Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juanjoll escriba una noticia?

Font de Mora: El consejero insumiso

06/07/2009 12:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Tribunal Supremo acaba de dictar una última sentencia que obliga a la Consejería valenciana de Educación a reconocer la titulación de Filología Catalana en las próximas convocatorias de oposiciones para acceder al cuerpo docente. No es la única. Todas las sentencias emitidas respecto a la unidad lingüística del valenciano y el catalán son muy claras. Y van ya 21 del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana, 3 del Tribunal Supremo y una del Constitucional. La desproporcionada jurisprudencia consolidada al respecto -desde que el Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valenci? (STEPV) ganó en 1997 el primer recurso en el Constitucional contra la organización ultraderechista Alternativa Universitaria- ha sido ratificada con creces en sucesivos fallos a favor de CC OO, Acció Cultural y las Universidades de Valencia, Alicante y Castellón, que llevan casi dos décadas de lucha en los tribunales por la homologación de un título estatal que la Generalitat no reconoce aún. Y han ganado la batalla. Pero su aplicación no.

Dos argumentos son reiterados en prácticamente todas las sentencias, incluida la del Constitucional. Primero, que "hay campos del saber caracterizados por la homogeneidad de su objeto de conocimiento, una común tradición histórica y la existencia de comunidades de investigadores, nacionales o internacionales". Y segundo, que "la licenciatura de Lengua o Filología Catalana avala sobradamente el conocimiento de la lengua de esta Comunidad, denominada oficialmente valenciana en su Estatuto de Autonomía y, en el ámbito académico, catalana".

Pero la última novedad, a raíz de la reciente sentencia del TSJ ganada por CC OO, es que el juez ponente Rafael Manzana Laguarda condena a la Generalitat a pagar las costas (al igual que hace el Supremo) porque imputa una conducta de desobediencia a la Administración valenciana. Lo que, en este caso, se singulariza en el consejero Alejandro Font de Mora, que la dirige políticamente, y en el director general de Personal, David Barelles, que firma la orden recurrida. "Es a ellos a quienes hay que imputar una conducta que el juez califica de "temeraria" y de "faltar, reiteradamente, a su obligación de respetar y cumplir las sentencias firmes (artículos 118 de la Constitución española y el 17.2 de la Ley del Poder Judicial", afirma el sindicato.

"Ésta es una acusación lo suficientemente grave", concluye el especialista del Servei de Normalització Lingüística de la Universitat de València y asesor del STEPV, Alfons Esteve.

Desde que los tribunales han optado por condenar a la Administración a pagar los costes, entre noviembre de 2008 y junio de 2009, el incumplimiento de la consejería acumula 6.000 euros a cargo de las arcas públicas. "En tiempos de crisis, ¿cómo explicas a un ciudadano en paro que estos desacatos del consejero cuestan 1.000 euros al mes?", se pregunta.

"Una Administración no puede recortar los derechos de un titulado, porque no se trata de un título propio de la Consejería. Filología Catalana es el único título reconocido a nivel internacional. Si un profesor quiere trabajar en el departamento de Filología Catalana de la Universidad de Colonia (Alemania), necesita el reconocimiento oficial del título", concluye Esteve.

A los tribunales, por malversación

La respuesta de la Consejería de Educación, confirma uno de los ponentes, es de una "chulería" alarmante. El director general de Personal de la Consejería de Educación, David Barelles, insiste en respuesta a este periódico que "la convocatoria de oposiciones a docentes de este año se ajusta perfectamente a la legalidad, ya que cuenta con el informe jurídico de la Abogacía de la Generalitat". Y afirma, sin rubor, que "las sentencias se refieren siempre a convocatorias pasadas sin hacer referencia a mandatos respecto a convocatorias futuras".

Barelles obvia la última sentencia del Supremo de diciembre de 2008 que, según el STEPV, "no admite recurso y obliga a la consejería a reconocer esta titulación en futuras convocatorias de oposiciones". De no hacerlo, advertía entonces el sindicato, el consejero se enfrentará a un recurso por "prevaricación". Y desde mayo se enfrenta a otro por "incumplimiento de sentencias" y "malversación de fondos públicos".

En el fondo de la disputa hay una posición política "anticatalanista" -agitada recientemente por el presidente provincial del PP, Afonso Rus, y la portavoz del PP de Educación en las Cortes, Maria Barrieras- ante las protestas de la escuela pública por el recorte de grupos de valenciano.

25 sentencias del Constitucional, Supremo y Tribunal Superior de Justicia sin acatar
  • Nº 75/1997 del Constitucional. Falla contra la ultraderechista Alternativa Universitaria, a favor de los Estatutos de la Universitat de València. El valenciano y el catalán son la misma lengua.
  • 330/ 2004 del Tribunal Superior. A favor del recurso de Acció Cultural del País Valenci? sobre la exención de la prueba del valenciano en las oposiciones docentes.
  • 393/2004 del TSJ. El STEPV gana el recurso en el mismo sentido de validar la Filología Catalana en las oposiciones.
  • 518/2004, la 677/2004 y la 158/2005 del TSJ. En el mismo sentido y a favor del STEPV.
  • 205/2005 del TSJ. A favor de los Estatutos de la Universitat Jaume I
  • 539/2005 del TSJ. Del STEPV contra convocatoria oposiciones.
  • 494/2005 del TSJ. A favor de los estatutos de la Universidad de Alicante.
  • 789/2005 del TSJ. A favor de los estatutos de la Universitat de València.
  • 1.527/2005 del TSJ. A favor de CCOO que pide convalidar títulos en las oposiciones docentes.
  • Supremo, 15/03/2006. A favor de STEPV y ACPV que piden la homologación de títulos en Cataluña, Baleares y Valencia.
  • 474/2006, la 1.079/2006, la 332/2007, la 382/2007, la 1.218/2007, la 1.233/2007 y la 558/2008 del TSJ. Contra diversas órdenes de oposiciones. - Supremo, 13/10/2008. A favor de la Universitat de València que había recurrido las oposiciones.
  • Supremo, 29/2008. Contra las oposiciones de 2004. Y obliga a Educación a pagar las costas.
  • Tribunal Superior, 22/06/2009. A favor de CC OO contra oposiciones. Tacha de "temeraria" la actitud de la consejería y acusa de "faltar reiteradamente" a las sentencias. Obliga a pagar costas.
  • Supremo, junio 2009. En el mismo sentido, a favor del STEPV.
  • Tribunal Superior, 737/2009. A favor Universidades de Valencia y Alicante. Reitera la "temeridad" de la Consejería de Educación y la condena a pagar costas.

Fuente: Neus Caballer. ElPais.es 6jul09


Sobre esta noticia

Autor:
Juanjoll (288 noticias)
Fuente:
aupv.net
Visitas:
204
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.