Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

FIDEL, EL CACIQUE DE VALLE INCLÁN. Hoy, hace 20 años. 25 de noviembre de 2001

5
- +
25/11/2021 14:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Don Juan Manuel de Montenegro, el hidalgo gallego alter ego de Valle Inclán, ejercía en sus tierras el poder bárbaro y condescendiente de los caciques, que eran los nativos americanos poderosos cuyo nombre fue importado por los españoles para identificar a los feroces nobles rurales.

El cacique recorría sus territorios sin anuncio y yacía con la hembra mejor del poblado, que lo desbravaba en largas noches de sacrificios sin pausa. Los hombres le ofrecían sus hijas y sus mujeres lo aguardaban solícitas.

Alto, fuerte, fogoso, buen discurseador, el cacique le aplicaba a sus súbditos un código paternalista de justicia social, civil y criminal. Los trataba con la misma ternura que a sus perros o sus caballos. En pocas ocasiones necesitaba golpear o matar, y quienes respetaban sus normas recibían temblorosos el testimonio de su aprobación y no el de su ira.

La gente me llama Compañero Fidel y no soy un dictador latinoamericano como el Tirano Banderas, que también creó Valle, sino un cacique.

Mi padre padeció a uno en su Galicia natal y marchó como emigrante a Cuba con el sueño de que sus hijos fueran tan poderosos como aquél que provocó su huida. Una vez aquí, mi padre prosperó hasta ser un cacique brutal y violento, temido en sus amplias tierras.

A mí me educó como un primogénito Montenegro, gallego y antillano, y a mi hermano Raúl como a un heredero segundón. Otros hermanos y hermanas fruto de su matrimonio con mi madre o de sus noches con amantes y criadas no contaron en nuestra familia.

Soy el cacique de Cuba, que es mi enorme mayorazgo, soy patriarca de once millones de seres que me esperan como las amantes de su hijo, Cara de Plata, a Don Juan Manuel de Montenegro.


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2515 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.blogs.com
Visitas:
234
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.