invadidos por las gestas de los resistentes catalanes, como si la guerra de sucesión fuera una guerra nacional inexistente y no una disputa dinástica con nula relevancia del pueblo. Fuese catalán o moravo.

La casi total uniformidad de muchos asistentes y la grandísima cantidad de banderas separatistas es otro signo alarmante. Buscaba un objetivo, apabullar, y convencer.

La violencia soterrada es un elemento indispensable para el éxito del movimiento soberanista.El 11 de Septiembre han dado el primer gran paso. La antipatía se ha convertido en intransigencia.

Con algunos no lo ha conseguido, ni nos hemos pasado al bando “ganador” como ha hecho el pleno de la clase política ni nos resignamos con un, es que el pacto fiscal es justo o ya se les pasará. Lo importante es el Barça. Dirán otros, todavía inconscientes de que es otro instrumento más en una auténtica escalada de la manipulación. Ahí esta Guardiola y el cerúleo retrogrado Rosell.

La Generalitat sigue con su mismo discurso, apela al sacrificio, a las dificultades en el camino hacia la libertad. Insiste en que la responsabilidad de la crisis es siempre del otro, España. El enemigo número uno, el opresor del sentir mayoritario del pueblo catalán. Esto y sus cuentos de la lechera que cifra en deudas y expolios milenarios varío le exonera de toda responsabilidad. La que dice ser su oposición le salva de ir a juicio por el Caso Palau, la Caixa se niega a dar cifras y balances, pese a ser blanco d e la investigación policial y Oriol Pujol y sus secuaces(esposa incluida) ni siquiera son imputados por un escándalo de financiación ilegal que empequeñece y mucho a los muy mediáticos casos de Urdangarin y Camps.

Algunos como Mónica Terribas, Jordi Basté, Mikimoto y Jaume Roures todos ellos campeones del libre pensamiento se preocupan por la inversión pública en los medios de una hipotética Catalunya independiente en la que se debe reducir el castellano a la mínima expresión y tener eso si liquidez para comprar partidos de la “Champions”.

Lástima no cale el modelo valenciano y su ERE, pese a ser la deuda del Canal 9 la mitad que TV3. La deuda de Catalunya con el gobierno Central es de más de 41, 000 millones. Ha sido una de las tres CCAA que más ha recibido del estado en infraestructuras en los últimos diez años.

Tiene las mayores competencias dentro de España. Presenta el mayor índice de fracaso escolar de todo el país. Las denuncias contra su policía por malos tratos y abusos se han triplicado en los últimos años. Se han apoyado actos partidistas y la única lengua vehicular en muchos círculos oficiales es la menos hablada.

Es junto con la Comunidad de Madrid la que más políticas neoliberales aplica. En Catalunya este año han ido a la calle más de 30, 000 trabajadores públicos. Mientras tanto la Presidenta del Parlament, al que han cambiado el escudo real borbónico por las cuatro barras, habla de un sueldo mínimo de 3000 euros mensuales para un diputado del Parlament.

El ambiente se envenena, la falsedad histórica se acentúa, la intromisión catalanista en todos los órdenes de la vida se agudiza, en vistas de un 2014 que se hará muy lejano por el irresistible paso de los días hasta la conmemoración de una derrota que se convertirá según su nociva mentalidad en libertad.

Y lo dicen de un señor al que no escatiman en ofrendas florales que murió en la cama, viviendo de rentas.

Ya han golpeado con el puño cerrado, pero no lo han hecho contra el PP ni contra Madrid, lo han hecho en primer lugar contra los cuidadnos, contra el progresismo, contra el trabajador y quienes aspiran a serlo. Sin autocritica por una gestión recortadora y discriminatoria y esta deriva derechista sustentada en un modelo económico en el que lo privado se impone pese a una conculcación clarísima de la ética y de unos estatutos que debería cumplir cualquier político (mutuas de Boi, hospital de Reus, impagos a los centros geriátricos, cierre de Caps, quirófanos) sólo cabe llamar a la resistencia, al activismo, y a la responsabilidad no ejercida por esta indigna clase dirigente que quiere quebrar todo aquello que suene a social para construir su paraíso monolingüe, neocon, endogámico, y claro privado. El resto serán metecos, eso si con cuatro barras, y nivel de autosufiencia de catalán. Pero muchos no queremos esa suerte y no podemos permitirnos el lujo de la apatía a pesar que nadie parezca apoyarnos. Y también tenemos músculos, y lo demostraremos. Nos jugamos el futuro.

O que si fue es que la toma de las calles de Barcelona, fue un acto de agresión. Una manifiesta y descarada muestra de hostilidad hacia la sociedad civil no catalanista


Sobre esta noticia

Autor:
Edug (178 noticias)
Visitas:
2411
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
-11
+ -
Responder

Usuario anónimo (15/09/2012)

Este comentario ha sido marcado como spam.
Mostrar
-9
+ -
Responder

Usuario anónimo (15/09/2012)

Este comentario ha sido marcado como spam.
Mostrar
-15
+ -
Responder

Un Catalán (16/09/2012)

Este comentario ha sido marcado como spam.
Mostrar
10
+ -
Responder

argivo1gml (21/09/2012)

descripción muy inteligente que muestra las similitudes con el laboratorio de la Alemania nazi y el totalitarismo feudal catalanista. Ya no tienen freno, por la debilidad del Estado frente a sus avances perversos durante años y a una ley electoral que les da un poder político que no se corresponde con el porcentaje real que les vota.Yo te recomiendo que planees tu marcha antes de que sea tarde para huir. La historia se repite, y deberías aprender las lecciones del pasado.

-11
+ -
Responder

Usuario anónimo (26/09/2012)

Este comentario ha sido marcado como spam.
Mostrar
13
+ -
Responder

ulinax (29/09/2012)

Qué gran artículo, es un análisis además de certero entretenido. Bueno para desdramatizar a los afectos al régimen nacionalista.

-8
+ -
Responder

Núria (09/10/2012)

Este comentario ha sido marcado como spam.
Mostrar