Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que R.j. Sulbarán escriba una noticia?

Historias de ciencia ficción : Las mascotas

14/09/2014 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Darren tenía un odio interno y debía drenarlo, pero lo direccionó donde no debía

OTro día en casa, llevo dos años sin empleo, este maldito país me tiene encadenado en la casa, ahora soy amo de casa y mi mujer es la que trae el sustento, para un hombre de cuarenta y cinco años es imposible conseguir un empleo es un mundo de gente muy joven, leen mi curriculum, pero las que están encargadas de buscar el ideal para el puesto son jovencitas entre veinte y veinticinco años, ya lo primero no es ver la calidad técnica, sino ir a la red social y ver si el tipo tiene cuadritos en el estomago o los ojos de un azul profundo, bueno no es su culpa es los tiempo en que vivimos, los chicos de ahora son las chicas del pasado, je je je, reír para no llorar, entre poses muy dudosas y cuerpos al aire, así los hombres se venden en las redes sociales, pero bueno es el presente, chicos chicas, el mío es estar en casa limpiando, cocinando y atendiendo a los chicos, no es que sea denigrante, pero los hombres del pasado no están para esto, sino para proteger económicamente su hogar, pero lo que más me revienta son estás malditas mascotas, ese vampiro en forma de perro, parece un pato de tanto que le salen excrementos, una máquina de churros quedo atrás, que hediondez, no soporto a ese maldito animal, pero que puedo hacer, somos seis en la casa, mi esposa que trae el dinero, mis cuatro hijos, uno en cada plano de crecimiento, Anne con sus veintiún años y estudios universitarios, es la madurez de la casa, John con quince es la mata de las hormonas, Fernando con once es el rey de los juegos de vídeos y la televisión y por último Daniel, es sin temor a decirlo el símil de Daniel el travieso, son cuatro años cada uno llenos de energía destructiva, cuando están de vacaciones Daniel es el encargado de hacerme trabajar veinticuatro horas por veinticuatro horas durante siete días de los dos meses de vacaciones, arreglo un cuarto el destruye el otro, voy al otro y destruye el que arreglé y así voy hasta que duerme y la vuelta entera a la casa nuevamente, empiezo a las siete de la mañana y termino a las ocho pero de la noche, para luego sentarme a maldecir, la casa huele a mierda, entre el perro vampiro y los cuatro gatos, consentidos de los otros cinco habitantes de está casa me tienen esclavizado a limpiar cada instante una gracia de estos animales, claro me dicen “los gatos son limpios ellos van a su caja de arena”, si pero cuatro gatos son una fabrica de popo, y ni contar si tienen sus escondites secretos que me vuelven loco la nariz buscando donde carrizo hicieron pipí, porque huele y huele pero ¿donde?, ah pero no he dicho nada, los gatos son mis enemigos, pero el perro, ese vampiro es mi nemesis, el sabe, me conoce, espera mis movimientos, escondido, entre sus tantos lugares para desaparecer, mientras limpio y sabe que estoy lejos, sale y hace de las suyas, rompe muebles, paredes y hace lo peor, un mar de pipí y un océano de popo, maldito perro.

-Papi llegué, me encanta la oficina, estas pasantias hacen que me enamore más de mi carrera, ¿donde esta mi perrito más consentido?,

-Hola hija, me alegro, no agarres a ese perro, lávate las manos para que comas.

-Ay papá no sea malo, mi cuchi cuchi no hace nada malo y no esta sucio.

TU cuchi cuchi, la mata de popó ambulante, ese maldito perro es un hipócrita, su verdadera cara la conozco yo, se hace el indefenso con ustedes, pero la maldad me la consumo yo <pensó, mientras le servía la comida a su hija>

Después de comer su hija se instaló en su cuarto a comunicarse con sus amigos por las redes sociales y ver la novela del momento, un poco después llegó su esposa con Fernando y John que se quedaban en la tarde donde su abuela pasando el tiempo libre de las vacaciones.

 -Hola amor, ¿como esta todo en casa?

-Bien mi vida, ya Daniel esta dormido, tuvo un día activo.

-Hola papá

-Hola papá

-Que tal chicos, vengan vamos para que coman.

