Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Gritos y actuaciones en la explanada del Rey deslucen el concierto de Melody Gardot en los Jardines de Sabatini

13/07/2010 19:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los gritos y las actuaciones musicales programadas ayer en el escenario de la explanada del Rey para recibir a la Selección española de fútbol deslucieron el concierto de Melody Gardot que, en el marco de la programación de Los Veranos de la Villa, estaba programado en el escenario de los Jardines de Sabatini.

Alfonso, uno de los asistentes al concierto de Gardot, ha explicado este martes a Europa Press que, después de pagar 35 euros por la entrada del concierto, el Ayuntamiento lo retrasó una hora para que no coincidiera con el homenaje a 'la Roja'.

"Primero retardan el concierto una hora, pero bueno, te mentalizas. Pero luego además tuvimos que esperar 20 minutos más para que acabara el recorrido en autobús, porque como se alargó tanto...", ha indicado Alfonso.

Además, cuando el público llegó a los Jardines fue toda una "sorpresa, porque se oía más el acto de 'la Roja' que la música que ponían por los altavoces antes del concierto". "La gente estaba sorprendida y cabreada, y luego también un poco desesperada", ha explicado.

Y es que el río Manzanares no está lejos de los Jardines de Sabatini, por lo que la animación, las canciones de los diferentes grupos que amenizaron la espera a los cientos de miles de aficionados, los cláxones de los coches, los gritos de la gente, las vuvuzelas... se oían "como si estuvieran allí mismo".

Más sobre

"De hecho, hubo un momento en que el presentador (Carlos Latre) dijo '¡Que se nos oiga bien alto!' y nosotros lo oímos como si lo tuviéramos al lado", ha continuado Alfonso.

EL CONCIERTO MÁS DIFÍCIL DE SU VIDA

De hecho, la propia Gardot "se quedó muy sorprendida" ante tanta algarabía, y llegó a preguntar al público si quería que continuara el concierto o esperar a que pasara el momento de más estruendo, el de los fuegos artificiales o, al final de las celebraciones junto al río, el paso del helicóptero y los cánticos de la afición cuando volvían a casa.

"El problema es que cuando tocaba con la orquesta más o menos se imponía sobre el ruido, pero en las canciones en que sólo cantaba ella al piano era muy molesto. Al final el concierto estuvo bien porque ella se entregó y la gente la animó a seguir", ha relatado.

De hecho, esa misma noche la artista escribió en su twitter que había sido "el bolo más duro" de su vida, y confesó que lo habían hecho "lo mejor" que habían podido. Finalmente, daba "muchas gracias" a Madrid en castellano y calificaba a la capital de "dulce" por su recibimiento.

"El concierto llevaba programado semanas y van y ponen esto en la explanada de al lado. No lo entiendo, lo podían haber llevado a otro sitio, aunque al final el concierto estuvo muy bien, pero sólo porque ella salvó la cosa", ha concluido Alfonso.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
163
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.