Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

El Gobierno lanza un plan de 17.000 millones a dos años para construir AVE y carreteras

07/04/2010 13:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Gobierno lanzó hoy un Plan Extraordinario de Infraestructuras que supondrá invertir en colaboración con la iniciativa privada 17.000 millones de euros durante dos años (2010-2011) para acelerar y adelantar la construcción de líneas ferroviarias de Alta Velocidad (AVE) y de carreteras.

El ferrocarril acaparará un 70% del monto total de inversión y las carreteras el 30% restante. Asimismo, un 65% corresponde a obra nueva y, el resto, a trabajos de conservación y mantenimiento.

El plan constituye el "mayor esfuerzo de colaboración entre el sector público y el privado de la historia" y su presupuesto equivale a un 1, 7% del PIB, según destacó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su presentación oficial.

El jefe del Ejecutivo enmarcó el programa en "la 'hoja de ruta' del Ejecutivo para superar la crisis" y aseguró que "contribuirá al renacimiento de la economía y el mantenimiento del empleo, manteniendo un fuerte ritmo de inversión sin perjudicar a las cuentas públicas".

El plan está diseñado para que el Estado no tenga que aportar importe alguno hasta 2014, fecha en que está previsto que comiencen a ponerse en servicio los proyectos. Este hecho y el sistema concesional por el que se contratarán las obras evitará que la inversión compute en déficit.

Así, serán las constructoras y entidades financieras (tanto privadas como el BEI y el ICO) las que adelantarán la inversión para construir las infraestructuras, que empezarán a licitarse en la segunda mitad de este año.

Posteriormente, el Gobierno les devolverá el capital invertido mediante el pago de un canon anual durante un periodo de treinta años en el caso de proyectos de carreteras y de 25 años en los ferroviarios. Para estos últimos, se adelantará la mitad del importe total en la fase de construcción.

FINANCIACION GARANTIZADA.

El Ministerio de Fomento, promotor del plan, se ha garantizado su financiación al asegurarse el respaldo previo del sector de la construcción y financiero. En los próximos días firmará convenios con el ICO, la AEB y la CECA, según anunció el titular del departamento, José Blanco.

El presidente del Gobierno garantizó el éxito de un plan que "junta la voluntad inversora del Gobierno, la fortaleza y experiencia de las constructoras y la solvencia y competitividad del sector financiero" ante la necesidad de buscar nuevas fórmulas para "mantener la inversión en infraestructuras en un contexto de dificultades económicas y de exigencias de austeridad".

Con todo, esta inversión extraordinaria en obra pública busca complementar y reforzar ya prevista en los presupuestos, adelantar la construcción de proyectos en ejecución y fomentar la actividad económica con la consiguiente creación de empleo.

Además, según el presidente, las dotaciones de transporte que se construyan contribuirán a "mejorar la eficiencia y competitividad de la economía española, a reducir los costes del transporte y a la sostenibilidad ambiental", dado el protagonismo que acapara el ferrocarril.

PARA TODO TIPO DE EMPRESAS.

El Plan Extraordinario de Transportes arranca sin una lista concreta de proyectos a ejecutar, que Fomento prevé seleccionar entre la cartera total de los que actualmente desarrolla.

Para su elección, se tendrá en cuenta que presenten un alto grado de maduración (ya estén listos para licitar), que permitan acabar la construcción de líneas AVE o carreteras en marcha y ofrezcan rentabilidad.

El plan sacará a concurso proyectos de distintos tamaños e importes para "democratizar" las concesiones, esto es, para que puedan participar en el plan pequeñas y medianas empresas, según detalló Blanco.

Según el esquema financiero diseñado, las empresas adjudicatarias aportarán el menos el 20% del importe de inversión de un proyecto y recurrirán a financiación bancaria para obtener el resto. Asumirán el riesgo de construcción y el de disponibilidad de la infraestructuras, pero no el de volumen de tráfico y demanda para no verse afectadas por la crisis.

El plan arrancó hoy con una presentación oficial presidida por Rodríguez Zapatero, acompañado por los titulares de Economía, Elena Salgado, y Fomento, al que asistieron unos 300 invitados entre los que destacan los principales constructores y representantes del sector financiero.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
149
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.