-Ve sirviendo mi vida voy a sacar al cuchito de la casa, ven perrito lindo vamos para que hagas tu popó del día y tu pipí. cuchito lindo.

CUchito lindo, mira el desgraciado como me ve, estoy seguro que ese vampiro piensa, me mira como si se riera de mi, no hace nada cuando está ella en casa, sale hace su popó y su pipí, y se acuesta en sus pies, maldito hipócrita, cuando está solo lo que hace es desesperarme, claro sabe que no voy a decir nada, sería dar a entender que no puedo con un maldito perro ni con cuatro desgraciados gatos, un día me van agarrar con el apellido atravesado y los voy a matar a todos esos malditos animales.

UN rato después los chicos estaban en su cuarto, Fernando jugando consola de vídeos, todas las noches tengo que pasar hasta tres veces para que apague el aparato y John bueno entre la pornografía virtual y las redes sociales, me tocaba hacer lo mismo, con mi esposa tenía unos minutos antes de que también se integrara al bendito mundo virtual, bueno era la época.

-¿Como te fue en el trabajo cariño?

-Estuvo bastante atareado, las ventas no han estado dentro de lo presupuestado, pero por muy poco, mañana trabajo con las gerentes regionales para meter un impulso con algunas promociones y eventos, nada fuera de lo normal. ¿Y tu?, algo nuevo.

QUería decirle que el maldito perro era un hipócrita, una fabrica de popo, que los gatos destruían todo a su paso, que tenían escondites que me volvían loco buscando el pis del día, que todos tenían un plan elaborado para volverme loco, pero ¿que ganaba con eso?, nada, que pensara que era no solo un fracasado laboral, sino que era un estúpido encargado de casa que ni siquiera podía controlar a unas cuantas mascotas <pensó>

-Nada, mi vida, mande unos curriculum por correo a ver si hay suerte, pero nada más hasta ahora.

-Ok, me voy al cuarto a ver un rato que hay en las redes y me acuesto, estoy cansada por el trajín del día.

-Ok. mi amor voy a recoger y fregar la loza.

OTro día que culminó, una copia del anterior y del anterior, pero para ellos el día terminó, no para mi, en las noches ese maldito perro hace de las suyas, saca los paños, se acuesta en el mueble de la sala y en la mañana todo lo pone en su lugar, pero usa mi mueble, es mi maldito mueble no de él, él tiene su alfombra, pero agarra mi mueble para molestarme lo se, ese maldito piensa, es un hipócrita, también los gatos esos desgraciados se meten en los baños, se orinan, aprovechan que alguno de los chicos sale adormitado de los cuartos y dejan la puerta abierta de algún baño y depositan su hediondo y amarillento liquido, me tienen cansado, la muerte es lo mínimo, tienen todo gratis y lo que hacen es hacer el mal, pero no les va a durar mucho, algo debo hacer, algo tengo que hacer.

TEngo una semana que no duermo, cazándolos, pero se unen entre si, cuando estoy vigilando a uno otro hace de las suyas, no he podido encontrar a ninguno infraganti, solo los rastros, su hediondez, tienen que pagar, están jugando conmigo, no puedo decir nada, mi esposa se burlará de mi, ya es suficiente no trabajar para dar esta imagen, ellos saben, esos malditos animales lo saben, se aprovechan, pero no va a ser por siempre, no.

YA todos se han ido, Daniel está jugando en mi cuarto, voy a ver que hace el maldito perro, ese vampiro, míralo ahí está bajo de la mesa, me está mirando, se está riendo de mi, si estoy seguro, pero ya no más, no más, yo no puedo decir nada, pero ¿sabes?, tu tampoco.

ESe día Darren descargó su ira, golpeó al animal con todas sus ganas, contra la pared, contra el piso, lo pateó, luego giró su rostro y persiguió por toda la casa a cada uno de los gatos, mientras el perro temeroso se escondía bajo un mueble, estaba aterrado, Darren con los ojos emanando locura tomó a cada gato y lo arrinconó pateándolos hasta el cansancio, esa tarde descansó, los animales temerosos no salían, estaban escondidos, se sentía como Athila, por donde pasaba no había vida, así estuvo hasta la noche.

