Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

La Fura dels Baus llena de basura el Teatro Real

27/09/2010 15:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La Fura dels Baus vuelve a sus orígenes con la producción, a cargo del Teatro Real de Madrid, de 'Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny', una apuesta por la simplicidad en la que se ha recurrido a la instalación de un vertedero para poner en pie esta ópera de Kurt Weill y Bertolt Brecht.

Entre los días 30 de septiembre y 17 de octubre se ofrecerán en la capital española 12 funciones de esta obra, la primera nueva producción que se estrenará en el coliseo madrileño desde que Gérard Mortier asumió su dirección artística el pasado 1 de septiembre. "Es una ópera magistral, con música muy popular para convencer al público pero, a la vez, muy política", ha dicho este lunes rechazando que pueda ser considerada un musical.

Mortier considera que actualmente es preciso "romper ese sentimiento del público de comodidad", y esta obra lo consigue ya que no es otra cosa que "un cuento cruel sobre un mundo en decadencia", apostilla aludiendo a la vigencia absoluta de la pieza, "espejo de lo que sucedió en 1930".

PUESTA EN ESCENA COMPROMETIDA

La Fura dels Baus, que en el Real dejó su impronta en la espectacular puesta en escena de 'La flauta mágica' (2005), prescinde en esta ocasión de su habitual parafernalia mecánica, electrónica y audiovisual, optando por un montaje simple y directo, en consonancia con el espíritu de la ópera: una implacable sátira a la sociedad capitalista en tiempos de crisis (la ópera se estrenó en 1930, después del crack de 1929). "No hemos utilizado grandes medios porque estamos hablando de la crisis. De hecho ni siquiera hemos agotado el presupuesto que nos dieron", indica Carles Padrissa, director de escena de La Fura junto a Álex Ollé.

Para ambos, "ésta es la puesta en escena más comprometida" que han hecho a lo largo de su carrera. La gran ventaja radica en la "dramaturgia muy sólida" de Brecht que les ha ahorrado el trabajo de tener que crear "un mundo paralelo". "Es una obra rabiosamente actual y Brecht un visionario", añade Ollé.

La dificultad, en cambio, se encuentra "en las escenas que empiezan y acaban continuamente" y en tener que dar "coherencia" de principio a fin. "No hay aquí ningún elemento localista porque se expone algo universal, una historia con la que dejarse llevar e intentar comprender el texto", apunta Padrissa.

Alfons Flores es el responsable de la escenografía de esta producción que se verá también en Rusia, que surgió en su cabeza tras ver un documental sobre un gran vertedero en el que muchas personas hacían de él su vida. "Vi claramente que éste era hoy el desierto creado por el hombre al que aludía Brecht, un lugar sin posibilidad de éxito, una ciudad construida sobre cimientos que no se sostienen", explica aludiendo a la intencionalidad de que dicho espacio tenga la capacidad "de molestar un poco".

VERSIÓN ÍNTEGRA

La soprano canadiense Measha Brueggergosman y el tenor alemán Michael König encabezan el primer reparto, debutando sus respectivos papeles, en los que se alternarán con la polaca Elzbieta Szmytka y el inglés Christopher Ventris. Estarán secundados por Willard White, Jane Henschel, Donald Kaasch, John Easterlin, Otto Katzameier y Steven Humes.

Pablo Heras-Casado se pondrá al frente de ambos repartos, de la Orquesta Titular del Teatro Real (Orquesta Sinfónica de Madrid) y del nuevo Coro Titular del Teatro Real (Coro Intermezzo) para dar vida a la partitura de Kurt Weill en una "versión muy íntegra", según el director musical.

Para Heras-Casado, el hecho de que esta partitura presente influencias de música moderna como el blues u orquestaciones de cabaret, "apoya y potencia esa forma de hablar directa de Kurt Weill e incide en el mensaje moral, ético y político". En cada una de las 21 escenas hay una advertencia o moraleja y están "hiladas de forma inteligente pero independiente", indica.

El joven maestro granadino alude también a las "exigencias vocales" de esta ópera, que se representará en inglés, y que requiere "voces wagnerianas, dramáticas muy intensas y con un aliento agotador". Asimismo, la presencia del Coro es decisiva y constituye, en su opinión, "uno de los pilares de la ópera".

El estreno de 'Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny' se retransmitirá en directo el 30 de septiembre, vía satélite, a 127 salas de cine de España y Alemania, Dinamarca, Eslovaquia, Holanda, Hungría, Irlanda, República Checa, Letonia, Luxemburgo, Malta, México, Reino Unido y Rusia.

Con esta producción se inaugura el día 1 de octubre el ciclo Enfoques, dentro del cual se organizarán encuentros entre los artistas y el público presididos por Gérard Mortier.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
738
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.