Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Gabilondo llama a "empuñar el esfuerzo" y afrontar "este tiempo difícil" desde el conocimiento y el saber

09/09/2010 19:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha reivindicado el papel del conocimiento y de la universidad para salir de la crisis "social, política y de valores" en que estamos inmersos y ha llamado a "empuñar el esfuerzo, el trabajo y la exigencia de afrontar" estos tiempos de "tibieza y dificultades" a través "del conocimiento y del saber".

Ése ha sido el mensaje fundamental que ha transmitido este jueves en el acto de clausura del curso académico de 2010 de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, un acto en el que le ha acompañado, entre otros, el rector de la institución académica, Salvador Ordóñez.

Para Gabilondo, la universidad sigue siendo hoy "imprescindible y necesaria", porque "nunca hemos requerido más el pensamiento, la reflexión, la moderación y la implicación" que en este momento de crisis "social, política y de valores", en el que el papel de la universidad y de los universitarios es "determinante".

"En estos tiempos de tibieza y dificultades, necesitamos más que nunca gente de valor, de valía, de coraje social y público, formada, decidida y dispuesta a luchar por este país y por los valores en que creemos", ha subrayado.

El ministro ha explicado que "los dos grandes enemigos de la universidad" son los esclavos y los idiotas perdidos, los dos grupos que, en la antigua Roma, no podían vivir como ciudadanos.

Y es que, según dice, "idiota perdido es quien no tiene ninguna sensibilidad social o política y ninguna voluntad de comunidad ni preocupación por otros asuntos que no sean los propios", y el esclavo es el que "no tiene ninguna comunidad".

"Gracias a la universidad, los ciudadanos y la libertad, hay menos idiotas perdidos y esperemos que no haya ningún esclavo", ha comentado Gabilondo, que ahora, con la puesta en marcha del Espacio Europeo de Educación Superior, confía, "no tanto" en que sea superior, que sea un espacio y que sea europeo, que también, sino sobre todo "que sea educación".

Eso, en su opinión, significa que no se pueden olvidar los valores que constituyen el espíritu mismo de la universidad, esos valores de la "palabra", el "pensamiento", la "libertad" y la "reflexión" que también proyecta la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

El ministro, que se ha mostrado partidario de hacer las cosas "paso a paso", no con "pisadas" tan "contundentes" que, a veces, no es posible ya dar un paso más, ha elogiado el papel de la UIMP por una trayectoria de 76 años en la que trabajando "paso a paso" se ha transformado de la "isla de libertad" de José Hierro en una "península de la libertad" vinculada a la tierra y a la ciudad.

Por ello, al clausurar el curso, ha pedido que no se tire "la llave", para volver a abrir "mañana otra vez", y ha subrayado que más que clausura es una reunión para "encontrar de nuevo fuerzas, razones e impulsos para seguir haciendo lo que cada día nos toca hacer".

"UN VALOR EN ALZA"

Buena parte de las reflexiones del ministro sobre el papel de la universidad han sido compartidas por el rector y los representantes políticos. Para Salvador Ordóñez, la UIMP, en concreto, es "un valor en alza", una "marca de prestigio" y una "garantía" de éxito".

Se trata, en sus palabras, de una universidad "acostumbrada a crecer" y que está ya cerca de alcanzar "el límite" de la capacidad de sus instalaciones, como se demuestra en el resumen de actividades de este verano y las cifras de alumnos y ponentes, detalladas también por el rector.

La UIMP cierra este curso, según Ordóñez, con la "sensación de haber cumplido con el deber" y de haber conseguido los objetivos marcados a principios de verano. Pero sobre todo, ha convertido ya en una "realidad" el "sueño" de Pedro Salinas de una universidad internacional.

"FOCO DE CULTURA Y CONOCIMIENTO"

Al igual que el ministro, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha animado a buscar las respuestas a la crisis "donde hay conocimiento, cultura y ciencia". "Ahí es donde está el futuro de España", ha enfatizado Revilla, quien ha subrayado que "pocas comunidades autónomas podrán contar en un horizonte tan próximo como 2013, con un foco de cultura y ciencia tan importante" como el que va a tener Cantabria.

Y es que, para entonces, funcionarán ya a "pleno rendimiento" el Centro Internacional de Estudios Superiores del Español (CIESE) de la Fundación Comillas y la sede de Colegios del Mundo Unido, que se sumarán a la UIMP y también a la Universidad de Cantabria, un "extraordinario activo" de la región.

"Cantabria Infinita no es un eslogan publicitario. Es un compromiso. Y ese compromiso ha de pivotar sobre la educación y la cultura", ha comentado el presidente, que espera "con avidez" el próximo curso de la UIMP "para seguir ahondando en esa Cantabria Infinita".

También el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha puesto la vista en el futuro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y en los proyectos que comparte con el Ayuntamiento. En su opinión, la UIMP es "paradigma de pensamiento, de encuentro, ajeno a cualquier tipo de injerencias, incluidas las políticas".

La UIMP es, según dice, "un lujo" para Cantabria y para Santander y cuenta con el respaldo de toda la sociedad cántabra y del Ayuntamiento, que cuando trabaja junto a la institución, "nunca distingue entre anfitrión e invitado" e "intercambian los papeles, sin perderlos nunca".

"Sabemos cuál es nuestro lugar", ha sentenciado el alcalde, en lo que parece una alusión velada a la reciente polémica con el presidente regional por el protocolo de la UIMP en la investidura de la ex presidenta chilena Michelle Bachelet como doctora Honoris Causa.

Por último, el presidente del Parlamento cántabro, Miguel Ángel Palacio, ha destacado que la UIMP sigue "fiel" a los objetivos con los que fue concebida y gracias a sus cursos la Península de la Magdalena se ha convertido en un "referente de pensamiento, ciencia y amonestación ética" para todos.

Al acto académico de clausura del curso 2010 han asistido también la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga; el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez; los consejeros de Educación y Sanidad, Rosa Eva Díaz Tezanos y Luis Truan; y el rector de la Universidad de Cantabria y presidente de la CRUE, Federico Gutiérrez- Solana, entre otros representantes de la sociedad cántabra.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107906 noticias)
Visitas:
194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.