-Hola amor, estoy cansada, el trabajo hoy me mató, ¿como te ha ido hoy?, ¿y esa sonrisa?

-No se, me he sentido vivo hoy, es capaz que las cosas mejoren, no se, veo el mundo con mas ánimo.

Un odio reprimido, unos animales indefensos

-Me alegro, ya te veía muy triste todos estos días, ¿y donde está cuchito?, cuchito ven con mamá.

-Lo busco por un buen rato, hasta que salió debajo del mueble, temeroso, llegó a ella y comenzó a saltar, manifestando una alegría mucho más ferviente de lo normal.

-Mi cuchito, ¿donde estabas?, me habías asustado, vamos para sacarte al patio.

LLego la noche y la tranquilidad del día se volvió la locura en la noche, sentía que el perro se burlaba de él, que los gatos aprovechaban la oscuridad y su aguda vista para burlarlo, encendió todas las luces de la casa, se sentó en la sala, no iba a permitir que el orden del día se rompiera en la noche, así estuvo, sin un minuto de sueño, amaneció y poco a poco los demás integrantes de la familia se fueron despertando, cada uno a prepararse para el nuevo día, Darren sentado en la sala, con la vista ida, a la espera, se levanto del sofá y preparó los desayunos, luego despidió a cada uno de ellos, regresó a su cuarto y le colocó todos los juguetes a Daniel para que se quedará jugando, bajó y buscó a las mascotas y les propinó una paliza, con fósforos quemó a los gatos, patadas para el perro, improperios salían por su boca, el mensaje era que no debían burlarse de él, no más, así fue la vida de esas mascotas, un año ha pasado desde ese inicio.

-Mi amor hoy llego tarde, tengo una reunión después del trabajo, dejo a los niños con la abuela.

-Ok, cualquier cosa me llamas.

-Si, seguro.

ES tarde, ya coloque los curriculum en la web, nada que me han llamado, esas perras, solo llaman a los cuadritos que esperan le alegren algún día la noche, este mundo se ha vuelto solo eso, sexo, maldita sea, ¿qué?, un ladrido, ese maldito se esta burlando de mi, ya vas a ver, te voy a matar, seguro los gatos están conspirando, me ven aquí y se burlan, se burlan de mi, pero hoy me encargo, los voy a enterrar vivos, vivos para que sufran.

COmo una flecha cruza la casa, va al sótano, busca una pala y un pico y sube, abre la puerta al patio y se dirige al final del mismo, con el pico comienza a abrirse paso en el piso, junto al árbol donde los chicos tienen su antigua casa de juegos, golpea y golpea el piso con mas rabia, sus ojos emiten un fuego interior, capaz de quemar a cualquiera, suelta el pico y agarra la pala, escava y escava, un agujero enorme, dos metros de largo por uno de ancho y dos de profundidad, estuvo casi cinco horas en eso, Daniel dormía en su cuarto, mientras Darren solo pensaba en castigar a esa mascotas, castigarles con la muerte en vida, colocó un tubo en forma de ele, lo puso como respiradero y escondió detrás del árbol la otra punta, quería tener el control, enterrarlos y darle aire y quitárselo y ponérselo cuando el quisiera, quería hacerlos sufrir, demostrar que el tenia el control, para luego cerrar el paso del aire y matarlos, un plan sádico, pero era algo que sentía necesidad de hacer, el sentirse burlado, hacerlo sentir basura, eso debían pagarlo, tomo la escalera y salio del agujero, sacó la escalera, era el momento de buscar a las mascotas.

MAlditas, hoy morirán, ya veré que les digo a mi mujer y los chicos, no importa, pero dejarán de burlarse de mi, ya verán quien ríe al último, son mías, hoy morirán.

