Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Cuando al fútbol se juega escuchando el balón: arranca el Mundial para ciegos

06/06/2018 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

DANIEL MATEO

  • 16 selecciones nacionales, récord, disputarán desde el 7 de junio en Madrid el Mundial de fútbol para ciegos.
  • '20minutos' pasa un día en el entrenamiento de España, que apunta a todo.

image

No son Iniesta, De Gea, Cristiano, Messi, Ramos o Lopetegui, pero ellos también reclaman protagonismo justo antes de que la cita mundialista de Rusia se ponga al rojo vivo y acapare la atención de todo el planeta.

Son los chicos de las 16 mejores selecciones, entre ellas España, que se reúnen desde el 7 y hasta el 17 de junio en Madrid para disputar el Mundial de fútbol... para ciegos. Ese es el único matiz que los separa de las grandes estrellas mediáticas que acaparan todo.

El Mundial, organizado por la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) junto con la ONCE y el Consejo Superior de Deportes (CSD), tendrá lugar en el colegio Sagrado Corazón y, por primera vez, el formato de competición contará con dieciséis selecciones, en vez de las ocho y las doce de anteriores ediciones.

Antes de que arranque, 20minutos 'entrena' un día con este grupo de chavales, con su ilusión, sus ganas y su potencial para hacer algo grande. En él destaca un chaval de 17 años, el más joven, Sergio Alamar, la joya de España. "Desde muy pequeñito quise jugar al fútbol. Aunque como no veía, mi idea era ser entrenador, pero luego descubrí que sí tenía sitio para ser futbolista", recuerda Sergio, que estudia bachillerato. "Como hasta los 15 años no puedes jugar, me apunté antes a atletismo". Pero acabó ganando la pasión por el balón.

Alamar reconoce que, lo que más le cuesta, son "algunos aspectos técnicos". "Como nunca he visto tirar, al principio me costaba chutar de empeine. Hasta que no me lo explicaron bien y le cogí el punto, no supe cómo hacerlo".

image

En el lado casi opuesto se encuentra Adolfo Acosta, uno de los más veteranos del equipo con 37 años y jugando desde los 15. "Estamos muy ilusionados por jugar un Mundial en nuestro país", afirma. Para ello, han tenido que trabajar duro durante este último medio año, con largas concentraciones. "Desde enero estamos más aquí que en casa", reconoce entre risas. ¿Y cómo compatibilizar todo? "En mi caso, y el de la mayoría, trabajamos en la ONCE, que tiene convenio con la Federación de Deportes para que cuando los deportistas tenemos concentraciones se nos libere del trabajo, no perdamos vacaciones y cobremos como si estuviéramos trabajando. Si no, sería imposible".

Entonces, ¿qué pasa con los porteros, que no son ciegos y no están ligados a ese convenio? "Ellos no trabajan en la ONCE porque ven tienen que hacer mil apaños en el trabajo. Cogerse vacaciones, recuperar días...", denuncia el jugador.

En la última competición mundial, España quedó la tercera por detrás de Brasil y Argentina. La idea es, al menos, igualar esa posición, sin dejar de pensar en ganar el torneo. "Hay que ser ambiciosos y hay que llegar a semifinales como sea. A partir de ahí, intentar llegar a la final y jugar el partido de nuestras vidas. Y si perdemos, pues perdemos", dice Alamar. Algo que corrobora Acosta, más contundente."No llegar a semifinales sería un fracaso. Tanto entrenar, tanto esfuerto y sacrificio, para no llegar a esa fase sería una putada".

El seleccionador Jesús Bargueiras es, de primeras, incluso más ambicioso que sus chicos. "El objetivo es ganar el Mundial. Para ello llevamos preparándonos desde el mes de enero, llevamos diez concentraciones. Los chicos estás muy bien preparados, tienen talento, calidad...". ¡Y buen rollo! "También. Somos una gran familiar", confirma el mister.

Más sobre

España quedó emparejada en el Grupo A e intentará acceder a cuartos superando a Turquía, Marruecos y Tailandia. Más tarde, llegarán los cocos, en los que todos coinciden. "Los rivales a batir son los dos únicos que han logrado ganar un Mundial, Brasil y Argentina. China también es un buen rival. Y Turquía, que está en nuestro grupo", dicen los dos jugadores y el técnico.

image

En el caso de ganar, no hay ninguna promesa en firme, ninguna de esas locurillas propias de los deportistas. "Estamos dispuestos a hacer lo que sea", dice Alamar. "Hay muchos que hablan de teñirse el pelo o de raparse", dice Acosta, que se desmarca en ese sentido.

Bargueiras, que también trabaja en la cantera del Real Madrid, define como "muy gratificante" entrenar a este grupo de chavales. "Ellos te enseñan a valorar lo que de verdad es importante en la vida. Que ante cualquier adversidad no te puedes venir abajo y tienes que seguir para lograr tu sueño. Su sueño, en este caso, es jugar al fútbol y ni siquiera la ceguera les impide desarrollar lo que más les gusta".

Después de este, llegará el 'otro' Mundial, el de Rusia. "Yo creo que vamos a ganar los dos Mundiales", dice optimista el seleccionador. De su homólogo, Julen Lopetegui, opina que "ha demostrado que es un grandísimo entrenador, un buen gestor de grupos y hará un gran papel" como seleccionador español. Los jugadores, sin embargo, rebajan la euforia: "Está complicado ganar el título en Rusia, pero llegarán lejos".

Características diferentes al fútbol tradicional

Para su perfecta implantación y expansión, el Fútbol 5 ha necesitado varias adaptaciones, estando en estos momentos bien desarrollado y reglamentado, lo que lo convierte en un deporte seguro y viable para las personas ciegas.

Sin embargo, tienen unas especificidades imprescindibles al fútbol tradicional , que son:

Balón sonoro. La pelota cuenta con unos cascabeles en su interior que hacen ruido y así los jugadores puedan ubicarlo.

image

Antifaz. Debido a que no tienen el mismo grado de ceguera, todos los jugadores, excepto el guardameta, juegan con antifaz. Así todos están en igualdad de condiciones.

Solo ve uno. El portero es vidente y tiene limitada su maniobrabilidad a una pequeña zona dentro del área de penalti.

Vallas laterales. Evitan los fueras de banda, salvo que el balón salga por encima de estas, siendo además un elemento de orientación y seguridad para el jugador.

Tres guías. Para orientar a los jugadores, cada equipo tiene tres guías repartidos por el campo. Uno, el entrenador, en el centro del terreno de juego; otro, detrás de la portería del contrincante para indicar cómo deben chutar; y un tercero, el portero, que es el guía de la defensa.

"¡Voy!". Hay obligatoriedad por parte de los jugadores de decir, de forma clara y audible, la palabra "voy", para evitar golpes y orientar al jugador rival.

Silencio. El campo tiene las mismas medidas que el de fútbol sala, al aire libre y rodeado de público, que debe permanecer en silencio cuando el balón ruede.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (25324 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2379
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.