Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Padron Sabina escriba una noticia?

Fomento del aborto

22/07/2009 08:14 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Camaradas y camaradas… (¡Oiga, que yo soy camarado! Pues se siente.) Las mujeres no sólo tenemos derecho a decidir abortar cuando nos salga del coño… ¡Repórtese, Enriqueta: No hace falta ser grosera, para reivindicar nuestras reivindicaciones, valga la redundancia

Camaradas y camaradas… (¡Oiga, que yo soy camarado! Pues se siente.) Las mujeres no sólo tenemos derecho a decidir abortar cuando nos salga del coño… (¡Repórtese, Enriqueta: No hace falta ser grosera, para reivindicar nuestras reivindicaciones, valga la redundancia.) Bueno, pues me reporto. Pero no podemos consentir, camaradas, que el Gobierno de Zapatero mantenga en la nueva ley del aborto, digo del IVE, “los tres días de reflexión. No entendemos a santo de qué viene que una vez que hayamos decidido abortar tengamos que reflexionar tres días…” (Ha dicho “santo”, camarada, y eso va contra nuestros principios laicos. Huy, es verdad; recuérdenme que me de tres flagelaciones al salir de la asamblea.)

Una vez que la mujer ha decidido abortar, se va derechita a urgencias y, sobre la marcha, le sacan al feto y lo tiran a la basura. (¡Coño, Enriqueta, tampoco es eso!) Bueno, pues que lo metan en la trituradora industrial, que exigimos haya en todos los hospitales y ferreterías de España, y que lo hagan desaparecer cuanto antes.

Tampoco entendemos, camaradas, “por qué las niñas menores de 16 años necesitan el permiso de los padres” para abortar, digo para ir a la peluquería, digo para practicarse un IVE de nada. Incluso deberían poder abortar sin permiso paterno desde los siete años, fíjense lo que les digo. (Enriqueta, a los siete añitos todavía las niñas no pueden quedarse embarazadas. ¿Ah no…? No.) Pues será por la androginia feroz que nos tiene sometidas a las mujeres. O sea que hay que poner en nuestro manifiesto de Fomento del Aborto, que las mujeres puedan quedarse embarazadas desde los 7 años, con objeto de que puedan abortar libre, gratuitamente y les regalen una piruleta al salir del quirófano; al fin y al cabo son niñas. (Pues una servidora es adulta, y también quiere una piruleta cuando me haga un lifting, digo un aborto, digo un IVE.) Pues vale: ponemos también que las piruletas sean universales y deportivo benéficas.

También hemos de reflexionar, camaradas, con la concepción de este Gobierno, pese a ser laico, “de las mujeres como seres incapaces de tomar sus decisiones –abortivas– sin asesoramiento, como si su voluntad necesitara de la revisión del padre, del marido o de una institución protectora”. (Ni siquiera del ginecólogo o ginecóloga, camarada, nos dejaremos asesorar? Por supuesto que no: cuando la mujer decida abortar, bastará con ir al carnicero de la esquina y exigirle que le practique el aborto de inmediato. (¿Ha dicho el carnicero, camarada, o es que me estoy volviendo sorda?) Si he dicho carnicero, ha sido un error por mi parte: quería decir carnicera.

Además, camaradas, hemos de exigir una campaña de fomento del aborto en nuestro país, pues solo así podremos colocarnos a la cabeza de Europa en cuestión de libertades, libertinajes y otros desvaríos. Además, y esto es muy importante, tenemos que lograr una “regulación de la objeción de conciencia de aquellos profesionales que intervienen directamente en la interrupción del embarazo en la red sanitaria pública”. De forma que, si algún facultativo se niega a practicar un aborto, sea inmediatamente detenido y conducido al campo de concentración más próximo. Que esa es otra: Todavía no hay ningún campo de concentración disponible, a pesar de que el Gobierno actual es laico y socialista, para reconducir las conciencias de tanto defensor de la vida como hay en el país. O, hasta el punto de que el otro día hicimos una procesión laica contra la Iglesia, en Madrid, bajo el lema apoteósico de “Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios”, y sólo aparecimos 40 activistas… ¿Y eso por qué? Pues porque el Gobierno no atiende nuestras justas reivindicaciones. Con un par de campos de concentración funcionando en Madrid, a la manifestación de fomento del aborto habríamos acudido como un millón y medio de personas. O más. Y ahora las dejo, camaradas, que tengo que ir a abortar un rato. Le he cogido una afición a esto del aborte, que ustedes ni se imaginan, camaradas. Y luego están los orgasmos encadenados que provoca, el saber que estás matando a un ser humano.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Padron Sabina (56 noticias)
Visitas:
451
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Reformaok (25/07/2009)

Ni Franco lo habría escrito tan chusco. ¡¡Das vervúenza!!