Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La HUELGA DE HAMBRE DE GUANTANAMO podría producir la alerta naranja en Washington

26/03/2013 20:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Barack Obama lleva la herencia de Bush sobre sus débiles hombros y eso le puede hacer perder las elecciones del 2016. Este reportaje es un síntoma, promerter cerrar Guantánamo y no hacerlo es perder puntos. La sociedad norteamericana está defraudada

Un general norteamericano (probablemente John Kelly) admitió la pasada semana que los presos de la Base Naval de Guantánamo, en el suroeste de la isla Cuba, se declararon en huelga de hambre. Al parecer se sienten frustrados porque Washington no clausura la cárcel a pesar de las repetidas promesas. “Estaban muy optimistas con el cierre de Guantánamo. Aparentemente, quedaron derrotados moralmente (…) cuando el presidente (Barack Obama) incumplió esa promesa electoral y lo sigue haciendo. Sabemos eso porque nos los dicen”, dijo el general John Kelly en una reunión plenaria del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes. El oficial, jefe de la unidad norteamericano desplegada en la base-prisión, también reconoció que cada vez es más fuerte el ambiente de protesta aunque solo haya 26 detenidos en ayuno.

La huelga comenzó el pasado 6 de febrero, tras una ”inspección de rutina”, en la que los guardias revisaron, entre otras muchas cosas, el libro sagrado de los musulmanes, el Corán, entre sonrisas, en una acción que la mayoría de los detenidos calificó de "profanación religiosa". La revisión misma provocó indignación en los presos y los guardianes les hicieron formar, guardar silencio, pasaron revista y apartaron a quienes sumaron a su descontento gestos considerados como obscenos. La dirección consideró la actitud del colectivo como una indisciplina generalizada y aplicó severas medidas disciplinarias, el confinamiento por tiempo indefinido de algunos, nuevos registros minuciosos de sus pertenencias y la confiscación de ejemplares del Corán (por si contenían notas o mensajes escritos) y de todos los objetos susceptibles de usarse como armas (cucharas, tenedores, etc…) entre otras medidas consideradas por los reclusos como vejaciones.

La herencia de George W. Bush se rechazó en las elecciones de 2008, pero se sigue como la Biblia contra los terroristas del Corán

Fue en 2008, durante la campaña electoral, cuando Obama se comprometió repetidas veces en clausurar ese centro, y los musulmanes no sólo en Norteamérica sino en todo el mundo, consideraron que ese era el signo más significativo del campo que se operaba en Estados Unidos respecto a la era presidencial de George W. Bush. Pero al no cumplir la promesa en su primera gestión ni tampoco tocar el tema tras ser reelegido el año pasado para un nuevo de mandato, no sólo ellos sino en general las clases desposeídas de EE.UU. Consideran que nada ha cambiado.

La base naval que Estados Unidos mantiene en territorio cubano contra la voluntad de las autoridades del régimen de Fidel, fue convertida en una gran cárcel en 2001 para encerrar allí a toda persona considerada sospechosa de terrorismo, y casi todos los retenidos o detenidos (sin juicio y sin presentarse cargos contra ellos) son musulmanes. Hay 167 en esa población reclusa que fueron capturados en el extranjero y que llevan 11 años encarcelados y al no enfrentar acusaciones concretas criminalísticamente son lo que se llama prisioneros preventivos. Fueron sólo seis de ellos los que iniciaron una huelga de hambre la primera semana de febrero último, en rechazo a la aplicación de medidas disciplinarias como el confinamiento en celdas de castigo por tiempo indefinido y los continuos cacheos de sus pertenencias y ridícula confiscación de copias del Corán, el libro sagrado de los musulmanes. Este gesto más que los otros desató una furia contenida en los internos de Guantánamo.

Días después, el 14 de marzo, 45 abogados de los 26 detenidos enviaron una carta abierta al secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, en la que le advertían que la huelga de hambre no masiva podía acarrear “serias consecuencias, motivo por el cual sugerían acciones inteligentes y positivas que posibilitaran el fin de una situación de alerta naranja”.

