Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pirlo De Félix escriba una noticia?

El falso payaso y Pirlo de Félix

11/04/2010 16:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este es un caso real qué tanto ocurre en mi ciudad cómo ocurre en todas las ciudades dónde actuan este tipo de personajes

Durante los días que hace sol o que la temperatura es más calurosa que el invierno mi pasatiempo favorito es salir a pasear por las calles de mi ciudad, Castellón es una ciudad muy tranquila. Si el Ayuntamiento de Castellón instalara unos medidores de dióxido de carbono y lo resultados los publicase en su página Web tendrían el gozo los amantes de la naturaleza y la ecología de saber lo poco contaminada que está esta ciudad.

Castellón de la plana linda al este con el mar mediterráneo y al oeste con un paisaje montañoso. Yo creo que la polución de los coches no afecta al clima, ni enrarece, ni contamina el aire, que los peatones respiramos cuando caminamos.

Yo salgo a caminar sin rumbo establecido si ese día hace buen tiempo, me siento en una terraza a relajarme y tomar el sol y ver al resto de paseantes cómo van en una, u otra dirección. Unos van paseando con el carro de los niños, otros van con el carro de la compra hacia el mercado.

Yo en ese aspecto aquí me encuentro a gusto me siento anímicamente, “pacífico y sin polución”, puede ser que la no contaminación, esté debida en gran parte a que el la ciudad no hay ninguna gran fábrica con una chimenea de la cuál salen constantemente vapores contaminantes. Aquí se respira bastante aire puro que además es bueno para los pulmones y para el aparato respiratorio en general. Es saludable salir a callejear por el centro de esta ciudad.

Desde hace unas semanas me siento más en terrazas al aire libre, ya que el frío polar, alpino, siberiano, a dado paso a algunos días primaverales dónde ya se pueden ver los primeros destellos de sol. A partir de las diez de la mañana estoy viendo por la zona de Huerto de Sogueros y Plaza de Santa Clara, a un falso payaso que infla globos y luego hace con ellos una especie de lazos y entrelazos hasta que le da una forma extraña al globo y luego se apresura a buscar un cliente que se lo compre.

Este pseudo payaso circula por el centro de esta ciudad y puede ir con la cara pintada o incluso lo he llegado a ver disfrazado de oso color amarillo. Seguramente para llamar más la atención de sus clientes.

Sus clientes son los niños que empiezan a aprender a caminar o que aún van en el carrito que sus padres le compraron para sacarlos a pasear, deporte que se practica en esta ciudad y que es conocido por todos.

El hinchador y después vendedor de los globos se acerca a la criatura que indefensa, ve en el falso payaso un regalo. La inocente criatura al ver el objeto hinchado de colores varios y formas variadas y diversas se siente animado a cogerlo debido al impulso qué en ese momento tiene la inocente criatura.

Es en ese momento cuando el payaso disfrazado de oso amarillo aprovecha para decirle a la madre o al padre de la criatura:

-“Cuesta un euro el globo del niño”.

Ningún padre va expresamente hacia el falso personaje con la intención directa de comprarle un globo al niño.

Si el padre acaba de llegar a una zona de ocio cómo és un parque dónde los infantes juegan o se pasean, algunos sólo gatean tomando el sol y si por alguna razón al pedirle el euro por el globo el padre no lo lleva en la cartera, el falso payaso disfrazado de oso amarillo le quita a la criatura el globo que anteriormente le había dado. Con la consiguiente llorera que coge la criatura a ver que le quitan un objeto que tenía en la mano.

-Vaya dijo un padre que salía a pasear al niño, después de que el payaso disfrazado de oso amarillo le quitara el globo, “salgo de casa para que mi hijo tome el fresco y el sol esta mañana que hace buena temperatura y a los tres minutos de estar aquí ya está llorando por culpa de no tener yo un euro encima para pagarte a ti el globo”.

Me deja perplejo ver cómo se gana el sustento el falso personaje. Que puede ser el mismo autor que hace las mismas obras en otras localidades, de este país o de otros países, lo que aquí denuncio es el gesto de ir a buscar a una criatura y jugar luego con el padre a que le pague el globo que le acaba de dar a su hijo o hija, nieto o nieta.

Esto que hace este falso payaso disfrazo en ocasiones de oso amarillo no es otra cosa que una venta ambulante y un forma de provocar la imaginación de un bebe, y luego si su padre o su madre, incluso los abuelos que también sacan a pasear a sus nietos no pagan el canon al vendedor ilegal que circula por las Plaza Santa Clara y Plaza Huerto Sogueros de Castellón, el paseo matutino acaba en llorera por culpa del globo y del vendedor ambulante que sin tener licencia del ayuntamiento ni permiso de ninguna otra institución, el falso payaso disfrazado de oso amarillo va dando, y después quitando globos a los niños y niñas de muy tierna edad.

Estos niños y niñas que aprender a caminar resguardados del tráfico rodado no son conscientes de que son la presa de un personaje disfrazado de oso amarillo o va con la cara pintada cómo si de un payaso se tratara. Los padres cuando ven al payaso tienen que escoger entre la opción de comprarle un globo o salir de ese sitio para que su hijo se evite el tener que acabar llorando por culpa del globo.

Debe de ser ilegal ir por las calles disfrazado de una cosa que no eres, cualquier agente de la policía local se podría acercar al oso amarillo o al pseudo payaso hinchador de globos y decirle si tiene licencia para dar o quitar globos a los niños, si sus padres no le dan el euro correspondiente.

¿Está regulado éste oficio? buscar a un cliente en el parque dónde esta aprendiendo a caminar o jugando con otros niños en los trampolines o caballitos de madera de las placetas y que se acerque el vendedor a de globos a niño a darle un globo, y sea el globo o la llorera, que coge después la inocente criatura, cuando le quita el globo, sirva de coacción al mayor que le acompaña.

Yo creo que éste pseudo payaso se pinta la cara de colores varios para que no lo conozcan o se disfraza de oso amarillo para que no se le vea la cara dura que tiene, de incitar a las criaturas aún indefensas, y pedirle el euro al mayor que los acompaña. Este payaso debería hacer los regalos a los niños por que nacieran de él, por su propia iniciativa, y no ir expresamente a buscar en la inocencia de los niños y niñas que por las placetas toman el sol o juegan en un espacio cerrado al transito.

He encontrado también grupos de gente joven que hacen lo mismo que el falso payaso disfrazado, pero éstos pertenecen a una entidad sin ánimo de lucro, que hinchan globos y le dan formas extrañas; además de fotografiarse con los niños, y niñas que a su paso encuentran, estos luego no van a pedir limosna lo hacen con un gesto altruista y de buena voluntad.


Sobre esta noticia

Autor:
Pirlo De Félix (64 noticias)
Visitas:
435
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.