Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hoyesarte.com escriba una noticia?

La Fundación Dalí se hace con el primer retrato de Gala

29/07/2009 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Antoni Pitxot, director del Teatro-Museo Dalí de Figueres, y Montse Aguer, directora del Centro de Estudios Dalinianos, han presentado la última adquisición de obra del artista que ha realizado la Fundación Dalí: el óleo Gala. El que podría ser el primer retrato de su esposa podrá verse a partir de hoy en un montaje diseñado expresamente para su exposición, a cargo de Pep Canaleta.

Muy cerca, en la Sala de las Pescaderías, podrá verse a partir del mes de agosto el óleo que se presentó la semana pasada, Bañistas de Es Llaner, que se añade a los alicientes de la visita nocturna.

Gala, en contexto

Cuando, en 1929, Dalí conoce a Gala Éluard, le provoca una fuerte impresión, tan intensa que a partir de este momento no se separan nunca más, hasta la muerte de Gala el junio de 1982. Esposa y musa de Salvador Dalí, su verdadero nombre es Elena Ivanovna Diakonova. Es una mujer misteriosa, transgresora, de gran intuición, que supo reconocer el genio artístico y creador donde lo había y a lo largo de su vida, incluso antes de conocer a Salvador Dalí, se relacionó con numerosos intelectuales y artistas.

El pintor escribe en la Vida Secreta: "Estaba destinada a ser mi Gradiva (este nombre proviene del título de una novela de W. Jensen, cuyo personaje principal es Sigmund Freud; Gradiva es la heroína y efectúa el cuidado psicológico del protagonista), la que avanza, mi victoria, mi esposa".

El pintor realiza, a partir de un retrato fotográfico de Gala, un retrato minucioso, con collage, lleno de detalles, a partir del humo de un cigarro, donde integra su iconografía de este momento, que se repite a menudo, sobre todo en las pinturas de los años 1929 al 1931: la langosta, el pájaro, la figura del gran masturbador, las conchas, la ardilla, las hormigas... acompañan a Gala, con una larga cabellera; Gala, la mujer ideal. Una Gala que nos mira fijamente, con una mirada clara. Un retrato, pues, de delicada ejecución y que, de acuerdo también con las reducidas dimensiones de la obra, constituye una pequeña joya.


Sobre esta noticia

Autor:
Hoyesarte.com (7381 noticias)
Fuente:
hoyesarte.com
Visitas:
92
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Licencia Creative Commons
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.