Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

La grandeza de un cura desata la ira de los miserables

14/08/2014 11:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La muerte de este sacerdote representa una auténtica tragedia para la atención humanitaria de los cientos y de los miles de personas humildes y necesitadas

JAVIER DYSART

La gran mayoría, la inmensa multitud de españoles de corazón sensible, han sentido dolor y pena por la muerte del Padre misionero, Miguel Pajares, víctima del maligno y letal virus del ébola. La muerte de este sacerdote representa una auténtica tragedia para la atención humanitaria de los cientos y los miles de personas humildes y necesitadas que sufren el azote de las enfermedades letales y de la miseria de Liberia y de otros pueblos africanos mitigadas en gran medida por las atenciones desinteresadas y voluntariosas de misioneros como Miguel Pajares, de la orden hospitalaria de San Juan de Dios.

Como contraste a los sentimientos de tristeza por la muerte de este gran sacerdote, se han escuchado también los aullidos emitidos por los miserables de turno que sin el menor rubor ni respeto a un cuerpo yacente no han esperado un solo segundo a escupir su ira. La verdad es que han sido muy pocos. Menos de un puñado. Pero a pesar de todo, el eco de sus ruines mensajes nos han llegado a través de quienes dicen condenarles pero, al mismo tiempo, publicitan la bazofia.

Y es que hablar de la oportunidad de evacuación del misionero Miguel Pajares, de los medios habilitados, de los costos del traslado, de quien lo paga, de las gestiones y de los recursos empleados para su hospitalización, o de los mecanismos activados para el tratamiento del virus y su aislamiento es de personas insensibles, deshumanizadas, egoístas, insolidarias, sectarias, crueles, desalmadas, desconsideradas y soberbias que confunden la obligación del estado al socorro de un ciudadano con el pensamiento sectario de una ideología.

Lo mínimo que los españoles hemos podido hacer por el sacerdote Miguel Pajares, tanto por su dedicación como por su trayectoria humanitaria, ha sido lo que se ha hecho

 La labor humanitaria que ha desarrollado a lo largo de su vida el Padre Miguel Pajares en África, como la que realizan en el resto de países pobres los cientos de sacerdotes, religiosas y religiosos misioneros, especialmente los de la Orden de San Juan de Dios, responde únicamente a la vocación altruista y desinteresada de servicio a los enfermos, desheredados y a los más necesitados. Por la prestación de estos trabajos, casi siempre desarrollados en condiciones pésimas, con posibilidades de contagio y sin apenas recursos, reciben tan sólo como pago la sonrisa sincera y agradecida de los socorridos.

Lo mínimo que los españoles hemos podido hacer por el sacerdote Miguel Pajares, tanto por su dedicación como por su trayectoria humanitaria, ha sido lo que se ha hecho, el retorno a su patria para recibir unas atenciones sanitarias de calidad y, al mismo tiempo, en caso de no superar los efectos letales del ébola, como ha sucedido, procurarle una muerte digna y con el menor sufrimiento.

Gracias Padre.

Descanse en paz.


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
1258
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.