Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

La Fiscalía del TS pide que la Audiencia Nacional vuelva a redactar una sentencia que absolvía a tres acusad

09/12/2009 13:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El fiscal Javier Huete ha pedido al Tribunal Supremo que devuelva a la Audiencia Nacional la sentencia por la que absolvía a tres acusados de integrar una célula islamista con base en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), desarticulada en la conocida como 'Operación Tigris', para que aclare por qué no fueron condenados por colaboración.

Huete expuso en una vista celebrada hoy en el alto tribunal los argumentos por lo que la Fiscalía recurrió la absolución de tres de los diez acusados que finalmente no fueron condenados por la Sala, que sólo envió a prisión a cuatro de los 14 procesados, con penas de entre dos y nueve años de cárcel.

La fiscal de la Audiencia Nacional Dolores Delgado había acusado a estos tres procesados -Bilal el Saiti, Mustafa Mohamed Abdeselam y Abdelmalik Absela Amak-- del delito de integración en asociación terrorista o subsidariamente del de colaboración. Sin embargo, en su sentencia, la Sala razonó por qué no se les podía acusar del delito de integración, pero no dijo nada acerca del de colaboración.

Mientras tanto, otro de los acusados, Mohamed el Idrissi, que se encontraba en la misma situación, fue condenado finalmente por un delito de colaboración, por el que se le impuso una pena de cinco años de prisión.

Según indicó Huete, si la Audiencia Nacional hubiera expuesto sus razones en cuanto a la colaboración, el Tribunal Supremo podría resolver, pero dado que no hay mención a este delito, la sentencia debería ser devuelta para ser redactada de nuevo.

Por lo que se refiere a los tres condenados que también presentaron recurso de casación ante el Tribunal Supremo -Kamal Ahbar, Samir Tahtah y Mohamed el Idrissi--, el fiscal argumentó que no se puede sostener que la Sala hiciera una valoración incorrecta de las pruebas.

INSTRUCCIÓN "CONFUSA Y COMPLEJA"

Huete defendió que, a pesar de que fue una instrucción "confusa y compleja", en la que se desechó gran parte de las diligencias practicadas, las pruebas que finalmente fueron aceptadas por la Sala fueron "valoradas minuciosamente". Además, respondió a las alegaciones de las defensas sobre la inclusión en el último momento, ya abierto el juicio oral, de "más de 5.000 folios" de actuaciones, que era entonces cuando debieron pedir la suspensión del juicio, ya que ahora el Supremo no se puede pronunciar sobre ese extremo.

No opinaron del mismo modo los abogados de los tres condenados, que pidieron la absolución de sus defendidos, alegando que en la sentencia hay una "falta de motivación" de las acusaciones y una ausencia de pruebas de cargo determinantes. De hecho, el letrado de Kamal Ahbar denunció que "las misma pruebas de cargo con las que se ha absuelto a unas personas" han servido para que se haya "condenado a otras".

Por su parte, la defensa de El Idrissi sostuvo que el hecho imputable a este condenado -que compró un teléfono móvil a uno de los terroristas huidos del 11M-- no puede ser considerado un acto de colaboración con organización terrorista, sino que es "un hecho aislado no vinculado" con actividades de esta naturaleza.

Del mismo modo, la abogada de Tahtah denunció que a su defendido se le atribuyera la característica de líder de una célula de 40 personas, de las que finalmente sólo fueron condenadas cuatro, y cuando muchos de los detenidos en el local donde presuntamente se reunía el grupo aseguraron que "no lo conocían".

Según la sentencia, los dos líderes del grupo -Samir Tahtath y Kamal Ahbar-- junto a un condenado por su participación en el 11M -Mohamed Larbi Ben Selam-- formaban el epicentro de un grupo que profesaba planteamientos radicales del Islam. Entre sus actividades, afirmaba, daban apoyo "de todo tipo" a determinadas personas que tuvieron algún "grado de participación relevante en el 11M" para salir de España y llegar a Irak.

La sentencia anuló parte de la instrucción llevada a cabo por el juez Baltasar Garzón, al que se atribuyó el haber restringido los derechos fundamentales de los precsados. En relación a los absueltos, el tribunal critció que la Fiscalía "no hubiera aportado pruebas relevantes, sino meras afirmaciones apoyadas únicamente en la información o inteligencia policial y como tales no se han podido comprobar".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
50
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.