Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Franco se suma a la lista de dictadores cuyos restos fueron exhumados

6
- +
23/10/2019 16:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pedro Sánchez cumplirá este jueves, después de retrasos y múltiples trabas judiciales por parte de la familia de Franco, una de las medidas estrella que se propuso nada más llegar al Gobierno en junio de 2018.La exhumación de Franco marcará un hecho histórico en España, pero lo cierto es que otros dictadores de dentro y fuera de Europa han sido exhumados por distintos motivos a lo largo de los años. Uno de ellos, Trujillo, volverá a reencontrarse con Franco.El dictador dominicano, conocido en su país como "el tirano" por la forma en que dirigió su mandato desde 1930 a 1961, volverá a encontrarse con su amigo Franco para, esta vez, no volver a separarse. Los restos de Trujillo descansan desde 1970 en el cementerio de Mingorrubio, en un gran panteón de losas oscuras a pocos metros de las lápidas de Carrero Blanco, Arias Navarro, Francisco Fernández Ordóñez o Francisco Tomás y Valiente.Pero desde su muerte hasta su llegada a Mingorrubio, el cuerpo de Trujillo pasó por diferentes lugares. Tras su asesinato en 1961 y tras un intento infructuoso de llevarlo a la isla de Guadalupe a bordo del yate "Angelita", el cadáver del dictador pasó por Santo Domingo, por la ciudad costera de Barahona y nuevamente por la capital antes de ser transportado en avión a París, donde fue sepultado en el cementerio de Pére Lachaise junto a Oscar Wilde, Chopin o Juan Negrín, entre otras personalidades.Pero al cabo de unos años, en 1969, su hijo Ramfis fallece tras un aparatoso accidente de coche en Madrid, donde se había instalado, y la viuda del dictador, María Martínez, decide exhumar los restos de su marido y trasladarlos a Madrid para que estuviera junto a su hijo.Los restos del caudillo argentino fueron exhumados en el año 2006, 32 años después de su muerte, aunque el motivo no fue la búsqueda de otro lugar para sus restos. Después de 13 años de demandas judiciales, el cuerpo de Perón salió del cementerio de La Chacarita, en Buenos aires, y trasladado a una finca a las afueras de la capital para recoger muestras de ADN y realizar una prueba de paternidad que reclamaba Martha Holgado, una mujer de 72 que aseguraba ser su hija, fruto de una relación extramatrimonial del dictador con su madre, María Demarchi.La exhumación tuvo lugar con este propósito pese a que los familiares aseguraban que Perón era estéril y no podía ser el padre de la septuagenaria -de hecho, no tuvo hijos con ninguna de sus tres esposas-. Finalmente, la prueba determinó que Holgado, que reclamaba la herencia de Perón, no era su hija.El cuerpo del Duce italiano no fue exhumado como tal. Sus restos estuvieron vagando durante 12 años antes de reposar en paz. Tras morir asesinado en 1945, su cuerpo y el de su amante Clara Petacci fueron colgados cabeza abajo en una céntrica plaza de Milán, donde fueron golpeados y mutilados.Tras ese episodio y para evitar el peregrinaje de los nostálgidos, fue enterrado en una tumba sin nombre en el cementerio Mayor por miembros del Comité de Liberación Nacional (CLN). No obstante, en 1946, acabada ya la Segunda Guerra Mundial, simpatizantes fascistas robaron el cuerpo, que permaneció durante dos semanas dando vueltas por Milán en el maletero de un coche hasta que uno de los ladrones lo entregó a un sacerdote.Nadie supo donde estaban los restos del dictador italiano hasta que meses después el religioso informó al arzobispo de Milán y posteriormente al Gobierno de que él tenía el cuerpo. Entonces, las autoridades decidieron esconder el cadáver en en un convento, donde pasó del altar a un armario y permaneció varios años sin que el Gobierno accediera a entregar el cuerpo a la viuda ni celebrar un funeral público.En 1957, más de una década después de su muerte, las autoridades decidieron finalmente devolver los restos a la familia, que le enterró en la capilla familiar de San Cassiano.El dictador soviético Iósif Stalin fue enterrado en 1953 junto a Lenin en un mausoleo de mármol en la Plaza Roja de Moscú en una