Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que F. De Oyarbide escriba una noticia?

Operación salida de vacaciones. ¡Ojo a los nuevos radares! El Gobierno cuenta con ¡hacer el agosto!

29/07/2009 21:36 4 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los radares de la DGT de trafico y de las principales ciudades pueden hacer que el gobierno haga su agosto recaudatorio en la operación salida de vacaciones de los próximos días. El BOE tiene previsto una recaudación de 416 millones de pesetas un 15, 5% más que el año pasado

En pocos días comenzará la gran Operación Salida de Verano en la que gran número de españoles viajarán por las carreteras, unos para volver de las vacaciones disfrutadas en julio y los otros para comenzarlas.

Pero éste verano, los conductores tendrán que esmerarse en el cuidado al volante a la hora de emprender su viaje, ya que además de los altos índices de trafico, del estado deplorable de algunos tramos de carreteras y autopistas, de los puntos negros, unos viejos enemigos pero de dientes recién afilados esperarán agazapados tras una larga recta, un túnel o una pendiente pronunciada.

LOS RADARES RECALIBRADOS

Aunque la mayoría de los conductores creen que todavía no se aplica la nueva normativa de radares, en la que se penaliza cuando el vehículo supera la velocidad permitida en un kilómetro, lo cierto es que la realidad se empeña en desmentirlo, y cada vez son más los casos en que los conductores reciben la notificación de sanción por exceso de velocidad aún habiéndose pasado entre uno y cinco kilómetros.

Y es que quien hizo la ley también sabía que existía la trampa. Una de las medidas que se están tomando con los radares, es la de que desaparezca el margen de error de calibración que solía ser de unos diez kilómetros, para evitar que una diferente calibración de los cuentakilómetros de los vehículos llevaran al conductor a ser sancionado aun cuando éste viajara ciñéndose escrupulosamente a los límites marcados.

De esta forma, cuando uno viaja en su coche y se encuentra con un límite de velocidad, pongamos por caso, de 90 kilómetros por hora, si mantiene como máximo esa velocidad, tiene muchas posibilidades de ser sancionado, ya que la velocidad que marca el cuentakilómetros del coche, no suele ser la misma que la que registra el radar. Al desaparecer el margen de error con el que estaban antes programados estos detectores, es relativamente fácil que uno pase a 91 km/h en lugar de 90 Km/h sin saberlo.

Para demostrar este punto baste un simple ejemplo práctico comprobado por este periodista. Un usuario que cuente con navegador en su coche, puede comprobar como, por regla general, la velocidad del GPS no suele coincidir con la del propio cuentakilómetros, existiendo una diferencia de entre 5 y 10 kilómetros.

Lo malo es que tampoco el navegador tiene por qué coincidir con el dispositivo de radar, por lo que la sanción es prácticamente segura. Esto ocurre tanto en las carreteras como en las zonas urbanas de las grandes ciudades donde también hay instalados estos dispositivos.

¿AFÁN RECAUDATORIO?

Desde el año pasado, los medios de comunicación han venido alertando sobre la intención del gobierno español de aumentar la recaudación por medio de las multas de tráfico, a lo que hay que sumar el mismo afán que han demostrado algunos ayuntamientos de ciudades importantes como ocurre por ejemplo en Madrid –caso especialmente sangrante en el cinturón de la M-30 y sus túneles.

Los radares ahora si saltan si te pasas entre uno y cinco kilómetros y ya no cuentan con el llamado margen de error

Mientras que en 2005 la recaudación por multas cerró el año con 192 millones de euros, para finales de este año 2009, en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) la cantidad prevista de recaudación se eleva a 416 millones de euros.

A esto hay que añadir dos premisas fundamentales. El Estado necesita urgentemente fondos, ya que los últimos datos económicos del propio Ministerio de Hacienda reflejan un agujero de 38.607 millones de euros hasta el mes de junio, frente a los 4.600 millones de euros que tenía de deuda el años pasado por las mismas fechas.

Esta situación hace que el Estado se plantee ahora más que nunca, sacar fondos de cualquier parte, ya que ni la reciente subida de las gasolinas o el tabaco practicada hace escasos dos meses, ni el crédito extraordinario de 17.000 millones de euros que acaba de pedir, da para afrontar pagos ineludibles como son por ejemplo la prestación de desempleo.

