Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bankimia escriba una noticia?

Qué tipo de financiación escoger ¿un préstamo personal o una tarjeta de crédito?

05/07/2011 09:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy en día, bien sea por necesidad o capricho, son muchas las personas que se ven en la situación de necesitar la financiación personal para hacer frente a deudas, gastos obligatorios, adquisición de nuevos bienes o por estas fechas veraniegas, darse unas buenas vacaciones que ayuden a desconectar de la rutina.

Pero ¿qué tipo de financiación se ha de escoger?. Muchas personas piensan que la tarjeta de crédito es el mejor instrumento para hacer frente a imprevistos y muchas otras piensan que la única salida es la solicitud de un préstamo personal. Quién está en lo cierto, dependerá de varios factores, para ello analizaremos las ventajas y desventajas más destacadas de cada uno de los productos y los compararemos entre ellos.

La tarjeta de crédito

Es un medio de pago que sustituye al efectivo de ahí que se le conozca bajo el nombre de dinero plástico. Tienen la ventaja de que permiten la financiación de compras mediante la disposición de fondos que no se tienen, evitando así tener que solicitar un préstamo personal. En su mayoría no aplican intereses si la deuda se liquida mes a mes, lo es un período de carencia que hay que aprovechar.

Otra ventaja de las tarjetas de crédito es que muchas de ellas tienen incentivos como promociones o descuentos especiales y seguros asociados (de viajes, accidentes compras, etc.).

No obstante estos beneficios no son gratuitos: la tarjeta ha de ir asociada a una cuenta corriente en la entidad que la tramita con los gastos que ello conlleva y aparte la tarjeta como tal también tiene gastos adheridos: comisiones, productos vinculados e intereses, los cuales se ven reflejados en la TAE (tasa anual equivalente) que puede llegar a superar el 26%.

El préstamo personal

Es una cantidad de dinero que deja la entidad financiera que se ha de devolver en un determinado plazo de tiempo y conlleva consigo unos intereses y comisiones.

A cambio de tener un tipo de interés preferente muchas entidades exigen vinculación con la entidad: domiciliación de nóminas, recibos y contratación de productos adicionales como tarjetas y seguros, con los cuales se ha de tener cuidado ya que pueden aumentar la TAE que es el tipo de interés efectivo que realmente vamos a pagar.

Los préstamos, frente a las tarjetas de crédito, tienen la ventaja de que pueden solicitar por montos elevados de dinero a devolver en largos plazos de tiempo., eso si, con un tipo de interés este puede llegar a superar el 22, 00% nominal.

Tarjetas de crédito revolving

Es un producto financiero poco conocido que se puede considerar un punto medio entre tarjeta de crédito y un crédito personal debido a que se usa como las primeras pero se paga como los segundos con la característica de que no tienen un plan de de amortización preestablecido y por ende el beneficiario puede volver a disponer las cantidades ya amortizadas durante la vida del préstamo, es decir, la cuota mensual va a reintegrar la suma inicial del préstamo y vuelve a estar disponible para el cliente teniendo en consideración que el saldo disponible concierne a la parte del capital, ya que hay que ir deduciendo de la cantidad total los intereses respectivos.

El lado positivo de esta forma de financiación es que se puede disponer de una cantidad de dinero determinada sin tener que hacer los cálculos de cuanto queda en la cuenta, el lado negativo es que son mucho más elevados.

¿Préstamo personal o tarjeta de crédito?

Saber que elegir dependerá primero que nada de la cantidad que necesitemos, sin dejar de tomar en cuenta de que las tarjetas de crédito nunca servirán para financiar grandes sumas de dinero. Una vez elegido el monto veamos como el factor más importante a tener en consideración es el plazo de devolución del préstamo:

Tabla nº1

Tarjeta

EntidadTAELímite de créditoDeuda al final del año Visa Classic Inversis

Inversis6, 00%6.000€ 6.360€ Tarjeta de crédito iBanesto

iBanesto12, 68%6.000€ 6.760, 8€ Tarjeta Citi Oro

Citibank26, 80%No disponible7.608€

Tabla nº2

Préstamo

EntidadTipo de interésTAEFinanciación máximaDeuda al final de año Credinómina

Caja de Ávila0, 00%2, 64%12.000€ 6.158, 4€ Préstamo Joven

CAMIRPHc +3, 00%8, 94%6.000€ 6.536, 4€ Crediduero Nómina

Caja Duero6, 50%7, 36%6.000€ 6.441, 6€

En la primera tabla tenemos a tres de las mejores tarjetas de crédito del mercado mientras que en la segunda tenemos a tres de los préstamos más competitivos. En ellas podemos ver, aunque no sean una muestra significativa, lo anteriormente dicho de que los préstamos personales ofrecen la posibilidad de financiación de montos superiores a las tarjetas. No obstante, en lo que debemos fijarnos en en la deuda al final del año, en ambos casos fue hallada para una cantidad de 6.000€ y vemos como en los préstamos personales la deuda al cabo de 12 meses, en la mayoría de los casos, es inferior al de las tarjetas de crédito.

Vemos así como si bien las tarjetas de crédito son una herramienta útil a la hora de hacer frente a algunos gastos imprevistos lo más conveniente es que se pague la deuda a final de mes para así evitar pagar al banco grandes cuantías en concepto de intereses. Por otro lado, si nos vamos a tardar más de 30 días en amortizar la deuda lo más conveniente es comparar diversos préstamos con las tarjetas de crédito que tengamos al alcance, ya que como anteriormente dijimos es posible que la TAE de los préstamos personales sea más bajo que el de las tarjetas.

Por último no se ha de olvidar que si bien los pasos a seguir para solicitar un préstamo pueden resultar engorrosos (acudir a la entidad financiera, solicitar el préstamo, esperar su aprobación, en algunos casos vincularse con la entidad… ) no todas las tarjetas de crédito se obtienen con la misma facilidad, en ocasiones la entidad puede hacerle esperar largos periodos de tiempo (más de seis meses) a fin de conocerle como usuario.

Imagen| Dreamstime


Sobre esta noticia

Autor:
Bankimia (4546 noticias)
Fuente:
bankimia.com
Visitas:
132
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.