multitudinaria ceremonia.No obstante, en 1961, tras la desestalinización , el XXII Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética decidió sacar el cuerpo del mausoleo para enterrarlo a los pies de la Muralla del Kremlin junto a otros líderes de la Revolución Rusa. Más tarde se construyó un busto en homenaje al dictador en el lugar donde reposan sus restos.El que fuera líder de Libia durante 42 años y ejecutado por las milicias revolucionarias en el año 2011, descansa en la actualidad bajo una lápida sin nombre en un lugar secreto en el desierto libio para evitar que su tumba se convierta en lugar de peregrinación o que sea profanada.Pero antes de reposar en este desconocido lugar, su cadáver fue expuesto al público en la cámara frigorífica de una tienda de refrigerados cárnicos en Misrata, en el noroeste del país.Después varios días en esta localidad, su cuerpo fue enterrado en el lugar elegido por el Gobierno interino en contra del criterio de la tribu de Gadafi, que exigía darle sepultura en su Sirte natal.El dictador estalinista Enver Hoxha (1908-1985) dirigió Albania durante casi medio siglo, entre 1944 y 1985. Tras su muerte, fue inicialmente enterrado en el Cementerio de los Mártires junto a otros dirigentes comunistas hasta 1992.Entonces, un año después de la caída del régimen comunista, sus restos fueron exhumados y trasladados al cementerio público de la capital, Tirana, donde su tumba ha sido profanada varias veces desde la caída del régimen.Exiliado en Johannesburgo, Reza Pahlavi murió en 1944, tres años después de ser depuesto por los británicos y los soviéticos. Más tarde, en 1948, su cuerpo fue repatriado a Irán y ubicado en el mausoleo real en Shahr-e-Rey, junto al santuario de Abdol Azim Hassani.La tumba fue destruida en 1979 tras la Revolución Islámica, pero su cuerpo nunca fue hallado hasta 2018. En abril de ese año se encontró un cadáver momificado cerca del antiguo mausoleo real en Teherán que "muy probablemente" pertenecería al penúltimo sha de Persia, según comunicó la familia y el Comité de Patrimonio Cultural de Teherán.Casi tres décadas después de su muerte en 1989, el cuerpo del dictador filipino Ferdinand Marcos se llevó en 2016 al Cementerio de los Héroes de Manila. Su controvertido traslado, como el de Franco, ilustró la polarización de un país que no ha cerrado las heridas de su historia.Desde el 18 de noviembre de 2016, su cuerpo está enterrado en una ostentosa tumba de mármol negro, con la insignia oficial de la presidencia de Filipinas y una réplica de su firma. A los pies del sepulcro se erige un busto de Marcos bañado en oro, flanqueado por tres fotografías suyas.En el camposanto del sur de Manila -donde están enterrados casi todos los militares filipinos caídos en la II Guerra Mundia- también descansan los expresidentes filipinos Carlos García y Diosdado Macapagal, pero ninguno de esos mausoleos tiene vigilancia como sí la tiene el de Marcos.La figura del dictador despierta todavía hoy una gran polémica en Filipinas, donde sobrevive una importante legión de leales a los Marcos -que apoyan la carrera política de sus vástagos y de su esposa Imelda-, mientras sus detractores lamentan los honores otorgados al autócrata, que expolió el país y cometió flagrantes violaciones de derechos humanos.Fue el actual mandatario, Rodrigo Duterte, quien autorizó en 2016, recién elegido presidente, el traslado de los restos del dictador al Cementerio de los Héroes de la capital desde el museo-mausoleo de Ilocos Norte, su región natal, donde reposaba su cadáver embalsamado desde 1993, cuando regresó a Filipinas tras morir en Hawai en 1989.Al igual que con el caso de Franco, después de retrasos, apelaciones en el Supremo, y manifestaciones a favor y en contra, Ferdinand Marcos (1965-86) recibió sus últimas exequias el 18 de noviembre de 2016 en ese camposanto reservado a militares y figuras políticas, en una ceremonia privada que se desarrolló en medio del secretismo oficial para evitar protestas.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (44283 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
340
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.