Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

"No nos gustan las etiquetas pero, en esencia, somos un grupo de rock and roll", afirma el trío Arizona Baby

11/03/2010 18:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Grupo psicodélico", "sonidos sureños o folk", "representantes del country patrio" o banda "muy influenciada por el rock americano, de raíces" son sólo algunas de las etiquetas que la crítica y sus seguidores (en masa en Internet) han colgado a Arizona Baby, el trío de Valladolid que tras un primer trabajo editado por ellos mismos ('Song to sing along') el año pasado sacaban al mercado de la mano de Subterfuge Records su segundo disco, 'Second to none'.

La banda, acostumbrada a coger la guitarra y echarse a la carretera para tocar allí donde les quieran escuchar (han estado en festivales como el Sonorama o Ebrovisión), actuará el próximo día 17 de marzo en Madrid dentro de la gira Heineken Music Selector. Más tarde estarán en Barcelona, Alicante, La Coruña, Granada o Segovia.

"No nos gustan las etiquetas", afirmó en declaraciones a Europa Press Rubén Marrón (guitarra), quien junto a Javier Vielba (voz y guitarra) y Marcos Úbeda (percusión) es la base de Arizona Baby. "En esencia, somos un grupo de rock", agregó, recordando que Vielba es quien más se encarga de las letras aunque los arreglos los hacen todos en el local de ensayos.

Respecto a la alabanzas a su "innovador" sonido, (Arizona Baby logró más de 80.000 entradas en su MySpace cuando no tenían disco publicado) consideran que "no es para tanto". "Lo que hacemos es lo más normal del mundo", dijo Marrón, a lo que Vielba precisó que "nunca hemos llegado a ningún sitio con la actitud de que hemos inventado la pólvora".

PRODUCTO "NO PERECEDERO"

"Es algo natural que guste a la gente y que parezca algo fresco, no perecedero, que puede volver a escucharse una y otra vez", añadieron unos creadores que hacen "música honesta, y punto". "No hemos hecho ninguna experimentación brutal y todavía no sabemos si queremos ser Miles Davis o Los Ramones", aclararon.

El nombre del grupo "no hace alusión" a la película de los Coen ('Raising Arizona', es el título original del filme) que sólo se llamó así en España. "Queríamos el nombre de un estado americano y éste nos sonó bien", recordaron. Eso sí, el cine, "es siempre inspirador para nosotros", señaló Vielba, recordando que el séptimo arte es "una fuente inagotable" para sus letras. "Las vivencias y las atmósferas dan una buena narrativa", consideró el cantante y guitarrista.

CANTAR EN INGLÉS

Los Arizona Baby cantan en inglés y tienen temas como 'Shiralee', 'The truth', 'Runaway', 'A tale of the West', 'Getaway' o 'Murddy River', de su nuevo trabajo. "De siempre cantamos en inglés, no es nada que se decidiera", señaló Marrón, a lo que Vielba apuntó que la banda "está abierta a todas las influencias".

Dentro de estas influencias (Johnny Cash, Nick Cave, Jack White o el portorriqueño Omar Rodríguez, son algunos de sus referentes), confesaron que otra fuente de inspiración para su nombre fue el humorista americano Bill Hicks, que tenía un trabajo que se llamaba 'Arizona bay'.

Que la banda esté pegando fuerte en el panorama musical y no pare de tocar en diferentes festivales, no es cuestión sólo de suerte. "Hacemos un trabajo duro", precisó Vielba, señalando que sólo hace falta ver su página en MySpace para comprobar la cantidad de conciertos que están haciendo. "No es un bello juego. Hemos ido pasando pantalla por pantalla", dijo sobre "el viaje accidentado, pero bonito" que han llevado estos años, desde que editasen su primer álbum en 2005.

"SALIR Y GIRAR"

"Salir y girar es lo que nos gusta", agregaron los Arizona Baby, que encuentran muchas "similitudes" entre sus dos discos, si bien reconocieron que su último CD es "más maduro y elaborado en la composición".

Sin ponerse límites a su trayectoria ("nuestro horizonte es tener horizonte", dicen), el trío, que ha tocado en multitud de ciudades españolas además de en Londres, Italia o Grecia, reconoció que lo tiene "muy fácil para coger la guitarra y tocar donde se pueda".

De momento, el día 17 lo harán en el escenario de la sala Heineken de Madrid junto a Clem Snide e Inhabitants. "El esqueleto del concierto es nuestro segundo disco, pero también habrá versiones del primero. De todos modos, ningún concierto se parece a otro", confesaron, asegurando, ante todo, "una buena fiesta".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
130
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.