Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Gobierno luso explica que no pide a España que no se haga la refinería, sólo que se calculen consecuencias

06/05/2009 19:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ministro Nunes Correia se muestra seguro de que las autoridades españolas entenderán sus "avisos" porque su posición "no tienen ningún dramatismo"

LISBOA, 6 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

El ministro de Ambiente portugués, Francisco Nunes Correia, elogió hoy la "transparencia" de las autoridades españolas respecto a la Refinería Balboa, en Badajoz, e insistió en que lo único que ha hecho su departamento es analizar los impactos que ésta tendrá para Portugal y emitir su parecer, lo que no quiere decir que esté pidiendo a España que no se construya.

"Portugal no le está diciendo a España que, en nuestra opinión, el proyecto no se debe hacer", subrayó en declaraciones a Europa Press Nunes Correia, quien apostilló que sólo se le está diciendo a las autoridades españolas que "hay consecuencias en Portugal que deben ser calculadas".

"Es una decisión del gobierno y las autoridades españolas que respetamos", sentencia el ministro luso, quien puntualiza que su posición "no tiene ningún dramatismo". "Estamos seguros que las autoridades españolas van a entender nuestros avisos", subrayó.

El Ministerio de Ambiente portugués envió su parecer a la Junta de Extremadura el lunes de forma informal por fax y ayer martes por correo de forma oficial, precisó Nunes Correia, quien indicó también que el secretario de Estado de Ambiente de Portugal habló ayer con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

En ese parecer, aunque no se rechaza la construcción de la refinería, se solicita que se reformule el proyecto, ya que tal como está actualmente podrá tener "impactos negativos" sobre la cuenca hidrográfica del Guadiana y sobre el lago de Alqueva.

Nunes Correia se mostró convencido de que "las autoridades españolas comprenden que lo que" corresponde al Gobierno portugués "es analizar los impactos en Portugal y comunicar a España" lo que le "parece". "Desde el inicio hubo un diálogo muy profundo, intercambio de informaciones, una relación muy correcta y registramos que el Gobierno (español) se comportó con enorme transparencia con nosotros", apostilla el ministro luso.

"Nuestro papel es decir lo que pensamos, no del proyecto, sino de las consecuencias", puntualiza el responsable ministerial, quien reveló a Europa Press que en su equipo inicialmente pensaron que había varias áreas que "podrían ser objeto de preocupación", si bien "dejaron de serlo", como la calidad del aire o la conservación de la biodiversidad de la naturaleza, dado que parece que "no habrá consecuencias".

IMPORTANCIA DE ALQUEVA

Sin embargo, dijo, hay otras en las que piensan "que hace falta mejorar el proyecto". La primera y la más importante, "son las cuestiones de la calidad del agua", sobre la que "existen algunas preocupaciones". "De todo lo que nos fue dado para analizar, no resulta claro que aquello que son las exigencias de la directiva del cuadro de agua, que es lo que a nivel europeo regula esta materia, puedan ser totalmente cumplidas siempre que tenga consecuencias en Portugal", consideró.

"Debajo del proyecto tenemos la presa de Alqueva, el mayor lago artificial de Europa, que es un polo de desarrollo económico muy importante para España y Portugal", recordó el titular luso de Ambiente.

Agregó que, además de la directiva del cuadro que debe cumplirse, "hace falta una sensibilidad especial para un río como el Guadiana, muy frágil, vulnerable, y con mucha importancia para el desarrollo económico de los dos países". Por todo ello, dijo, su ministerio hizo "saber a España que los impactos sobre el agua deben ser mejor calculados".

Pero además de la calidad del agua, Nunes Correia recordó que hay otros aspectos importantes, como la directiva europea Seveso, sobre accidentes industriales, que "tampoco está totalmente estudiada, obliga a hacer escenarios de riesgo y a tener preparados todos los medios para hacer frente a esa situación" y aunque "esto se puede hacer en una fase posterior" su ministerio avisa ahora de "que es aconsejable hacerlo".

El ministro acabó su explicación señalando que "existen dos situaciones diferentes", por un lado "la explotación normal de la refinería" y por otro "las situaciones de riesgo que es obvio que se deben calcular, porque entre otras cosas, las directivas europeas obligan a ello".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
56
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.