Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamvas escriba una noticia?

La historia de los estudios de desigualdad global

16
- +
01/11/2021 04:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Branko Milanovic

Recientemente leí un artículo muy bueno de Christian Christiansen sobre los orígenes de los estudios de desigualdad global. El artículo aún no se ha publicado, por lo que no citaré nada de él, pero sugeriría a los lectores interesados ??que consulten el excelente libro suyo y de Steven Jensen (editores) "Histories of Global Inequality" y especialmente el ensayo introductorio que repasa los mismos temas.

Christiansen estudia cómo la idea misma de la desigualdad mundial ha cambiado durante los últimos setenta años. Traza el camino desde la retórica poscolonialista donde la desigualdad mundial era la desigualdad entre colonias y metrópolis hasta el tercermundismo y el estructuralismo, el nuevo orden económico internacional y finalmente el neoliberalismo global. El término "desigualdad mundial" aparece por primera vez impreso en un artículo de 1974 sobre la crisis alimentaria mundial de Mick McLean y Mike Hopkins ( "Problemas de la agricultura y la alimentación mundiales: proyecciones, modelos y enfoques posibles" , Futures ). Solo en la década de 1990, la "desigualdad global" se asoció con la idea de desigualdad de ingresos entre los ciudadanos del mundo.

Permítanme señalar finalmente que la obra de Christiansen puede ser muy útil para leer junto con dos excelentes libros recientes que cubren un terreno ideológico similar, aunque más amplio: "Not Enough" de Samuel Moyn y "Globalists" de Quinn Slobodian.

Christiansen hizo una pregunta en la que pensé durante un tiempo pero que nunca escribí: ¿cómo surgen ciertas ideas, en este caso la idea de la desigualdad global? ¿Cómo se formulan? ¿Qué explica que se vuelvan populares después de no solo ser ignorados sino que ni siquiera existen (como ideas) durante mucho tiempo? Desde que participé en este proceso, pensé en tratar de explicar cómo, al menos a mí, esto parece haber sucedido.

Es útil pensar en la interacción entre cuatro fuerzas: ideología, política, datos y sociología del conocimiento.

Los años ochenta y noventa en el Banco Mundial y la academia fueron inhóspitos para la idea y el estudio de la desigualdad. Probablemente como nunca antes. Vale la pena recordar, por ejemplo, que el Banco Mundial fue en la década de 1970 un pionero en el trabajo sobre la desigualdad. Recuerdo lo emocionado que estaba (entonces trabajaba en un instituto de economía en Belgrado) cuando vi por primera vez la compilación de 1974 de estadísticas de desigualdad de ingresos en todo el mundo de Shail Jain. Antes no existía nada similar. Montek Alhuwalia y Graham Pyatt, entonces en el Banco Mundial, escribieron varios artículos muy influyentes.

Pero con el triunfo de la triste economía neoclásica, la desigualdad fue exorcizada de la corriente principal. Sin embargo, permaneció en la economía del desarrollo. Pero también allí, con el neoliberalismo que el Banco Mundial adoptó en la década de 1980, pronto fue eliminado. La influencia tóxica de Anne Krueger se encargó de ello. Por eso la ideología básicamente te decía, "no es un tema que valga la pena estudiar y no desperdiciaremos recursos en él".

Además, y de manera algo irónica, el eclipse de los estudios sobre la desigualdad se produjo junto con la creciente importancia de los estudios sobre la pobreza. Estos últimos fueron, como los llamé, "el lavado moral" que realizan los ricos. A los que estaban en el poder les gustaban porque esos estudios demostraban que no eran ajenos o ignorantes de la difícil situación de los "menos afortunados". También reforzó su hegemonía ideológica. (En "Los que tienen y los que no tienen" cuento la historia de cómo el director de un prestigioso grupo de expertos de Washington me dijo que cambiara mi interés en mi CV de "desigualdad" a "pobreza", porque los miembros ricos de la junta eran alérgicos al término "desigualdad")

Más sobre

Luego estaba la política. A muchos países miembros del Banco Mundial no les gustó que el Banco Mundial estudiara su desigualdad y se negaron a autorizar tales estudios o compartir los datos. Eso se aplica a países como Turquía (donde durante años, si no décadas, el Banco Mundial no realizó un estudio de la desigualdad) y Oriente Medio (Argelia, Túnez, Siria). En Europa del Este, Rumanía no pudo soportar la idea de un estudio de este tipo y no dio a conocer datos. También en Yugoslavia hubo una fuerte resistencia, proveniente de las repúblicas ricas, porque un estudio de todo el país estaba destinado a mostrar enormes y crecientes brechas entre las partes más ricas y más pobres del país. Por último, muchos países africanos carecían de capacidad institucional para realizar encuestas de hogares sin las cuales no había datos para estudiar la desigualdad. Por tanto, no hay datos (África).

A fines de la década de 1980, las cosas comenzaron a cambiar con la glasnost en la URSS y las primeras publicaciones serias de los datos soviéticos y las mejoras en la capacidad de recopilación de datos en África. También China, desde mediados de la década de 1980, proporcionó al menos datos fragmentarios sobre la distribución del ingreso. Todo eso permitió al Banco Mundial pasar, desde el Informe sobre el desarrollo mundial de 1990, a la evaluación y el seguimiento de la pobreza mundial. El respaldo ideológico para esto fue proporcionado por el enfoque de la ONU en el alivio de la pobreza global. Pero como todo esto implica, los datos ya no eran el tema principal: la ideología sí.

La primera vez que tuve la idea de estudiar la desigualdad global fue alrededor de 1994, motivado (en parte) por la constatación de que los mismos datos que se utilizaron para el estudio de la pobreza global podrían "reutilizarse" para estudiar la desigualdad global. Mi primer artículo sobre la desigualdad global se publicó en 1999. (Cuando me lo sugirió el trabajo de Christiansen, lo releí ayer. Me sorprendió gratamente cómo presagiaba casi todos los temas que todavía discutimos hoy, tanto metodológica como sustantivamente).

Pero cuando la ideología "milita" en contra de estudiar algo, muy poca gente se molestará en hacerlo. En pocas palabras, los incentivos se alinearon con los estudios de desigualdad. No habría financiación. Dicha investigación se desviaría e ignoraría. Esto es lo que sucedió dentro del Banco Mundial.

Por otro lado, es necesario reconocer que la investigación del Banco Mundial nunca se organizó de una manera dictatorial jerárquica como algunas personas imaginan. Puede estudiar más o menos cualquier tema relevante siempre que demuestre un éxito de publicación razonable. Es posible que uno no reciba el poderoso apoyo financiero del Banco Mundial o la cobertura de los medios (que estaría reservada para temas políticamente más aceptables), pero no hubo desaliento o prohibición activa; o al menos nunca lo he encontrado.

Involucrarse en el trabajo sobre los temas que actualmente no son populares es como apostar a un caballo que es poco probable que gane una carrera. La mayoría de las veces, se pierde y, comprensiblemente, la mayoría de la gente evita hacerlo. Pero a veces uno puede tener suerte y ganar.

Si se le pregunta qué es lo importante, una respuesta trillada sería decir seguir la pasión o los intereses de uno. Pero creo que, si bien en general este es un buen consejo, tiene un valor práctico limitado. Yo agregaría que al elegir qué estudiar, uno debe mantener bajas las expectativas y ambiciones de éxito externo (dentro de la vida). Así, uno nunca puede decepcionarse.


Sobre esta noticia

Autor:
Mamvas (1499 noticias)
Fuente:
mamvas.blogspot.com
Visitas:
390
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.