Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jch escriba una noticia?

Festival de cine fantástico de Sitges 2009: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

15/10/2009 23:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La sesión sorpresa del Festival de Sitges el pasado domingo 11 de octubre fue realmente una primicia estupenda. La segunda parte de la saga Millennium

Todos aquellos que aman el trabajo del difunto Stieg Larsson y pudieron acercarse al Auditori Melià debieron sentirse realmente afortunados de poder disfrutar de la continuación cinematográfica de Los hombres que no amaban a las mujeres.

Allí tuvieron la ocasión de reencontrarse con la fascinante Lisbeth Salander acompañada (es un decir ya que en esta ocasión no comparten plano en toda la película) por el periodista Michael Blomksvist interpretados respectivamente por Noomi Rapace y Michael Nyqvist.

Respecto al argumento es de suponer que a estas alturas hay pocas personas que no estén familiarizadas con la trama. Baste decir en un apunte de pocas líneas que una vez solventado el caso de la desaparición de Harriet Vanger en la primera película los protagonistas deben luchar esta vez, cada uno con sus propios medios, por demostrar la inocencia de la hacker más asocial que ha surgido del frío, acusada del asesinato de una joven pareja que colaboraba con la revista Millennium. Lo cual relaciona el caso directamente el caso a Michael Blomksvist, copropietario de dicha publicación.

En opinión de quien esto suscribe la adaptación del libro en material filmado está excepcionalmente conseguida. Particularmente me ha sorprendido sobre todo la logradísima caracterización de los personajes, no solo los principales que ya pudimos ver en el primer film. Sino también otros más secundarios como puedan ser Miriam Wu, la amiga y ocasional amante de Lisbet o Paolo Roberto, el boxeador e instructor de Salander en esta disciplina. Del primero al último son tal como uno los imagina mientras lee las páginas de la novela.

Más sobre

Considero también que a pesar de el necesario recorte que exige llevar a la pantalla una novela tan extensa el resultado final no se resiente en absoluto de ello pues se consigue conservar lo esencial sin dejar fuera de la historia ningún elemento de importancia. En este aspecto la condensación del argumento está mejor resuelta que en la primera película, donde el afán de ser fiel al libro alarga el metraje con algunos elementos que quizá se podrían haber obviado en aras de una mayor fluidez en la historia.

Hasta la fecha he leído (y disfrutado) de las dos primeras novelas amén visionar de sus respectivas adaptaciones fílmicas. En ambos casos considero que la continuación de la historia supera a su predecesora.

La verdad, si la progresión de la trilogía sigue esta misma tónica no veo el momento de poder empezar con la última entrega de la saga tanto en libro como en cine ¿podremos esperar todos los millennium maniacos hasta entonces?


Sobre esta noticia

Autor:
Jch (16 noticias)
Visitas:
167
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.