Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

La Guardia Civil detiene en Selva al presunto asesino de la mujer hallada calcinada en Muro (Mallorca)

26/07/2010 11:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La Guardia Civil ha detenido a las 7.30 horas de este lunes en el municipio de Selva a Alejandro de Abarca, el presunto asesino de Ana Niculai, la mujer rumana de 25 años que fue hallada muerta el pasado 19 de julio con las manos atadas y calcinada en el maletero de un vehículo aparcado en la carretera del municipio mallorquín de Muro.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que Alejandro de Abarca, conocido como el 'Enano', fue localizado y detenido en el barranco de C'an Frontera, en las proximidades de la depuradora ubicada en este municipio mallorquín. La detención del sospechoso se ha producido tras una semana de intensa búsqueda por diversas zonas y municipios de la Part Forana.

Así, la Guardia Civil recibió anoche el aviso de varios ciudadanos que aseguraron haber visto a Alejandro en la localidad de Búger, lo que llevó al cuerpo policial a activar un potente dispositivo formado por más de una veintena de patrullas que intensificó la búsqueda del presunto asesino en las localidades limítrofes. La operación de búsqueda culminó esta mañana con su detención en Selva.

El detenido ha sido trasladado de inmediato a las dependencias de la Guardia Civil de Inca y desde allí a la sede de la Comandancia, en Palma.

Pese a que se trata de un extremo aún por confirmar, Alejandro de Abarca habría intentado secuestrar esta semana a otra joven, según el relato efectuado por la misma, que denunció a la Guardia Civil que un hombre, cuya fisonomía coincidía con la del sospechoso, trató de secuestrarla en su vehículo. La joven se zafó del hombre tras reconocerle como el presunto asesino de Ana Niculai.

Durante la pasada semana la Guardia Civil no ha cesado en la búsqueda de De Abarca, de metro y medio de estatura, y que permanecía huido tras no regresar de un permiso en el centro de reinserción social de Palma. Concretamente, Alejandro de Abarca cumplía una pena de prisión por varios hechos delictivos, entre ellos, el de hurto y una agresión sexual y, en estos momentos, se encontraba en un centro de reinserción tras pasar varios años en la cárcel.

Desde la Guardia Civil se apunta a que el encuentro entre el presunto asesino y Ana Niculai fue casual, debido a que ambos no se conocían, por lo que parece que el agresor decidió secuestrar a la joven cuando ésta se disponía a salir del garaje en el que guardaba su vehículo, minutos antes de que acudiera a las 08.00 horas a su lugar de trabajo, un bar que regentaba, junto a una socia, en la calle Socorro de Palma.

Tras introducirla en el coche, el presunto asesino la pudo haber trasladado a alguna vivienda de su familia, aunque se desconoce cómo transcurrieron los hechos hasta que Niculai fue hallada muerta calcinada en el maletero del vehículo de su novio. Un testigo manifestó a la Guardia Civil que el día en el que se halló el vehículo vio en la carretera un coche de la marca Audi dando bandazos.

La Guardia Civil distribuyó durante la pasada semana la foto de Abarca entre todos sus agentes, así como entre la Policía Nacional y la Policía Local de los diferentes municipios de Mallorca. Para reforzar el operativo de búsqueda agentes del Instituto Armado así como especialistas en retratos robot se desplazaron este fin de semana desde la Península hasta Mallorca.

Junto al fuerte despliegue de efectivos en la Part Forana, la vigilancia se intensificó especialmente en las vías de entrada y salida de Mallorca, para lo cual se dio aviso a los agentes policiales, a fin de que evitaran la huida de De Abarca, quien lleva el pelo rapado y un gran tatuaje en un brazo. Mientras, también se extremó la vigilancia en la red viaria de la isla.

La búsqueda de este hombre se ha producido después de que todas las sospechas han recaído sobre él, dado que los propietarios de una gasolinera de Muro le identificaron como la persona que el día en el que se produjo el crimen había comprado una garrafa de cinco litros de gasolina, tras bajarse de un Audi A4, vehículo que, posteriormente, fue encontrado ardiendo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
143
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.