Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

El Gobierno quiere pactar un protocolo que garantice el respeto a la bandera

13/10/2010 19:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El Gobierno ha convocado a todos los grupos parlamentarios para consensuar un protocolo de celebración de la Fiesta Nacional del día 12 de octubre que permita evitar que "grupos de reventadores" falten el "respeto" a la bandera de España, a los caídos y a las Fuerzas Armadas para evitar ya que es una situación "muy molesta", según la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Por su parte, la Casa Real y los miembros del Ejecutivo así como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han lamentado los gritos de "dimisión" y han pedido "respeto" por el desfile ya que es "de todos" y debería desarrollarse con "tranquilidad".

Chacón, en declaraciones a los medios en una desayuno informativo en un desayuno organizado por el Forum Europa, ha animado a "estos grupos de reventadores" a expresar su malestar con el Gobierno durante los otros 364 días del año e incluso, si quieren hacerlo el mismo día 12 de octubre, a que tengan "el valor" de convocar una manifestación. "Pero que no perturben una fiesta de todos", ha zanjado.

Respecto a la ausencia de la bandera venezolana en el desfile de la Hispanidad, la ministra ha censurado que "las Fuerzas Armadas estamos muy satisfechas de la respuesta de México, Argentina, Chile y Bolivia, el acto de Venezuela por sí sola se califica".

"PARTE DEL GUIÓN"

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que en España, la libertad de expresión es "amplia", si bien ha apuntado que también "todo el mundo" debe de coincidir en "el respeto" a un acto que es "de todos", como es el Día de la Hispanidad, que debe discurrir "por los derroteros de la tranquilidad".

"Las personas que se manifestaron o que expresan una y otra vez una posición tienen lógicamente el derecho, pero deberían de intentar mantener el respeto", ha concluido el presidente, quien ayer indicó que los abucheos que recibió desde su llegada al desfile formaban "parte del guión".

Al respecto, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, ha declarado, en un desayuno informativo, que "hace 20 años me pasaba exactamente lo mismo y era la misma gente que no considera la Fiesta Nacional de los españoles sino de ellos".

En este mismo acto informativo, el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, ha explicado que "hay una parte de los asistentes, convocados o no, que tienen esa actitud ante el Gobierno". "Los que gobernamos debemos estar acostumbrados a que nos silben", ha afirmado.

Por ello, ha recordado una cita del ex presidente de la Generalitat Josep Tarradellas, quien afirmó que el hecho de que nadie vaya a manifestarse contra un gobierno "es una señal de que ese gobierno pinta bien poco y poco poder tiene". "Yo creo que no hay que preocuparse", ha zanjado.

"BROMA" DE CHACÓN

El presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha considerado "una broma" la propuesta realizada por la ministra de Defensa de elaborar un protocolo de celebración de la Fiesta Nacional.

No obstante, durante su intervención en un acto de Puertollano, ha declarado no conocer nada, sin embargo lo ve "surrealista".

Sobre los abucheos, Rajoy ha eludido referirse, aunque, pero sí lo ha hecho la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que ha destacado que mientras "en otros sitios hay abucheos aquí ha habido aplausos".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado que está "en contra de los abucheos, de todos aquellos que se producen. Es verdad que los políticos tenemos la obligación de aguantarlos. A mí me pasa en muchas ocasiones".

Tras inaugurar un centro escolar en Las Rozas, la líder de los populares en Madrid ha considerado que este año se ha querido "restar protagonismo" al desfile, "suprimiendo tribunas, suprimiendo el público, poniéndolo muy alejado y detrás de unas verjas, alegando motivos de seguridad" que, a su juicio, "no pueden ser ciertos porque otros años no han existido".

Así, Aguirre ha desvelado que "mucha gente" de su Secretaría, así como diputados, pidieron entradas para ver el desfile pero "no dieron a nadie". "Decían que se habían reducido el espacio pero estábamos en el mismo sitio que el año pasado y probablemente, como la gente estaba tan lejos, pues esos pitidos se produjeron en momentos especialmente inapropiados e inadecuados porque también se habían suprimido las pantallas y la gente a lo mejor no oía bien", ha razonado.

LA DERECHA "NO RESPETA NADA"

El ministro de Fomento, José Blanco, en los pasillos del Congreso, ha hecho hincapié en que los abucheos "no son nuevos" y "no es nada sorprendente porque a la derecha y la derecha extrema le vale todo", a lo que ha añadido que "la derecha y la derecha extrema utilizan cualquier oportunidad para lanzar gritos contra el presidente, pero ya estamos acostumbrados a que no respeten nada, ni siquiera el homenaje a las víctimas y a los fallecidos".

Por su parte, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha calificado de "completamente improcedente e inadecuado" que un "colectivo" que "parecían organizados" intente "apropiarse de la Fiesta Nacional creyendo que solamente es suya y queriendo monopolizarla para expresar su descontento contra el Gobierno".

También, ha recalcado que el Ejecutivo está dispuesto a recibir críticas, pero hacerlo en el día de la Fiesta Nacional, es "una falta de respeto" a todos los ciudadanos y a las instituciones del Estado, empezando por la Familia Real que presidía el acto. "Es la fiesta de todos y como tal debería ser respetada", ha concluido.

"INSULTÓDROMO"

Finalmente, sobre el tema se ha referido también, el diputado de IU en el congreso, Gaspar Llamazares, que ha lamentado que las calles de la capital se convirtieran en un "insultódromo", en referencia a los abucheos. "No hemos dado un buen ejemplo ayer como ciudadanía y como democracia madura", ha resumido.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja, Llamazares ha remarcado que se puede expresar "el desacuerdo y la indignación" sin necesidad de "degradar" la vida política y la vida ciudadana. "Tengo la impresión de que estamos yendo por mal camino porque estamos confundiendo la oposición, no con la indignación que sería legítimo, sino con el insulto y a veces incluso con el odio", ha concluido.

(OTR PRESS)


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
241
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.