Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vesta escriba una noticia?

¡Hasta siempre 2009!

04/12/2009 09:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Año, 2009, 2010, Vivir

Ahora que el 2009 casi está por terminar, me ha dado por hacer un examen de conciencia de éste y por más que intento que la balanza se incline hacia los momentos felices vividos, no lo consigo.

La verdad es que estoy deseando que este año termine y comience el 2010 con mucho mejor pie (¡y nunca mejor dicho!) que el que se va.

Recuerdo la navidad pasada feliz, pero atenta a lo que me pudiera devenir el año venidero. El 2009 implicaba algo muy importante para mi, aunque totalmente absurdo, sin sentido y sin razón. En este año cumpliría la misma edad con la que había muerto mi madre.

¡Estaba aterrada! Pero resultaba dramático, estúpido y poco racional tener miedo a una idea como esa. Sin embargo, no he podido durante todo el año abandonar esa idea y desear más que nunca cumplir años y con ello, dejar ese mal fario atrás para siempre.

También he pensado muchísimo en mi madre, en lo joven que era cuando se fue, en las ganas que tenía de vivir, en todo lo que se esforzaba y en todo lo que luchaba por pasar el día a día y sobre todo, el dolor que le producía saber que iba a abandonarnos, sin poder evitarlo y sin poder hacer absolutamente nada para ello.

Quizás no tiene nada que ver el 2009, ni tampoco los años que tenía que cumplir, ni siquiera coincidir con la edad en la que mi madre falleció; tal vez, tenga más que ver con el hecho de intuir cómo vas perdiendo poquito a poquito la frescura de los años pasados.

Las enfermedades que ido contrayendo estos últimos años, me han hecho ir perdiendo la ilusión y gran parte de esa frescura aunque no así, mis enormes fuerzas por seguir luchando en esta vida, la que me tocó vivir, la mía. La mía, porque puedo hacer que sea mejor o peor, porque puedo hacer que me sienta feliz o no o porque puedo quedarme atascada en un pasado y en una idea absurda o no hacerlo. Soy dueña de mi libertad, de mi libertad de acción, de mi libertad de pensamiento, de mi libertad de elección, ... soy la dueña de vivir mi vida, pero no la dueña de mi vida.

Este año he aprendido que mi vida no me pertenece, que no tengo potestad sobre su propiedad, pero que sí poseo la voluntad de vivir y de vivir cómo quiero o cómo buenamente pueda hacerlo o me dejen.

Y aunque parezca algo egocentrista toda esta publicación, sé que más de un@ de vosotr@s se sentirá igual que yo aunque sus causas sean otras.

Dicen que "la edad no perdona", es decir, que nos va dejando su huella. ¡Son tan bonitas sus huellas! Cada una de mis canas, cada una de mis (pocas) arrugas, cada uno de mis michelines, cada una de mis penas o cada una de mis alegrías han ido forjando la mujer que soy hoy, la estupenda mujer que soy hoy, la maravillosa mujer que soy hoy y ¡coño cómo está costando seguir siéndolo!

La vida, curiosamente, me ha dado una nueva oportunidad de vivir este año. Al final, "casi" se cumple mi premonición y, aunque aún queden 28 días para acabar este "curioso" año, me he convertido en toda una especialista en vivirlo y por ello puedo afirmar que "seguiré viviendo mi vida hasta que ésta me lo permita."

¡Hasta pronto, cómplices!


Sobre esta noticia

Autor:
Vesta (1 noticias)
Visitas:
2352
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.