Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hoyesarte.com escriba una noticia?

Helena Almeida, bañada en lágrimas

15/09/2010 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Galería Helga de Alvear inaugura su año con la presentación de la nueva serie de trabajos de Helena Almeida (Lisboa, 1934) Bañada en lágrimas. En los últimos 40 años, la artista ha desarrollado un leguaje artístico único y personal de gran coherencia, estableciendo una carrera profesional excepcionalmente sólida.

Su trabajo comienza en los años 70 del pasado siglo y se mueve entre los límites interdisciplinarios, ya que no es una performer ni una fotógrafa pero, de hecho, su obra consiste en fotografías de acciones desarrolladas, siempre, en el interior de su estudio. También trasciende las fronteras del body art y del conceptual sin que pueda enclavarse en ninguna de estas corrientes en exclusiva.

Almeida convierte su imagen en el centro y motivo de su obra aunque siempre reivindique que no es "ella" la que aparece en las fotografías. No son, por lo tanto, autorretratos. El cuerpo se convierte en el medio y en la herramienta de trabajo.

Mancha, sombra y reflejo

El proceso creativo comienza con los bocetos en los que se especifica desde la postura a adoptar hasta el vestuario o los objetos que aparecen en la imagen. Las fotografías las toma su marido, el arquitecto Artur Rosa, lo que contribuye a mantener su carácter intimista.

Se trata siempre de imágenes en blanco y negro sobre las que, en ocasiones, la artista pinta trozos en color, rojo o azul, o incorpora elementos tridimensionales. Esto le ha servido tanto para cuestionar el medio artístico tradicional como para reivindicar su propia línea investigativa.

Su propia línea

Un día de lluvia, la artista entra en su estudio y lo encuentra inundado. En un primer momento corre a recogerlo pero mientras lo hace queda hipnotizada por lo que ve en el suelo convertido en un espejo por el agua. A partir de este momento empieza a realizar bocetos en los que desarrollar las ideas entrevistas.

En estas nuevas obras encontramos tres nuevas coordenadas: la mancha, la sombra y el reflejo. La mancha de agua que crea un nuevo paisaje deformando y transformando el real, que lo des-hace; la sombra que sustituye la presencia física de la artista y la convierte en una abstracción que se deforma; y el reflejo que reproduce la realidad sin serlo verdaderamente.

Madrid. Helena Almeida. Bañada en lágrimas. Galería Helga de Alvear.

Del 16 de septiembre al 30 de octubre de 2010.


Sobre esta noticia

Autor:
Hoyesarte.com (7381 noticias)
Fuente:
hoyesarte.com
Visitas:
117
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Licencia Creative Commons
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.