Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Franco sigue en el alero

9
- +
31/10/2018 17:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A pesar de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y la negociación que la vicepresidenta del gobierno ha llevado en el Vaticano con monseñor Parolín, todavía no se sabe si el gobierno podría parar una hipotética inhumación de Franco en la Catedral de la Almudena de Madrid

Con la exhumación de Franco «en capilla», el gran problema del gobierno de Pedro Sánchez es saber dónde descansarán sus restos, una vez que el ejecutivo socialista se niega de plano a que sea enterrado en la Catedral de la Almudena.

Una vez que las gestiones ante el Vaticano no han sido concluyentes, el gobierno de España puede utilizar la Ley de la Memoria Histórica para impedir que el cuerpo de Franco termine enterrado en La Almudena.

A pesar de todo, la vicepresidenta Carmen Calvo ha anunciado que el Vaticano y el ejecutivo socialista buscan una solución consensuada que evite tener al dictador enterrado en pleno centro de Madrid.

Uno de los miedos del inquilino de La Moncloa es que, en caso de la inhumación en La Almudena, el templo se convierta en lugar de peregrinaje para la extrema derecha nacional y hasta europea.

Por lo visto el gobierno puede

Aunque hace escasas semanas, desde el gobierno de Pedro Sánchez se anunciaba que poco se podía hacer para evitar que Franco descansase en La Almudena, ya que su familia tiene en propiedad una tumba en el interior del templo.

Debido a que no se ha logrado un compromiso del Vaticano para que la Iglesia impida la inhumación de Francisco Franco en el citado lugar de culto, desde La Moncloa se informa que aplicarán la Ley de Memoria Histórica para evitarlo.

Con la citada ley, el gobierno tendría herramientas legales para evitar que la familia Franco pudiese enterrar al que fuera Generalísimo en la cripta de ese céntrico templo madrileño.

Exaltación del franquismo

En caso de que el Vaticano no ponga «firme» a la Conferencia Episcopal Española y obligue a que Ricardo Blázquez, presidente de la CEE, impida que Franco descanse en La Almudena, se aplicaría la citada ley.

Como el enterramiento del que fuera el militar más laureado de España provocaría un incesante peregrinar de la extrema derecha y los nostálgicos del Franquismo para visitar la cripta, el gobierno lo utilizará en su beneficio.

La Ley de Memoria Histórica impide, de un modo explícito, el enaltecimiento del Franquismo; ahí tiene Pedro Sánchez el argumento para impedir la inhumación en el centro de culto donde ejerce como arzobispo Carlos Osoro.

En concreto, el artículo a invocar es el quinceavo, que establece que “las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

Espacio privado, pero de titularidad pública

Mientras que los allegados del dictador argumentaban para su enterramiento, que la cripta donde seria inhumado es un espacio privado, la catedral es un espacio público, aunque se encuentra bajo la tutela de la Iglesia.

De hecho, porque la exaltación del militar ferrolano sería un delito, la vicepresidenta del gobierno aduce que no impedir la inhumación en La Almudena, el gobierno en su conjunto, dado que es un órgano colegiado, estaría cometiendo un delito.

Por de pronto, tanto el gobierno como el PSOE se muestran más que preocupados por la posibilidad de que los restos del dictador reposen en un centro de culto en el centro de Madrid

Compromiso del Vaticano

Ha sido la misma vicepresidenta del gobierno, la encargada de glosar lo acontecido en su entrevista en el Vaticano con el secretario de estado, Pietro Parolín.

Para Calvo la entrevista fue muy productiva, y la jurista afirma que ha llegado a un compromiso con la Iglesia para que se busque, como lugar de inhumación, cualquier otro lugar, sacro o no, donde puedan alojarse los restos mortales.

Sorpresa de la Iglesia española

A las declaraciones de Carmen Calvo, ha respondido la Conferencia Episcopal Española que ellos no tienen conciencia del «acuerdo» al que se habría llegado en el Vaticano entre Parolín y la vicepresidenta del gobierno.

Incluso desde el Arzobispado de Madrid, se ha negado la existencia de ningún acuerdo entre el gobierno de la Iglesia Católica y el ejecutivo de Pedro Sánchez, por lo que han informado de que no pueden poner ningún impedimento a la familia Franco.

La vicepresidenta se desdice

Tras el desmentido del Arzobispado de Madrid, Carmen Calvo ha matizado sus primeras declaraciones, aunque insiste en que la conclusión de la reunión fue la citada por ella.

El Vaticano y el gobierno de España abrían concluido en la necesidad de la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, por lo que se arbitraría una solución para evitar que La Almudena se convierta en un lugar de culto para el neofascismo.

De cualquier manera, la ministra ha querido dejar claro que el gobierno se ocupará de que la exhumación del Valle de los Caídos y su posterior inhumación de los restos de Franco allí donde decida su familia, sean exquisitas.

Al mismo tiempo, gobierno y Vaticano mediarán de manera conjunta con los allegados del dictador, de manera que se encuentre una solución favorable para ambas partes.

Distintas sensibilidades dentro de la Iglesia

Es la explicación que ha dado Carmen Calvo a los titubeos del Vaticano a la hora de tomar una decisión firme con respecto a los restos mortales de Francisco Franco.

De cualquier modo, la vicepresidenta, casi al mismo tiempo que hacía esas declaraciones, admitía que el gobierno de España no se inmiscuye en el funcionamiento interno del Vaticano y en sus procesos de toma de decisiones.

Tras la comparecencia ante los medios de Calvo, el Vaticano la desmintió y explicó que lo que espera es que se abra un proceso de negociación entre la familia del dictador y el gobierno socialista.

Negociación por la cual el Vaticano eleva preces para que llegue a buen puerto y el abuelo de Francis Franco pueda recibir cristiana sepultura.

«Patata caliente» para el PSOE

Por de pronto, tanto el gobierno como el PSOE se muestran más que preocupados por la posibilidad de que los restos del dictador reposen en un centro de culto que se encuentra en el centro de Madrid.

El decreto que ordena la exhumación del que fuera el general más joven de Europa, tiene algunas «grietas», como es que no especifica si el funeral posterior a la inhumación puede ser en un espacio público.

Además, y aunque se explicita que Franco no podrá ser objeto de exaltación pública, solo aparece consignada esta con respecto al Valle de los Caídos donde continúa todavía enterrado.

Fuente - El Diario / Conferencia Episcopal Española en Wikipedia / Catedral de la Almudena de Madrid en Wikipedia / Público / Francisco Franco en Wikipedia


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (96 noticias)
Visitas:
369
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.