Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

El fiscal pide 8 años para una madre acusada de quemar las manos a sus hijos

15/09/2010 17:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mujer, de 37 años, está acusada de provocar quemaduras de segundo grado y contusiones a sus dos hijos, de 7 y 12 años. Colocó sus manos sobre sobre la vitrocerámica encendida. El padre de los niños también los golpeó en otras ocasiones

Europa  Press

El fiscal pide ocho años y nueve meses de cárcel para una mujer de 37 años acusada de provocar quemaduras de segundo grado y contusiones a sus dos hijos, una niña de siete y un chico de doce años con déficit de atención por hiperactividad, por el que está en tratamiento desde 2009.

Según detalla el fiscal en su escrito de acusación, los hechos se remontan al 9 febrero de 2010 y ocurrieron en la localidad riojana de Agoncillo, donde residía la mujer junto a su marido y los dos menores, uno de ellos -el niño- fruto de una relación anterior de la imputada.

La relación de la madre con el hijo era muy conflictivaEl fiscal sostiene que, antes de ocurrir los hechos que se imputan a la pareja -casados desde hace más de siete años- la relación de la madre con el hijo era "muy conflictiva", ya que su incapacidad para manejarlo le llevaba a perder frecuentemente el control de sus emociones y a recurrir a la violencia física a través de golpes con las manos, pies, palos o lo que se encontraba. La madre hacía extensiva esta violencia a la niña, precisa el Ministerio Público.

El padre de los niños -un hombre de 36 años con antecedentes penales por delitos contra la seguridad vial y resistencia a la autoridad- no hacía nada por evitar aquella situación, sino que también recurría con frecuencia a los golpes con puños y patadas cuando se enfadaba con el niño.

El menor acudía con frecuencia al colegio con hematomasLa frecuencia con la que el menor acudía al colegio con hematomas y marcas dio lugar a que desde 2007 intervinieran los Servicios Sociales de Mirada de Ebro (Burgos), donde residieron hasta junio de 2007, y los de la Agrupación de municipios de Agoncillo, adonde se trasladaron cuando el padre empezó a trabajar en el aeropuerto ubicado en esta localidad. A pesar de las denuncias recibidas de los colegios a los que el niño acudía, la intervención había resultado siempre bastante complicada por la falta de colaboración de los acusados, relata el fiscal en su escrito de acusación.

El 8 de febrero de 2010, la madre fue al colegio de los niños para entrevistarse con el tutor del menor y fue informada de que éste llevaba dos días con los deberes sin hacer. Al llegar al domicilio, hacia las 18 horas de aquel día, comenzó a golpear al niño con el tubo del aspirador por todo el cuerpo de una manera indiscriminada y, acto seguido cogió a los dos menores la mano izquierda las colocó sobre la vitrocerámica encendida y la mantuvo durante un rato.

Golpeó al niño con el tubo del aspiradorCuando al día siguiente, el director del colegio al que acudían ambos niños vio que llevaban quemaduras en las manos avisó al médico de la localidad y a la Guardia Civil. Los dos menores fueron trasladados al Hospital San Pedro de Logroño, donde al niño se le apreciaron quemaduras de segundo grado en la cara palmar de la mano izquierda y múltiples contusiones en el hombro, brazos y pierdas de una data inferior a 24 horas.

A la niña, se le apreció una quemadura de segundo grado en la palma de la mano izquierda, además de lesiones que, en ambos casos precisaron para su curación y primera instancia de un tratamiento facultativo posterior, vendaje de las lesiones y curas periódicas. Ambos menores tardaron en curarse de las lesiones veintidós días, de los que diez fueron incapacitantes.

Ambos menores tardaron en curarse de las lesiones 22 díasDesde el día de los hechos -el 9 de febrero-, en el que ambos fueron declarados en situación de desamparo y urgencia y se acordó el acogimiento residencial, están tutelados por los Servicios de Protección de Menores de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

El fiscal califica los hechos de un delito contra la integridad moral, del que acusa a la pareja, y dos de lesiones, que imputa a la madre de los niños, quien no tiene antecedentes penales y sí a su compañero.

Por el delito contra la integridad moral, el Ministerio Público pide para cada uno una pena de un año y nueve meses de cárcel, además de la privación del derecho de tenencia de armas durante cuatro años y la prohibición de acercarse al menor durante tres años. A la acusada, por los dos delitos de lesiones, el fiscal le pide una pena de siete años de cárcel y la prohibición de acercarse al menor durante cinco años. En concepto de responsabilidad civil, el fiscal también solicita que la acusada indemnice a cada uno de sus hijos con 960 euros.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5477 noticias)
Visitas:
264
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.