Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hoyesarte.com escriba una noticia?

Una familia judía exige a Hungría 40 obras valoradas en 100 millones de dólares

28/07/2010 23:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los herederos de Baron Mór Lipót Herzog, un banquero húngaro de origen judío y gran coleccionista de arte, pleitean en un juzgado de Washington DC contra el Estado húngaro. Entre 1913 y 1928, este millonario compró por toda Europa obras de Velázquez, Renoir, Corot, Cezanne, El Greco, Degas, Franz Hals, Daumier, Cranach... En 1928 había conseguido reunir 2.500 obras de arte y se le consideraba el mayor coleccionista de la época.

En 1940, Herzog murió y su colección pasó a ser propiedad de sus tres hijos, Erzsébet, István y András. Durante la guerra, Hungría se alineó con el Eje y András fue enviado a un campo de trabajo en 1942, muriendo un año después. En 1944, un partido abiertamente fascista formó gobierno y 440.000 judíos húngaros fueron entregados a los nazis. István Herzog escapó milagrosamente.

En mayo de 1944, el Gobierno húngaro impuso a los judíos un decreto obligándoles a registrar las obras de arte que estuvieran en su posesión. Los Herzog quisieron enterrar sus tesoros, pero el Gobierno supo de sus planes y lo impidió.

Más sobre

Sin embargo, los soviéticos entran en Budapest en otoño del 44 y, tres años más tarde, el tratado de paz entre Hungría y los aliados hizo una mención específica a la colección de los Herzog, reafirmando que su propiedad correspondía a sus herederos. Sin embargo, la ascensión del estalinismo impidió tal restitución y muchas de las obras de la colección aparecían abiertamente en los museos estatales húngaros. Entre ellas, tenía un lugar destacado La agonía en el jardín de El Greco.

Hasta que, tras la caída del comunismo, os supervivientes de la familia, establecidos en Estados Unidos, se lanzaron a recuperar el tesoro familiar. En 1997, el Estado húngaro reconoció que era necesaria una comisión que estudiara el caso. Después, no hizo nada. Los Herzog presentaron entonces una demanda en un tribunal de Budapest, que en 2008 desestimó sus aspiraciones.

Ahora, los herederos pleitean en la justicia estadounidense. Sus demandas: la restitución de 40 obras de arte, valoradas en 100 millones de dólares, y el establecimiento de una comisión que haga inventario de aquellas cuyo origen es "sospechoso". La mayor causa en la historia del proceso de restitución del arte expoliado a los judíos, según afirma The New York Times.


Sobre esta noticia

Autor:
Hoyesarte.com (7381 noticias)
Fuente:
hoyesarte.com
Visitas:
1223
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Licencia Creative Commons
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.