Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Los gastos sociales de Zapatero

25/10/2010 20:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Está visto que José Luis Rodríguez Zapatero hace oídos sordos ante el clamor, prácticamente unánime, de la sociedad española que pide con insistencia su dimisión o el adelanto de las Elecciones Generales. No soportan ya más los descalabros económicos que tienen que afrontar como consecuencia de la cabezonería y la irresponsabilidad del presidente del Gobierno. Quieren que deje paso a otra persona mejor preparada, o que sea el pueblo quien la elija, para que se enfrente lo antes posible a los retos que ofrece nuestra complicada situación económica.

Pero Zapatero no quiere darse por enterado y está dispuesto a seguir en la poltrona presidencial al precio que sea. Aunque para lograrlo, tenga que romper la caja única de la Seguridad Social o desmembrar aún más a España, alentando Estatutos como el de Cataluña o transfiriendo dinero y competencias sin orden ni concierto. Prefiere escenificar el consabido mito de Sísifo y verse condenado por los dioses a empujar una y otra vez a España hasta lo más alto de la cima del bien estar social y ver como, antes de llegar arriba, vuelve a caer estrepitosamente en lo más hondo de la depresión económica. Él sabe que es incapaz y que todos sus esfuerzos por solucionar el problema van a resultar inútiles, pero le reconforta el saber que se le amplia el plazo de su mandato.

Ahí está el PNV y Coalición Canaria (CC), dispuestas ambas formaciones políticas a echarle una mano, posibilitando así su continuidad en el Gobierno hasta el año 2012. El PSOE cerró ese acuerdo con el PNV para la aprobación de los Presupuestos para 2011 con nocturnidad y alevosía, ocultando al pueblo soberano el verdadero alcance de esa operación. Por el apoyo del PNV se pagó un precio demasiado alto que, en la práctica, agrava aún más nuestros problemas económicos y da pie a un deterioro mayor de la convivencia mutua y de la solidaridad interregional. Es el propio portavoz de los socialistas, José Antonio Alonso, el que nos indica que el acuerdo comporta "veinte traspasos a la comunidad autónoma vasca", entre los que destaca "las políticas activas de empleo", la Inspección de Trabajo, las políticas de formación del Instituto Social de la Marina, el tráfico marítimo y las agencias de viaje. Y también un mejor trato a ETA, según confesó el nacionalista Joseba Egibar.

Con este pacto, dice José Antonio Alonso, tendremos la "estabilidad institucional indispensable para seguir luchando y salir de la crisis económica". Seguro que con este acuerdo, en el que se barajan grandes cantidades de dinero, lejos de ayudarnos a salir de la crisis, nos va a hundir aún más en la miseria. El importe total de la operación rondará aproximadamente los 1000 millones de euros, que se dice pronto. Solamente el traspaso de las políticas activas de empleo superará, casi seguro, la cifra de 500 millones. A esta importante cantidad de dinero habría que sumar unos 120 millones de euros que se van a comer las inversiones directas en diversas infraestructuras. Y las 19 transferencias restantes acordadas supondrán aproximadamente otros 300 millones de euros.

Otro tanto ha hecho Rodríguez Zapatero con Coalición Canaria. Para apoyar los presupuestos, el presidente canario, Paulino Rivero, le demandaba generosidad y Zapatero fue extremadamente generoso con ellos, aceptando sin discusión todas las exigencias planteadas. Coalición Canaria verá colmado su deseo de desbloquear la reforma del Estatuto de Autonomía. Recibirán de inmediato todas las competencias pendientes, se reconoce que el mar de Canarias forma parte integrante de la Comunidad Autónoma y suya será la competencia en el perímetro de las doce millas marinas. Se rebajan notablemente las tasa aeroportuarias en Canarias y todos los aeropuertos de las islas mantendrán intactas las bonificaciones que se aplican actualmente. Recibirán, además, 70 millones de euros para desarrollar su propio plan de empleo y se les ha garantizado mantener durante 2011 los planes de infraestructuras educativas y turísticas y, cómo no, las políticas activas de empleo.

Está visto que José Luis Rodríguez Zapatero, o es un inconsciente, o es un irresponsable redomado. Y que por asegurarse un año más en La Moncloa, se deja chantajear miserablemente por peneuvistas y canarios, aunque sabe de sobra que semejantes acuerdos complican aún más nuestra situación económica. Como ahora ya no puede hacer referencia al "decretazo" de Aznar, ya que él fue obligado directamente por Estados Unidos y por Bruselas a ir bastante más lejos en las restricciones, toma un nuevo rumbo y quiere hacernos creer que nadie ha aumentado el gasto social tanto como él. Ahí está su afirmación de hace unos días: estos "son los Presupuestos con mayor gasto social de la historia"

Zapatero es así y no se corta ni un pelo cuando manipula el lenguaje de manera tan desvergonzada como en esta ocasión. Solamente un irresponsable, dotado de mucha cara dura, puede atreverse a pregonar, que ese mayor gasto que ocasiona el aumento desorbitado del paro es un gasto social positivo. Alguna de las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis económica, fueron contraproducentes y contribuyeron a generar más paro. Otras, que podían haber sido beneficiosas, se tardó en tomarlas por la impopularidad que pudieran reportar y por culpa de la oposición de los sindicatos mayoritarios. Este hecho, que no es más que una mala gestión de la crisis, disparó la pérdida de puestos de trabajo, llegando a contabilizarse casi 5 millones de parados oficiales. Si a estos agregamos los camuflados, bien porque no habían trabajado antes o porque, al realizar cursos de formación, están trabajando para el país, entonces los que no tienen un puesto de trabajo, pasan bastante de los 5 millones.

El aumento del gasto que se produce por el mayor número de parados con derecho al cobro de las indemnizaciones correspondientes no es nunca un gasto social positivo, ya que se produce como consecuencia lógica de la destrucción desmesurada del empleo y de la riqueza de España. Es evidente que con este gasto no se mejora en absoluto el estado de bienestar. En todo caso, se trataría de un gasto socialista ya que, desde el Gobierno, no han sabido frenar los desajustes económicos y mucho menos han propiciado un marco oportuno que diera confianza y seguridad a las empresas para crear empleo. Pero Zapatero es así, y aunque tenga que violentar el diccionario, el siempre quiere ofrecer algo mejor que lo logrado por Aznar durante su Gobierno. Pero una vez analizada la frase, esa supuesta mejoría con respecto a la etapa del ex presidente del PP y del Gobierno de España, se convierte en un auténtico baldón para la ejecutoria de Rodríguez Zapatero.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
133
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.