Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

La familia de la joven gallega desaparecida confía en la investigación policial, pero no descarta detectives privados

06/10/2010 12:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La familia de Sonia Iglesias Eirín, desaparecida el 18 de agosto en Pontevedra, sigue confiando plenamente en la labor de la Policía Nacional para averiguar su paradero, aunque no descarta adoptar otras medidas, como recurrir a detectives privados, si en el plazo de seis a doce meses los agentes no logran averiguar "qué pasó, dónde está o quién se la llevó, si es que se la llevó alguien".

Así, la familia baraja la contratación de detectives privados, si bien por el momento, sus padres y hermana se encuentran "en la fase de esperar a que la Policía resuelva", según ha explicado, en una entrevista concedida a Europa Press, la hermana de Sonia Iglesias, María del Carmen Iglesias.

Aunque mantienen contactos periódicos con los agentes que llevan el caso, no son partícipes de las novedades que pueda estar deparando el trabajo policial. "La investigación es secreta y no nos dicen nada, solo que siguen en ello y que tienen todos los medios a su disposición", ha señalado la hermana de Sonia Iglesias. Los familiares se aferran al compromiso de la Policía, para lo que se basan en que "los inspectores de la unidad de desaparecidos siguen en Pontevedra y el helicóptero sigue dando vueltas".

De todos modos, la familia Iglesias Eirín mantiene su interés en desplazarse a la Moncloa para reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ya mantuvieron encuentros con el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro; el subdelegado en Pontevedra, Delfín Fernández; y el alcalde de la ciudad, Miguel Fernández Lores. El objetivo de estas entrevistas es pedirles "que se mantengan los efectivos y no disminuyan el ritmo de trabajo, que es lo que nos da ánimo y esperanza".

CASI 50 DÍAS

Este jueves se cumplirán 50 días de la desaparición de Sonia Iglesias, coincidiendo además con su 38 cumpleaños. "Es un mes muy jorobado", lamentó su hermana, al recordar también que este próximo jueves día 14 el hijo de Sonia Iglesias cumplirá 9 años. "No importaba tanto si éste es un mes malo como si al siguiente se soluciona, lo importante es que no sean todos los meses igual", explicó, en alusión a la incertidumbre.

En declaraciones a Europa Press, María del Carmen Iglesias reconoció, sin poder contener la emoción, que "lo peor sería que no apareciese y nunca más se supiera nada". En este sentido, asumió que, si se produjera un desenlace luctuoso "al menos sería un final, porque de la otra manera no hay final".

"Lo único que podemos hacer es esperar y confiar en que la policía la encuentre", añadió con resignación. Y aunque saben de la existencia de asociaciones de familiares de personas desaparecidas, todavía no han contactado con ningún colectivo de esas características.

Su principal mensaje a la ciudadanía en los últimos 50 días es siempre para pedir que "si alguien sabe algo, por insignificante o absurdo que parezca, que llame a la Policía para intentar que esto se solucione y la encuentren". María del Carmen Iglesias se ha mostrado comprensiva con la labor policial y el sigilo que rodea las investigaciones, argumentando que "no es fácil encontrar al posible o posibles culpables en un caso tan raro, difícil e inexplicable, que necesita su tiempo".

APOYO AL HIJO

Para afrontar la desaparición, tanto María del Carmen Iglesias, como su madre, su padre y su sobrino, están recibiendo asistencia psicológica. Después de casi un mes apartada del trabajo, ha retomado su actividad profesional "y aunque estás distraído, nunca te olvidas", explica. "Quienes peor lo llevan son mis padres", un prejubilado y una ama de casa, que "al estar más tiempo solos y desocupados, le dan más vueltas a la cabeza".

En el caso del hijo de Sonia Iglesias, la familia está pendiente de "protegerle" de forma especial, "no poniendo la televisión o no leyendo el periódico delante de él". Después de ocultarle en un primer momento la desaparición de su madre, sus abuelos y tíos optaron --ante el comienzo del curso académico-- por recurrir a una psicóloga para explicarle la situación.

"Lo que sabe es que su madre está desaparecida y que todos la estamos buscando", ha indicado. Así, tanto en el ámbito del hogar como a nivel escolar "se procura no hablar del tema excepto que él pregunte y se le conteste de la manera más natural posible".

En cuanto al compañero sentimental de Sonia Iglesias y padre de su hijo, María del Carmen Iglesias sostuvo que "ellos tenían una relación de pareja normal" y "nunca" presenciaron "nada anormal", por lo que la familia sigue descartando que éste pudiera estar relacionado con su desaparición, argumentando que "si alguien lo sabe será la Policía". Mantienen trato directo con él porque se ven y hablan "para quedar con el niño", ha comentado la hermana, quien respeta "su decisión" de estar al margen de las movilizaciones y los medios "porque no le apetece o no se verá con fuerza", indicó.

En cuanto a los rumores sobre el posible paradero de su hermana, María del Carmen Iglesias ha manifestado que "no aportan ningún beneficio y hacen daño". "Pero como no se sabe de dónde surgen, no se puede hacer nada", ha lamentado.

A pesar de esos comentarios puntuales, la familia de Sonia Iglesias incide en el agradecimiento a los vecinos, amigos, compañeros y ciudadanos que se sumaron a las concentraciones de apoyo y enviaron una cantidad de mensajes cuya cantidad y contenido dijo que prefiere "no saber, porque supone volver a la herida continuamente".

"MUY DURO"

Precisamente, fue el estado de salud de sus padres lo que llevó, según María del Carmen Iglesias, a suspender las movilizaciones. "Sobre todo por mi madre, porque era muy duro para ella y cada vez estaba más hundida". Aún así, los familiares siguen percibiendo el apoyo social ante "personas que, incluso sin conocerte de nada, se acercan para dar ánimo", una actitud que asocian a que Sonia "es muy querida, la gente la apoya y espera, como nosotros, una solución, una respuesta, saber qué le pasó".

Con motivo del cumpleaños de Sonia Iglesias, sus allegados se reunirán en el hogar paterno, en el barrio de Monte Porreiro. Según María del Carmen Iglesias, en fechas señaladas se celebraban comidas familiares, un aspecto en el que su hermana destacaba por ser "tan buena cocinera como nuestra madre y tan buena repostera como nuestro padre".

Su aniversario coincide con los 50 días de su desaparición, una efeméride para la que no hay "nada especial" programado, según ha matizado. "Si surge, nosotros acudiremos, como en anteriores ocasiones", concluyó María del Carmen Iglesias.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
173
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.