Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

La fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa venderá sus participaciones industriales si le beneficia

06/07/2010 14:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa cuenta con una cartera de "inversiones empresariales no estratégicas" por valor de casi 675 millones de euros que venderá si lo considera conveniente o necesario.

Es el caso del 1, 63% de Repsol YPF (por 372 millones), el 1, 62% de Gas Natural (224, 7 millones), el 0, 36% de Abertis (39, 4 millones), el 20% de Cedinsa Concesionaria (28, 7 millones) y el 7, 76% de Applus Servicios Tecnológicos (9, 8 millones). Además, esta cartera tiene actualmente 50 millones de plusvalías latentes.

En rueda de prensa este martes para presentar la nueva caja, su director general, Adolf Todó, ha afirmado: "No tenemos voluntad de permanencia porque no nos aportan nada desde el punto de vista estratégico", y ha añadido que esta cartera ofrece una reserva de recursos que "permite estar tranquilos los próximos años".

Preguntado por el grado de interés en eventuales desinversiones, Todó ha ejemplificado que "Cedinsa es mucho más estratégica que Repsol, que otorga más plusvalías y liquidez", y ha considerado que la decisión de venta de participaciones se hará cuando se den "condiciones adecuadas".

BAJOS BENEFICIOS EN LOS PRIMEROS DOS AÑOS.

La nueva caja prevé para 2015 un 'core capital' del 8% (frente al 6% actual) y una solvencia del 12%. Los beneficios serán bajos estos dos primeros años, pero augura "crecimientos importantes" a partir de 2012, cuando está previsto que se estabilice el margen de intereses y la economía real empiece a crecer.

La caja fusionada prevé generar un efecto neto positivo de 230 millones de euros, tras restar los costes de integración (470 millones) al ahorro que supondrá la fusión (700 millones).

Con la unión de las tres cajas, la cobertura de la morosidad alcanza el 96% --con una tasa del 5, 3% a marzo--, frente al promedio del 54% de bancos y el 55% de cajas (con datos de marzo), y la liquidez ronda los 4.000 millones.

La cartera inmobiliaria suma 7.000 inmuebles por valor de 1.525 millones de euros, y el fondo de reserva conjunto para Obra Social es de 50 millones, además de las aportaciones anuales de cada caja.

Más sobre

Todó ha repasado que los objetivos son contar con una entidad "financieramente sólida, comercialmente dinámica y socialmente útil", con el cliente como centro, haciendo "banca minorista de verdad", aunque también contará con especialistas en banca privada y pymes.

Por su parte, el presidente de la entidad fusionada, Narcís Serra, ha reconocido que las tres cajas que la han conformado están viviendo "la crisis más seria de la historia de cada una de las tres cajas", que "se está alargando", pero que ya cuenta con síntomas positivos. Ha añadido que las cajas deben mejorar la competitivadad igual que el resto del sistema productivo, y que la nueva caja ya está trabajando para ser más "efectiva".

El ex presidente de Caixa Tarragona, Gabriel Ferraté, ha hecho hincapié en el equipo humano y en el proyecto "de éxito" de la nueva caja, mientras que el ex presidente de Caixa Manresa, Manel Rosell, ha destacado la voluntad de llevar a cabo un proyecto "de integración, no de absorción".

CUARTA CAJA POR VOLUMEN DE ACTIVOS.

Con el nombre social de Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona i Manresa, la nueva entidad, que ha solicitado 1.250 millones al FROB, es la cuarta caja de ahorros por volumen de activos consolidados (81.020 millones de euros) y la tercera por generación de margen de negocio (1.549 millones).

Con más de cuatro millones de clientes, también suma créditos por 62.088 millones y recursos de clientes gestionados por 70.009 millones, lo que supone una cifra de negocio de más de 132.000 millones.

Además, tras la reestructuración contará con una red de 1.215 oficinas y 8.000 empleados en toda España, organizados en diez direcciones territoriales, entre las que destacan Catalunya, Madrid y Levante. De los 395 cierres de oficinas, 133 se producirán fuera de Catalunya, 185 en Barcelona, 52 en Tarragona, 17 en Lleida y ocho en Girona. El criterio es el de que sucursales no rentables y sin previsión de serlo.

Los nuevos órganos de gobierno deberán aprobar próximamente, entre otros puntos, el nombre comercial conjunto de la caja fusionada. Ayer lunes se celebró el primer consejo de administración y se abrió el periodo electoral para elegir a los impositores de la nueva entidad, ya que son los que requieren un proceso más largo. En septiembre seguirán el resto de representantes, para completar el proceso en noviembre, ha repasado Serra.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
75
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.