Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hoyesarte.com escriba una noticia?

La Fundación Gala-Dalí abre un nuevo espacio expositivo

05/08/2009 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Fundación Gala-Salvador Dalí ha abierto al público un nuevo espacio que se podrá disfrutar al visitar la Casa-Museo de Salvador Dalí en Portlligat (Cadaqués, Girona). Se trata de una construcción circular que el artista utilizaba como taller, una sala especial para hacer esculturas y performances, presidida por una luminosa claraboya de cristal.

En la parte exterior de la torre, el artista colocó algunos recipientes de cerámica con agujeros para que sonaran cuando el viento soplaba. En el interior se puede ver un piano que Dalí utilizaba durante algunas interpretaciones de sus performances y, además, se han colocado dos pantallas para mostrar al público material audiovisual relativo al artista, realizado durante los años 60 y 70.

Según confesaba Dalí, "Portlligat es un lugar para los logros. Es el lugar perfecto para mi trabajo. Todo viene junto: el tiempo pasa lentamente y cada hora tiene su dimensión correcta. Existe una tranquilidad geológica: se trata de un caso planetario único".

Más sobre

Dalí y Portlligat

La Casa-Museo Salvador Dalí en Portlligat fue el único domicilio fijo del artista, el lugar en el que vivió y trabajó habitualmente hasta 1982 cuando, tras la muerte de Gala, trasladó su residencia al Castillo de Púbol. Salvador Dalí llegó a Portlligat en 1930 atraído por el paisaje, la luz y el aislamiento del lugar, ocupando una pequeña cabaña de pescadores. Tomando como base esa construcción inicial, creó su casa poco a poco a lo largo de cuarenta años. Él mismo la describe como "una verdadera estructura biológica [...]. Cada nuevo impulso en nuestra vida tiene su propia nueva celda, una habitación".

El resultado de ese continuo acondicionamiento es la actual estructura laberíntica que, desde la propia entrada, el vestíbulo del Oso, se extiende en torno a una sucesión de zonas conectadas por pasillos estrechos, pequeños cambios de nivel y callejones sin salida.

La multitud de objetos y recuerdos de los Dalí allí contenidos -alfombras, flores secas, tapicerías de terciopelo, muebles antiguos, animales de peluche, etc.- hacen que estas zonas resulten decoradas de un modo especialmente cálido. Además, todas las habitaciones tienen ventanas de diferentes formas y proporciones que enmarcan el mismo paisaje, un punto de referencia constante en el trabajo de Dalí: la bahía de Portlligat.

Otros artículos que le pueden interesar:

La Fundación Dalí adquiere el primer retrato de Gala

El Teatro-Museo Dalí, el museo más rentable de España

MIRADAS: Dalí, el reflejo del marqués des Esseintes


Sobre esta noticia

Autor:
Hoyesarte.com (7381 noticias)
Fuente:
hoyesarte.com
Visitas:
238
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Licencia Creative Commons
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.