David Remes destacó que entre los huelguistas había varios yemeníes declarados “liberables" por las propias autoridades militares y exentos de la chapa de peligrosos. Sin embargo, están retenidos en la prisión sin poder ser liberados y expulsados a su país, por una cuestión meramente legal: la moratoria decretada por el presidente Barack Obama, después de los supuestos “complots terroristas” ocurridos en Yemen, en los que mal pudieron intervenir desde Guantánamo…

Remes dijo a la prensa que los yemenies fueron detenidos injustamente en una redada por estar en el lugar que no adecuado en el momento inadecuado en los días posteriores al 11-S. Es decir que los atraparon por casualidad, y su vida quedó destruida porque aparte de la libertad les han quitado absolutamente todo (...) viven su duodécimo segundo año en Guantánamo y ven lejos su posibilidad de salir. Esta cárcel es su tumba", aseveró el abogado.

El futuro de Guantánamo podría ser una prisión para "presos especiales". Entre estos no estará por supuesto Bin Laden

“Esta cárcel es la tumba de los presos yemeníes, inocentes a los ojos de sus propios jueces”-Abogado Remes

El portavoz del centro, el capitán Robert Durand, se negó a hablar de consideraciones “particulares” aunque admitió a preguntas de periodistas internacionales que sólo dos detenidos en huelga de hambre continúan hospitalizados por deshidratación severa, mientras otros ocho reciben por sonda una mezcla de nutrientes líquidos para evitar un agravamiento de la salud por la pérdida excesiva de peso o deshidratación.

Por su parte, David Remes, es el representante legal de 15 de los detenidos que se niegan a comer, calificó este ayuno de “sin precedentes” por su magnitud, su duración y determinación. Y no descartó consecuencias imprevisibles, si algún huelguista muere.

Varios otros abogados de los huelguistas califican de irresponsable la insistencia de las autoridades de subestimar el incidente y coincidieron en que esa actitud no solo pondrá en peligro las vidas y la salud de todos los reclusos, si prosperan las amenazas de los internos y la huelga se hace general. La base de Guantánamo está considerada por la gente de la prensa en general como un campo de concentración estilo nazi donde a los presos se les aplica indiscriminadamente diversas modalidades de tortura aparte del aislamiento en celdas pequeñísimas con temperaturas extremas bajo un sol achicharrante y les mantienen amarrados en posición fetal por más de 24 horas sin alimentos. Los retenidos en Guantánamo han perdido el miedo.

Organizaciones de derechos humanos de todo el mundo, encabezadas por Amnistía Internacional y la Sociedad Antiesclavista (Slavery Society) con sede en Londres, llevan años protestando ante autoridades civiles y militares norteamericanas sin que el gobierno de Washington se decida a clausurar un centro modelo del anacronismo carcelario sin recibir ni excusa, aunque hay noticias aún más pesimistas en el sentido de que en territorio norteamericano existen otros centros iguales o peores para presuntos terroristas. Y eso data de la era del presidente George W. Bush. Desde esos días la mayoría de los presos están en arresto sin un juicio previo, sin leérseles los derechos (?), ni ponerles a disposición de un tribunal común.

El vocero del Centro para los Derechos Constitucionales (CCR), Omar Farah, “Obama no tiene ni ha tenido nunca intención de cerrar Guantánamo y lo peor es que no tiene ni idea de cómo proceder".

Farah recordó que el jefe del Comando Sur, general John Kelly, pidió recientemente 170 millones de dólares al Pentágono para “mejorar Guantánamo” y lo que recibió sirvió para mejorar la infraestructura de la base y los equipos de sus soldados. El costo de una reforma total aumentaría el presupuesto a cerca de 196 millones de dólares.

Corren rumores que el Comando Sur del Ejército de Estados Unidos (EE.UU.) tiene planeado construir una nueva cárcel en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo, Cuba, para detenidos "especiales". Solicitó una enorme suma de dólares para la construcción de una nueva prisión y realizar otras reformas necesarias en la base militar de Guantánamo para albegar otros huéspedes, según la reseña del diario norteamericano “The New York Times”.

Este periódico fue más explícito al añadir que... “las autoridades militares pretenden remplazar con esta nueva prisión al Campamento Siete, donde se alberga a los llamados preso de “alto valor” detenidos por la CIA. De eso algunos periodistas de Washington sugieren que, por fin, la CIA va a tener cárcel propia. ¿Cómo serán los presos especiales?. ¿Es que no son los 167 detenidos en Guantánamo “especiales”. ¿Era Bin Laden especial?..


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1781 noticias)
Visitas:
9223
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.