Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Futbolbase escriba una noticia?

Fútbol Base: Sensatez, respeto y sentido común

30/01/2015 01:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Asumir la dirección deportiva de un club de base no es tarea fácil, lo primero que interiormente piensas es:" buena idea, están buscando un perfil de persona dinámica, formada y preparada en la tutorización y formación de niños/as y padres"

Hoy en día la labor que desempeña una Dirección Deportiva en cuanto al Fútbol Base dentro

en cualquier tipo de club, es muy importante, debido a que es la persona o grupo de personas

que deben conocer y dar respuesta eficaz al ámbito del pequeño deportista. Cuando nos

referimos a los ámbitos del deportista hablamos del deportivo, escolar, social y familiar.

A vista pública son pocas las funciones que se atribuyen a esta figura muy de moda en la

entidades deportivas, en cambio, son infinidad las gestiones diarias que realizan resolviendo

todo tipo de adversidades que rodean a los pequeños deportistas.De entre todas las funciones

que se le atribuyen a esta figura destaco

LA RELACIÓN CON EL ENTORNO DEL DEPORTISTA

Cuando hago referencia al entorno del deportista, hablo de todos los agentes directos e

indirectos que influyen en la vida cotidiana del niño/a. Hoy en día, encontramos diferentes

tipos de familias: primer matrimonio, familias "bis"( padres separados con hijos de otros

matrimonios que se emparejan en nuevas relaciones), familias monoparentales( después de

separarse crían a los hijos en soledad). Las diferentes estructuras familiares repercutirán de

una manera directa en todos los ámbitos del niño, entre ellos el fútbol.

En la gran parte de los casos los diferentes conflictos familiares se verán reflejados en el propio

niño/a, creando situaciones de inestabilidad emocional y exigencia deportiva, que por

desgracia está aumentando en la gran parte de clubes que trabajan la base, alcanzando cotas

inexplicables a lo largo de la geografía española.

image

En los último años instituciones, asociaciones, federaciones y clubes pusieron en marcha

diversas campañas de concienciación para erradicar este tipo de comportamientos en los

campos de fútbol. Aún así diferentes estudios presentados (Gobierno Vasco, 2011) revelan que

el entorno del jugador es una de las principales áreas de conflicto en el deporte escolar.

Durante cada fin de semana miles de padres asisten a las competiciones de los pequeños

deportistas siendo parte importante en dicho evento pero no imprescindible, en muchas

ocasiones las frustraciones propias de los progenitores son exportadas a sus niños, animando

de una particular manera a que su hijo le preste más atención a las indicaciones propias, que a

las del entrenador.

Gritos como: "pasa, regatea, tira, juega más adelantado...", son algunas de las muchas

indicaciones que podemos escuchar en cualquier campo donde compiten niños. La óptica

individualista con la que la gran mayoría de los padres ven el fútbol, no hace más que dañar la

autoestima del niño, llegando en algunos casos a alcanzar extremos impensables, y en otros

incluso el abandono de la práctica deportiva por parte de los niños.

Las medidas de respeto al rival, medidas restricitivas de acceso a campos y campañas de

concienciación sobre los valores que fundamentan el deporte, deben hacer reflexionar a la

sociedad de qué valores estamos mostrando a los más pequeños.

El fútbol en nuestro país, se han alcanzando cuotas ridículas donde las exigencias

extradeportivas están por encima de las meramente deportivas. Padres, madres, abuelos y

demás familiares que aducen a un campo de fútbol, deben animar, aplaudir y valorar el

esfuerzo que tanto niños como clubes realizan a lo largo de todo la temporada.

Sólo así, desarrollando una educación cívica, social y cultural en el deporte, y haciendo

partícipes de la misma a todos los ámbitos que rodean al pequeño deportista, seremos

capaces de mejorar conductas inapropiadas que día a día se suceden en los campos de fútbol

de nuestro país.

José Luis Campaña Parada

Grado en Educación Primaria- Atención a la Diversidad

Monitor de Fútbol Base

Ex Coordinador Fútbol Base

Director Escuela de Fútbol Base


Sobre esta noticia

Autor:
Futbolbase (2492 noticias)
Fuente:
barbadasbase.blogspot.com
Visitas:
1710
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.