Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

La familia Le Pen o 50 años de una saga política fuera de lo común

10/04/2015 13:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Una exmujer desnuda en Playboy, una hija mayor apartada por disidente, una guerra abierta con la menor, Marine, su sucesora al mando del Frente Nacional: la saga familiar del líder de la extrema derecha francesa, Jean-Marie Le Pen, tiene todos los elementos del culebrón político.

Hubo un tiempo en el que transmitían una imagen de tribu unida: el padre de familia, Jean-Marie, posaba al lado de su mujer, Pierrette, y de sus tres hijas, todas rubias y sonrientes, en la entrada de su casa señorial de Montretout, en la región parisina. Sin embargo, la aparente armonía se resquebrajó.

"A uno solo lo traicionan los suyos", declaró esta semana Jean-Marie Le Pen, en una larga entrevista para el semanario francés Rivarol. Primera 'traición': la de la madre de sus hijas, Pierrette Lalanne, protagonista de un divorcio violento y mediatizado en 1987, que acabó en escándalo público cuando posó desnuda en ocho páginas de la revista Playboy.

Las cosas se complican luego con su hija mayor, Marie-Caroline Le Pen, primera heredera del patriarca, casada con un responsable disidente del Frente Nacional (FN). En 1998, elige el bando de su esposo a raíz de la escisión política. El clan Le Pen la aparta de inmediato.

Las relaciones son menos turbulentas con Yann, su segunda hija, madre de Marion Maréchal-Le Pen, la joven promesa del Frente Nacional, diputada desde 2012. Jean-Marie no escatima en elogios para su nieta, con la que dice tener una buena relación. "A veces nuestros hijos, nuestros nietos, nos brindan grandes alegrías (...), pero otras, nos causan inquietud y pena", aseguraba hace poco. Se cuenta incluso que fue el abuelo quien convenció a su nieta de entrar en política.

- 'Clon de su padre' -

image

En los últimos años, las relaciones se han tensado con su hija menor, Marine Le Pen -"el clon absoluto de su padre", según Pierrette-, que le sucedió al frente del partido en 2011.

Más sobre

"Me fastidia", suele decir Marine a propósito de su padre, según varios de sus allegados. Desde que ella emprendió un ejercicio de 'desatanización' del polémico partido, Jean-Marie parece disfrutar yendo a la contra y multiplicando las provocaciones.

El histórico líder ultraderechista habla de los gitanos como de una presencia "olorosa y urticante" que roba "naturalmente". Y repite unas palabras que causaron escándalo sobre las cámaras de gas: "Un detalle de la historia de la Segunda Guerra Mundial". También defiende al mariscal Pétain, símbolo máximo de la colaboración francesa con la Alemania nazi, y aprovecha para criticar las decisiones políticas de su hija.

Estas últimas declaraciones del fundador del Frente Nacional fueron la gota que colmó el vaso. "Su estatuto de presidente de honor no lo autoriza a tomar el FN como rehén, ni a provocaciones tan burdas cuyo objetivo parece ser perjudicarme pero que, por desgracia, golpean con dureza a todo el movimiento", reaccionó Marine.

La presidenta del partido confesó el jueves, con la boca pequeña, que "sentía dolor como hija", pero invitó a su padre a retirarse de la política y asumió personalmente la decisión de abrir un "expediente disciplinario" contra él. En el ojo del huracán, el patriarca se muestra duro como una roca: "No soy el homo 'boca abajus'", Marine Le Pen quiere mi muerte, quizá, puede ser, pero no debe contar con mi colaboración".

Incluso Marion se distanció esta semana de las palabras de su abuelo. Y su partido piensa en ella como candidata para las elecciones regionales de diciembre en Provenza-Alpes-Costa Azul (en el sudeste del país), allí donde quería presentarse Jean-Marie.

El pasado otoño, Marine, que seguía viviendo en la casa familiar, se mudó. La menor de las tres hijas, que suele referirse a su padre como "Le Pen", no apreció que uno de los perros de su padre atacara a su gato. "Es la bronca familiar porque se quemó la tortilla", relativizó entonces Jean-Marie, comparando la pelea con problemas de viejas parejas.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
4777
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.