Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que B.h.r escriba una noticia?

Generación.es

15/08/2009 14:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Son realmente las nuevas tecnologías las culpables de las pérdida de valores en la juventud?

Malascompañias.com es el título del artículo publicado por ABC.ES hoy. Un artículo escrito por quienes no conocen ni saben qué es lo que puede ser capaz de darnos las nuevas tecnologías.

Bien es cierto que cómo todo tienen sus inconvenientes pero no es necesario, ni siquiera objetivo, hacer responsable de la juventud que hay hoy a las redes sociales y a las nuevas generaciones de móviles. Esa pérdida de valores que se está haciendo notar en estas últimas semanas no es otra cosa que la propia pérdida de tiempo de la sociedad, la poca implicación de las instituciones educativas y gubernamentales, y la falta de obviedad en que la educación es el pilar de una sociedad y no la política tal cómo se ha venido haciendo ver hasta hoy.

No son los móviles, ni los videojuegos violentos o la violencia en los medios de comunicación quienes han formado a la juventud. Es una generación abierta que puede ver lo que antes no se veía, una generación que tiene al alcance TODO nada más conectarse a Internet. Y ese no es el problema, el problema no es tenerlo TODO sino saber cogerlo y asumirlo de una u otra forma lo que llevará a que tengamos una sociedad con criminales cada vez más jóvenes. Es necesario el control, pero no puede tener control un niño sino se le sabe inculcar, si no se le sabe dar poco a poco la comida. Es ahí cuando entra el padre, la madre o el tutor legal, es ahí cuando entra también el colegio, pues es hoy donde pasan la mayor parte del tiempo muchos de ellos.

¿Si le damos un móvil con todas las aplicaciones posibles que ni siquiera necesita porque tiene diez años sin ganárselo de ninguna forma qué va a querer que le de la sociedad cuando tenga dieciocho?

El problema es querer quedar bien como padre, querer ser amigo de nuestros hijos cuando eso es algo imposible y el no haber pasado el tiempo suficiente, no haberles enseñado a comer nosotros sino haberle dejado en manos de un desconocido cuando tenía la edad que hay que tener para aprender. El problema es el del padre que da ese móvil con cámara al niño porque le han quedado seis asignaturas y no quiere sentirse culpable porque no ha estado el tiempo suficiente con él para ayudarle. Ese es el problema dar lo que no se necesita a nuestros hijos para no sentirnos culpables y lo que estamos haciendo con ello es criar un ciudadano, porque posiblemente ni siquiera llegue a poderse considerar persona.

No sé de qué nos extrañamos cuando vemos en las noticias que ha sido grabada una agresión a un profesor, no sé de qué nos extrañamos de qué aparezcan cada vez más casos de violencia entre los mismos alumnos si no se ha hecho nada para impedirlo, sino se han puesto las medidas necesarias.

Esa pérdida de valores que se está haciendo notar en estas últimas semanas no es otra cosa que la propia pérdida de tiempo de la sociedad

Y cuando digo medidas no estoy hablando de meterle un guantazo al niño sino ser conscientes de que hay que cambiar la forma de pensar, enseñar que sin esfuerzo no se llega a ser algo y que lo que quiera tendrá que conseguirlo por sus logros. No valdrá de nada dar un guantazo porque sabe que tiene la ley a su favor.

Estoy hablando otra vez de educación, pero de educación para los padres en lo que se refiere a las tecnologías. No será posible realizar ningún control si estos no saben manejarse, si nunca han usado una red social aunque les suene el término. Es ahí donde está el problema si desconocemos las herramientas y las nuevas formas de entablar relaciones no podremos enseñarles cómo coger y asimilar lo que van viendo. No es necesario entablar una conservación con ellos cuando ya tienen doce años, hay que ser conscientes de que no son los doce años de antes, es necesario adelantar la edad de enseñar ciertas cosas para poder poner las medidas de prevención. ¿Qué vas hacer, hablar con niñas de doce años sobre lo que es el sexo cuando lo tiene en sus ordenadores? ¿Vas a decirle a tu hijo cómo ponerse el condón cuando ya se lo ha puesto? Si quieres evitarle un embarazo hazle ver las cosas antes y no le cuentes el cuento de caperucita roja otra vez, enséñale que eso ya no es un cuento y que el lobo puede ser quien esté detrás de ella y a defenderse sola, porque ni siquiera la ley la protegerá.

El mundo ha cambiado, y cada vez cambia más deprisa y no queremos darnos cuenta. Mis 21 años no son lo que eran pero es que ni siquiera hoy los quince son lo que eran cuando yo los tenía. Se sigue queriendo ser adulto antes de tiempo porque no se hace ver que nuestros actos tienen consecuencias y que hemos de pagar por ello.

La solución no es prohibir llevar el móvil a clase, ni llevar el mp3, o dar de baja Internet porque ese mismo Internet puede ayudar a que sus conocimientos sobre el mundo aumenten. La solución pasa por hacerles responsables cuando lo son y no cargar con las culpas, cambiar una ley desecha en pedazos por culpa de tiempos sin libertad y fomentar una educación para la ciudadanía sin que hiciese falta una asignatura impartida desde tantos puntos de vista diferentes y sin tantos juicios. En definitiva una educación que implicase ser crítico con todo lo que vemos, una educación basada en la reflexión que diese como resultado personas humanas y no mulos de carga, como está pasando.

El problema no es tenerlo TODO sino saber cogerlo y asumirlo de una u otra forma lo que llevará a que tengamos una sociedad con criminales cada vez más jóvenes

Le pese a quien le pese las malas compañías no son las nuevas modas tecnologicas sino nosotros.


Sobre esta noticia

Autor:
B.h.r (6 noticias)
Visitas:
2897
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.