Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Buenvaron escriba una noticia?

4-0 Por fin tocó disfrutar

26/10/2009 03:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un Valladolid muy bien colocado goleó a un Deportivo que soñaba con colocarse arriba en la tabla. Nauzet Alemán marcó por partida doble y ya es el maximo goleador del equipo. Los pucelanos vuelven a ganar en casa tras 7 meses

Se presentaba un partido disputado entre dos equipos con diferentes rachas ligueras. El Deportivo llegaba al Nuevo José Zorrilla tras haber ganado sus últimos cuatro encuentros y buscando un quinto que le asentara en los puestos altos de la tabla, y el Valladolid regresaba a casa después de dejar muy buenas sensaciones en su enfrentamiento, en el Bernabeu, al Real Madrid de los "Galácticos" en la ultima jornada de liga.

Mendilibar dio la primera sorpresa del dia al alinear en la portería a Justo Villar en detrimento del canterano Jacobo, titular indiscutible en jornadas anteriores. Por lo demás la alineación pucelana era la esperada, con Marcos y Pedro López en sus bandas y el brasileño Diego Costa como único referencia en punta.

Mientras que el equipo coruñes presentaba un cambio táctico al retrasar la posición de Guardado, pegándolo a la banda, y con la titularidad de Adrián como principal novedad ofensiva en el once inicial.

El partido comenzó con mucho ritmo, sobre todo por parte deportivista que dispuso de un par de ocasiones en los primeros minutos de la mano de Riki, que el delantero desaprovechó.

Pero el equipo local iba a ser quien diera primero, en el minuto 10, por medio de Nauzet Alemán que supera a Aranzubía tras un magistral pase de Canobbio, 1-0.

Las ocasiones se sucedían una tras otra para cada equipo, un cabezazo de Lopo libre de marca, un disparo de falta de Nauzet pegado a la escuadra y una gran parada de Aranzubía a disparo de Canobbio fueron las ocasiones mas destacadas en los primeros 45 minutos.

Volvió el partido y volvió Nauzet

Tras la reanudación y sin dar tiempo a que los aficionados se volvieran a acomodar, Nauzet marcó de nuevo finalizando un buen contraataque local, al que Lopo y sus problemas de agarre no llegaron a despejar, 2-0.

Más sobre

La reacción deportivista no tardó, un buen centro de Luis Filipe tras una galopada por su banda, lo estrelló Juan Rodríguez en el poste anunciando que el Depor quería seguir peleando. Pura utopía. Las intenciones de los de Lotina se desvanecían al ritmo que crecía el Valladolid. Con el cambio de Pele por Nauzet, la gran colocación en el campo del equipo, junto con el enorme trabajo de la defensa y un deslumbrante Canobbio, que manejaba a su antojo los tiempos del partido, hacían posible la superioridad pucelana.

Aranzubía volvió a volar para sacar de la escuadra un disparo potente de falta por parte de Canobbio, pero no pudo hacer nada en la siguiente jugada en la que otro fallo en el despeje, esta vez de Manuel Pablo, propiciaba el tercero para el cuadro blanquivioleta por medio de Diego Costa, minuto 77, 3-0, y la ola en el Zorrilla.

Segunda sorpresa de Mendilibar

Con 3-0 en el marcador ocurrió algo inesperado y sorprendente para los aficionados locales. A la media hora de la segunda parte Marquitos dejaba el terreno de juego dando paso a Manucho. Mendilibar, socio de honor del Amarrategui's Club, había decidido jugar con dos delanteros, aunque a Diego Costa se desplazara a la banda.

Aun con la superioridad en el marcador, el Valladolid no cedió la posesión y el descaro del delantero angoleño no se hizo esperar y mandó un balón al palo tras jugada individual.

Bicicletas, pases al primer toque, y algún taconazo levantaban los oles en la grada, que disfrutaba viendo como la victoria, por fin, estaba cerca.

El broche y al mismo tiempo la puntilla para el Depor la puso Haris que recién incorporado al partido, y tras acompañar la jugada, recibió la bola en el balcón del área y con una suave vaselina coloco el esférico en la escuadra de Aranzubía, imposible para el guardameta, 4-0, y locura pucelana.

Asi termino el partido, para el plantel de A Coruña fue la confirmación de las malas tardes en el feudo pucelano, y para los locales, repetición de las buenas sensaciones de cara a su enfrentamiento copero ante el Mallorca


Sobre esta noticia

Autor:
Buenvaron (2 noticias)
Visitas:
382
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.