Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

Fernando Vázquez Ocaña por Francisco Arias Solís

22/02/2010 19:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz del primer biógrafo de García Lorca

EN EL CENTENARIO DE

FERNANDO VÁZQUEZ OCAÑA

(1910-1966)

El Frente Popular se basa en la continuidad del Estado

democrático y constitucional, pero además entraña el designio -y

ello es lo más original de nuestra revolución- de que los partidos

y organismos sindicales dispongan de un margen suficiente para

experimentar sus propias concepciones, confrontándolas con la

lección de los días.”

Fernando Vázquez. Hora de España.

LA VOZ DEL PRIMER BIÓGRAFO DE GARCÍA LORCA

El día 10 de mayo de 1930, el diario La Voz de Córdoba publicaba que la policía había sorprendido a las cuatro de la madrugada a D. Joaquín García Hidalgo, D. Antonio Hidalgo Cabrera, D. Enrique Moreno Rodríguez y D. Fernando Vázquez Ocaña cuando estaban intentando destruir el rótulo de la calle José Cruz Conde. Como es sabido, José Cruz Conde fue un militar fascista, nombrado alcalde de Córdoba en la dictadura de Primo de Rivera, y uno de los principales artífices del levantamiento militar en Córdoba. Joaquín García Hidalgo era periodista, masón y diputado socialista, asesinado a los pocos días de la rebelión militar del general Franco. Antonio Hidalgo Cabrera, abogado, fue jefe de la minoría socialista del Ayuntamiento de Córdoba y, posteriormente, concejal independiente. Enrique Moreno Rodríguez era escultor, conocido como “El Fenómeno”, profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba, fue asesinado en septiembre de 1936. Fernández Vázquez, poeta, periodista y diputado socialista, autor de la primera biografía de Federico García Lorca, murió en el exilio.

Fernando Vázquez Ocaña nació en Baena, Córdoba, en 1910 y falleció en México en 1966. Se trasladó a la capital cordobesa siendo muy joven y trabajó en una oficina mientras estudiaba. Colaboró en el Diario de Córdoba y al ser designado redactor-jefe de la revista Andalucía, profesionalmente se volcó en el periodismo. Fundó y dirigió las publicaciones Política y El Sur. Era miembro de la tertulia del café confitería la Perla, a la que asistían, entre otros, el destacado librero Rogelio Luque Díaz, el pintor Ángel López-Obrero Castiñeira y el escultor Enrique Moreno Rodríguez “El Fenómeno”. Fue redactor-jefe de Popular, revista quincenal en la que colaboraba Juan Rejano. En 1933 fue elegido diputado socialista por Córdoba. Fijó su residencia en Madrid donde, además de ejercer la actividad parlamentaria, fue redactor-jefe del diario El Socialista, órgano principal del Partido Socialista Obrero Español. La guerra provocada por la rebelión militar del General Franco le llevó a Valencia donde fue director del diario El Mercantil Valenciano, que mantuvo su publicación hasta los últimos días de la guerra. Colaboró en Hora de España, revista en la que escribieron los escritores más prestigiosos del momento. Fue jefe de prensa en el Ministerio de Hacienda y en la Presidencia del Gobierno con Juan Negrín. En los últimos meses de la guerra, residió en Barcelona, donde dirigió el periódico La Vanguardia. En Barcelona falleció su esposa María Jiménez y los ocho hijos del matrimonio fueron acogidos por familias belgas. Al finalizar la guerra se exilia en Francia. Su libro Pasión y muerte de la Segunda República fue impreso y encuadernado en París, en 1940, pero debido a la toma de la capital francesa por las tropas nazis, el libro no pudo salir a la venta y desapareció. Se ha recuperado recientemente. En el se detallan los problemas que encontró la Segunda República para modernizar el país, entre ellos, la clara tradición intervencionista del ejército en la política del país. Con un espíritu autocrítico se analizan los errores propios y las desavenencias que tuvieron lugar en la zona republicana durante la guerra civil.

El intelectual cordobés se mantuvo fiel a sus ideales socialistas y a la república democrática

Tras una breve estancia en París, el periodista cordobés, una vez que reunió a sus numerosos hijos, se trasladó a México. Allí fue el editor literario de El Socialista, y escribió biografías, guiones de cine y dio conferencias en el Centro Andaluz, en cuya creación colaboró, junto con Matilde Cantos y los poetas Pedro Garfias y Juan Rejano. Amigo de Federico García Lorca, publicó en 1957, García Lorca. Vida, cántico y muerte, que fue la primera biografía del poeta granadino.

El intelectual cordobés se mantuvo fiel a sus ideales socialistas y a la república democrática. Y como dijo el gran periodista: “El Frente Popular es exactamente un esfuerzo para que la política determinada por la guerra y la política que los partidos y las organizaciones determinan sean una misma cosa indivisible”.

Francisco Arias Solís

La libertad no la tienen los que no tienen su sed.

Portal de Internautas por la Paz y la Libertad y de Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
274
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.