Pero la cosa no acaba aquí. La recaudación por impuestos ha caído en picado como consecuencia del incremento del paro, que según el gobierno se va acercando en estos días los casi 4 millones de desempleados – Y eso que no cuentan aquellos trabajadores que han agotado su tiempo de paro, o aquellos que tampoco están contabilizados porque aún no llevan seis meses parados, ni los que aun estándolo, tampoco se contabilizan porque el INEM les ha apuntado a algún curso de reciclaje y no computan, por no hablar de los cientos de trabajadores autónomos que son los grandes olvidados. Es decir, que en números reales, se podría sumar cerca del millón de desempleados más a las cifras oficiales-.

Precisamente la crisis que están sufriendo estos trabajadores, ha hecho que descienda el número de desplazamientos por vacaciones, con ello, el número de coches que circulan por las carreteras. Aunque por una parte ésta situación ha resultado ser positiva en cuanto al número de accidentes de tráfico, (cerca de un 10, 6% con respecto del año pasado en las mismas fechas), al haber un menor número de coches que circulan por las carreteras, también disminuye el número de posibles infracciones de tráfico, luego hay menos "clientes potenciales" lo que trae menos recaudación y pone más difícil para la DGT cumplir las previsiones de recaudación de esos 416 millones de euros.

Esta podía ser una razón de peso por la que la DGT y el Ministerio del Interior decidieran recalibrar los radares y ajustarlos para que salten hipotéticamente al sobrepasar la velocidad en un kilómetro. (consulta aquí la lista de radares de toda España)

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID SE LLEVA LA PALMA

Situación similar es en la que se encuentran Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, como es el caso de el de Madrid, que tiene una deuda de más de 6.600 millones de euros y que parece haber encontrado la fórmula mágica para disminuir en parte el agujero. Para finales de 2009 tiene previsto recaudar 114 millones de euros en multas según fuentes del PSOE o los 90 millones de euros según las propias fuentes municipales.

Además de la colocación de nuevos radares, también se ha sumado a la moda de calibrado de los mismos, y aunque cuando se inauguraron los radares de la M-30 y los túneles, que ya funcionan a pleno rendimiento, fuentes del Ayuntamiento manifestaron públicamente que estos contaban con un margen de error de 10 km/h, lo cierto es que son infinidad las multas tramitadas por sobrepasarse hasta 4 kilómetros de lo establecido.

Los Presupuestos Generales del Estado han fijado una recaudación para 2009 de 416 millones de euros, un 15, 5% más que el año pasado


Sobre esta noticia

Autor:
F. De Oyarbide (14 noticias)
Visitas:
562
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Jesús GM (29/07/2009)

Sr. Oyarbide:
Se trata de machacar a la ciudadanía motorizada usando la moralina esa de precaución amigo conductor (incluso hasta parece ético el asunto). Vivimos en la España de esos correctos que no la llenan de radares o, a base de granitadas, destrozan ciudades como Madrid. Lo mejor es dejarse cazar por el radar directamente, para que estén contentos...

0
+ -
Responder

unomas (11/08/2009)

ojo con la dgt , se han convertido en la nueva gestapo de las carreteras

0
+ -
Responder

Victor (15/08/2009)

Tendremos que ir más atentos al cuenta kilometros que a la carretera, esto a la larga producira accidentes.
Que fabriquen los coches de menos cilindrada o con limitadores de fabrica. Para que coches de alta cilindrada, que solo puedan ir a 120 como maximo y que bajen los precios, menos gasto de petroleo y que se hundan las empresas automivilisticas.

1
+ -
Responder

JOSE (28/09/2009)

EN madrid ya no se puede vivir tranquilo, vas mas pendiente del cuentakilometros que de conducir, esta lleno de pandilleros de azul que te intentan robar por cada sitio que pasas y encima con la excusa de que velan por tu seguridad, ( no se lo cren ni ellos ) Y por los tuneles yo ya no paso llenos de maquinitas para robarte, hasta cuando vamos a permitir este abuso ????