ENtra en la casa como una tromba, primero busco al perro, este apenas lo ve corre como loco por la sala, gimiendo de miedo, como si hubiera recibido mil golpes como los que recibía siempre desde hace un año, en eso, ve a un gato que corre en sentido contrario, frena y se lleva la mesa por delante por la inercia, Maldito gato, ahora tu serás el primero <dijo con una rabia loca>, el perro emitía sonidos de dolor ahogados por el miedo, el gato saltaba evitando ser agarrado, en eso otro de los gatos salto de un estante de la cocina y cayó en su cara, Darren intentando quitárselo choca con la cocina y le caen encima las ollas llevándose un fuerte golpe en la cara, se pasó la mano por la frente y vio sangre en sus manos, su rostro cambió, la locura se vio reflejada en él, malditos animales <gritó>, vio como otro de los gatos corrió por la escalera, subió corriendo de tres en tres escalones, al llegar arriba otro gato del miedo cruzó su camino, Darren perdió el equilibrio y cayó por las escaleras, rodó y vio como toda la casa daba vueltas hasta que llegó al final y un fuerte golpe le hizo perder el sentido.

SE sintió asfixiado, despertó, no podía moverse, se sentía aprisionado, entró en razón, estaba en su propia trampa, escarbó con las manos y llegó al tubo, su salvación, no podía moverse, no podía hablar, solo estar pegado a ese tubo, que significaba la vida.

NO siento las piernas, este peso me está matando, esos malditos, entre todos me agarraron y me enterraron, pero no sabían que había dejado este tubo, no son más inteligentes que yo, en eso un liquido salió por el tubo, ¿que es esto?, maldito perro es orine, me esta orinando el desgraciado, maldito, me moriré acá pero regresaré desgraciado, los mataré a todos, aun sea penando en la tierra, pero no me iré hasta vengarme malditos. Así estuvo por un tiempo, luego sus sentidos no pudieron con aquello, colapso, la oscuridad llegó.

-Tomen su pulso, rápido

-Esta vivo, tiene lectura.

-Vamos a trasladarlo

-Darren mi amor, Darren escúchame.

-Llévenlo a la habitación, monitoreen como asimila los medicamentos.,

-Doctor un paro, doctor código azul.

-Vamos una descarga, hay que traerlo de vuelta.

-Lleva una semana sin despertar, hay que pensar lo peor.

-Miren tiene los ojos abiertos.

-Darren, Darren mírame, háblame.

-¿Donde estoy?

-Regresó, vengan regresó.

SEñor Darren han pasado tres meses desde que su mascota heroicamente descubrió que lo habían enterrado en el patio, su mascota es la más famosa en el mundo hoy por hoy, una semana antes de encontrarlo, su perro recibió un balazo, pero dio la alerta de los bándalos que entraron a robar su casa y gracias a él no llegaron a donde estaba su hijo que dormía en su cuarto, los tipos fueron unos sádicos pues en su estadía lo enterraron vivo luego de darle un fuerte golpe en la cabeza, nadie supo donde estaba, los antisociales habían muerto al enfrentarse a la policía, si no es por su perro, hoy usted estaría muerto, ¿que opina a eso?

La vida me ha cambiado mucho desde entonces, nací de nuevo, de inicio, trabajo, tuve dos años sin poder trabajar, tengo una felicidad enorme de poder compartir con ustedes mi historia, le debo todo a ese pequeño animal, y debo pagárselo aunque no creo que tenga vida para hacerlo.

ERan las dos de la madrugada, todos dormían en la casa, Darren salió al baño, sentía unas ganas enormes de orinar, fue y luego bajó a la sala, encontró frente a frente al perro, estaba acostado en el sofá, se quedaron viendo fijamente, vio al piso y había ropa tirada, lo volvió a ver y el perro no le quitaba la vista de los ojos, los gatos pasaron y se acurrucaron a sus pies, los cuatro, lo veían fijamente, Darren dio media vuelta y se dirigió a su cuarto.

-¿Que haces levantado tan tarde amor? <le pregunto adormitada su esposa>

-Nada, mi amor, fui al baño y baje por un vaso de leche.

-¿Y donde está?, ¿lo tomaste en la cocina?.

-No, me devolví, llegue hasta la sala.

-¿Y que pasó?

-Nada mi reina, nada, todo está como siempre debió estar, vamos a dormir, mañana es otro día.

 


Sobre esta noticia

Autor:
R.j. Sulbarán (104 noticias)
Visitas:
2909
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.