Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Los Hunos Y Los Otros escriba una noticia?

Hay que ver para creer

12/08/2009 00:21 5 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Es éticamente aceptable deambular por ahí con el rostro de un muerto aunque lo haya donado?. He dicho ética y también ciencia pero que no se vaya a meter aquí también la Iglesia Católica.......Por el amor de Dios !!!!!!!!!!!!!

"La ciencia avanza que es una barbaridad" se cantaba antaño en una movida zarzuela. Tanto avanzó que llegamos a la era de los trasplantes y se vive en nuestros tiempos con el hígado de un donante, el corazón de un altruista o el páncreas de un hombre o mujer llenos de humanidad y buenos sentimientos. Casi todo puede ser hoy trasplantado y se agradece a la comunidad científica el invalorable esfuerzo. Pero trae hoy, la actualidad, la noticia de un trasplante de cara. Un rostro nuevo para un sin rostro, que lo perdiese en accidente grave o sufra alguna deformidad

Y se entra a valorar en conjunto, la medicina, la sicología y hasta la ética -dejando de lado la estética para no frivolizar con el asunto- porque nos remite todo esto a los agnósticos religiosos con su aforismo: "hay que ver para creer". Y hoy, que vivimos en la era de la imagen, se advierte el agnosticismo visual hasta en la T.V. Hoy todo lo que no se muestra, lo que no se ve, no existe. Internet nos muestra, nos enseña casi al instante lo que sucede en las antípodas; desde un accidente de aviación hasta un terremoto devastador y sus cosecuencias. Las guerras no son tal si la tele no nos muestra los misiles volando y los cuerpos destrozados de las víctimas.

Se va a llevar a cabo un trasplante de rostro. Una cara nueva. Terrible. Y encima tendrá que escuchar el receptor del viso nuevo: "El rostro es el espejo del alma"

Y con los órganos trasplantados sucede algo similar. Uno puede llevar el corazón de un muerto y continuar -gracias a él- viviendo tantos años que de otro modo no hubiese llegado quizá ni a dos meses. Corazón pulmón, riñón, hígado; todas víseras que no se ven, y poco o nada sabemos de su funcionamiento -salvo que sea uno médico especialista- se llevan con agradecimiento al donante y al equipo médico que lo hizo posibe.

Pero un rostro? ¿Es éticamente aceptable?. ¿Podría una persona deambular tranquilamente por la ciudad con un viso prestado y encontrarse con un amigo del muerto?. ¿O con el último novio/a? ¿En qué se diferencia llevar el hígado o el páncreas del novio/a, a llevar el rostro?. ¿Qué gesto se le hubiese dibujado al donante al encontrarse con la persona conocida? ¿Era feliz viéndole? o lo encontraba tan antipático que se le fruncía el ceño al verlo?. ¿Qué interactúa en esos casos, el cerebro o la cara nueva? Cuando se trata de recrear una persona con su aura y personalidad, el realismo nos traiciona con un exceso de verdad que devuelve toda la imaginería a la vida que nos hicimos, con la cual soñamos y hasta nos ilusionamos. Pero el realismo -o lo real como queramos llamarlo- no es más que una clonación de lo que tenemos al lado mismo. Lo visualizamos hasta hacerlo nuestro, propio, e intransferiblemente personal. No hace mucho, una persona "devolvíó" las manos de un muerto, que había recibido mediante trasplante luego de una amputación por accidente. Solicitó a las autoridades volver al estado anterior al de la operación por serle humanamente imposible seguir gesticulando, escribir, dibujar, rascarse y hasta coser con dos manos que no le pertenecían. ¿Cómo podrá reaccionar la persona que reciba una cara?. ¿Podrá mirarse al espejo el primer día en que lo permita su estado sin sentir un tronante escalofrío?. ¿Se le concederá al recipendario escoger antes el rostro que va recibir? y en tal caso ¿Será igual el viso una vez hechas las suturas y conexiones musculares y de tejidos? ¿Y si el receptor no queda conforme? Tantos, tantos interrogantes que uno podría seguir hasta hacer un guión de una película "gore". De terror, de esas para ver abrazados al novio/a marido, esposa, amante, compañero/a sentimental, o hasta con su primo/a o el vecino (que trae las palomitas), pero unca solo y menos en noche lóbrega de invierno. Hay que ver para creer. Un hígado no lo vemos, y ahí está filtrando la sangre y trabajando pese al maltrato que le damos con el "beefeater" garrafón. Pero una cara, un rostro revivido que continúe gesticulando no es lo mismo que un corazón que late y traspasa el oxígeno de una aurícula a un ventrículo. Ya quedó dicho: lo que se ve es lo que existe. Y encima vaya donde vaya tendrá que oír aquel o aquella que lo reciba la frase boba: "..........El rostro es el espejo del alma.........".


Sobre esta noticia

Autor:
Los Hunos Y Los Otros (18 noticias)
Visitas:
291
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
2
+ -
Responder

Manoli (12/08/2009)

ahi deben entrar todos, familias, allegados, conocidos, todos como dices, por que si se encuentra con un amigo o con la novia del donante, no lo sé: terrrorífico. Comités de ética y sicólogos deberían opinar algo ahí.

2
+ -
Responder

Los Hunos Y Los Otros (12/08/2009)

sí. como guion para cine no está mal. Ya lo harán los americanos. Un hombre con su "face" nuevo y que se encuentre con un conocido que no sabía que había muerto (el donante) vaya peliculón que se podrían hacer

2
+ -
Responder

Esse (12/08/2009)

Interesante reflexión y podría ponerme muy profundo, pero llevo cuatro birras y sólo me planteo una cuestión de suma importancia: ¿sería donante el Fary? ay, torito bravo...

2
+ -
Responder

Esse (12/08/2009)

Por cierto, gracias por responderme, pero ya está todo aclarado: mi cuento -no sé si lo leíste- lo han borrado por ser un relato y, por tanto, no considerarse de interés general, según un mail de administración. El caso es que "Facebook: mucha face y poco book" -que acabo de subir- también lo tengo pendiente de aprobación. Ya veremos qué pasa.

0
+ -
Responder

Usuario anónimo (14/12/2009)

Tras el trasplante uno de los medicamentos que no pueden faltar es la prednisona, un corticoide? El efecto cara de luna es lo que produce ese medicamento. Respecto a la comunicación no verbal, no hay dos personas que expresen sus emociones de la misma manera con los mismos gestos. Cámbie de una cara los gestos y defórmela con la prednisona y verá que le resultará imposible hacer su guión gore para el cine americano.