Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Forges cree que España pertenece al primer mundo "con 21 años de retraso" por la guerra y la "estupidez" del franquismo

01/05/2010 19:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El humorista gráfico Antonio Fraguas 'Forges' señaló hoy en Valladolid que España es un país que pertenece "al primer mundo" aunque con el lastre de "21 años de retraso" provocados por la Guerra Civil y la "estupidez" de la dictadura franquista.

En este sentido, en declaraciones recogidas por Europa Press, 'Forges' incidió en que la Guerra Civil supuso que España no pudiera recuperar el nivel económico de 1939 hasta 1957, un retraso que el país "sigue pagando", aunque matizó que "a lo mejor se ha recuperado algo".

En concreto, el humorista, durante la rueda de prensa previa a su participación en la Feria del Libro de Valladolid junto a Pilar Garrido Cendoya, su esposa y autora del libro 'La posguerra vista por una particular' que ilustra Forges, indicó que "a lo mejor se ha recuperado algo" gracias a un "esfuerzo social gigantesco" y el retraso es "de unos once años", situación que, aún así, "es mucho, durísimo".

Precisamente, la obra muestra la "estupidez del Franquismo", el "día a día tan estúpido" de la dictadura. "No es una crónica política, es una crónica social. No hay nostalgia, sólo de la juventud", continuó mientras que recordó detalles de la vida durante estos años como cuando fue detenido por reírse de un policía al que se le voló el sombrero y para recuperarlo le dio porrazos.

Por su parte, Pilar Garrido agradeció a 'Forges' su ayuda porque fue quien le regaló el ordenador con el que escribió la obra y porque es quien "lo arregla cuando se estropea". "Me ha animado mucho a escribir", añadió. "La he tenido que decir: escribe, escribe, escribe", aseveró el humorista, que aseguró que en las ilustraciones cuenta su "propia interpretación de la posguerra".

"TRAMPAS EN LOS CONTADORES"

Garrido recordó de esta época detalles como las "trampas en los contadores" de la luz o las personas que visitaban los hogares entre los que estaban los cobradores, el encargado de llevar el hielo para las neveras o el carbonero. "Para que los niños comieran era fundamental el carbonero porque era el hombre del saco", bromeó 'Forges'.

Asimismo, el humorista indicó que los años 50 eran una época basada "en una imagen en blanco y negro" y el color "vino montado en el biquini de una francesona o una sueca". Por su parte, Pilar Garrido recordó el color de los barquillos que vendían en el parque de El Retiro de Madrid. "Estaba loca por que me compraran uno pero no me lo compraron", lamentó.

Por otra parte, Garrido aseveró que hay cosas de esta época, no tan malas, que "se van a perder porque nadie las escribe" mientras que criticó que la sociedad tecnológica ha llegado a "la era digital" en la que, frente al "arreglo casero" de antes, "hay que mandar" los productos "a Barcelona por menos de nada".

Asimismo, esta situación hace al ser humano "más frágil" y a los niños "auténticos prisioneros" que van de casa, al coche, luego al colegio, para volver al coche o al autobús y, de nuevo, al hogar, en un mundo de "vigilancia extrema". "En ese aspecto estábamos mejor", lamentó Garrido.

Además, Pilar Garrido incidió en que, a pesar de que 'La posguerra vista por una particular' es el primer libro que publica, ha escrito más novelas "al principio con faltas de ortografía y ahora con mejor vocabulario".

CLASE MEDIA "UN POCO ESPACHURRADA"

Respecto a la temática de la obra, recordó que nació poco antes de acabar la Guerra Civil, en 1939, y que pronto se fue a vivir a Madrid, donde disfrutó de una vida "no inmensamente pobre pero tampoco rica". "Era de clase media un poco espachurrada", continuó.

"Lo pasamos mal y lo pasamos bien, según se mire la fecha", indicó mientras que aseguró que el libro es un relato sobre la posguerra conforme ella la vivió.

Sin embargo, Garrido defendió la generación a la que pertenece puesto que logró "resucitar el feminismo" ya que metió "mucha bulla" e hizo "mucha cuña" en favor de los derechos de las mujeres.

Por otro lado, Antonio Fraguas 'Forges' opinó que la ilustración "ha variado poco" desde la dictadura puesto que en aquella época habían creado un "lenguaje eufemístico que se entendía" aunque reconoció que ha olvidado aquellas claves. "Ahora pasa igual", añadió.

Hoy en día, para hablar de algo "demencial" que no es políticamente correcto "hay que utilizar las neuronas". En este sentido, defendió el humor porque "es lo mejor contra la estupidez" y "coloca a cada uno en su sitio".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
174
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.