Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que R.j. Sulbarán escriba una noticia?

Historias de terror: El asesino del ciclo de tres (Cap II) "La primera muerte"

26/09/2014 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El inicio de la historia, la razón por la que un hombre vaga con una maldición por el mundo, desde hace más de trescientos años

Tres años habían pasado desde su encuentro con el ser oscuro, cada noche entraba en ese cuarto y su mente cambiaba. Se apoderaba la pasión, sin límites, vivía al ras de la vida y la muerte, a través de su cuerpo transitaba el sabor del mal, su cuerpo en plena excitación recibía cada día el poder, el mal pasaba por sus venas, su sangre era el vehículo, su cuerpo parecía explotar de toda la maldad que en él era depositado. Todas las noches el oscuro le hacia vivir la muerte, sus manos eran día a día ejecutoras de muerte, todas bajo los regímenes de la maldad, pero su mente no recuerda peor sentir que la primera muerte en sus manos de un ser inocente.

Rosmery era una mujer hermosa, hija de un duque, la conoció en un baile, la cortejó y nació algo diferente a lo que había vivido antes.

Eran las tres y siete minutos de la madrugada, el pasillo tomo vida, sus sentidos se agudizaron, era la hora, era el momento, sintió como la muerte llamaba a su cuerpo, pasaba y las paredes golpeaban su cara, el piso estaba en alto y el techo paseaba junto a sus pies, la puerta prohibida se reía y lo veía, su ser y su alma ya no estaban juntas, aquel cuarto oscureció, un frió helado se apoderó del lugar, un susurro, una resplandor, una luz, el cuarto esta solo, vacío, no hay presencia, solo frío, una voz, un sonido, una frase, "hoy muero ahogada con tus fluidos", los ojos cerraron y cayó, flotó, la ropa desapareció, le dio paso a la desnudez, unas manos muy calidas tomo su cuerpo,   el frió y dureza de su cuerpo lo elevó, una pasión que se reflejó en él, sus labios succionaban, su lengua en unión conformo el éxtasis perfecto, sus manos lo tomaban, su cuerpo era profanado, de sus uñas salía un calor infernal y marcaba su pecho, su lengua de momento era como un te en la mañana, un calor paseaba por él, las sabanas eran como las nubes en el cielo, sus cuerpos se fundían en uno solo, fluidos alimentaban sed, el calor de su cuerpo se transfería al de él, de momento ese calor comenzó a incrementarse, sus manos la tomaron  con una fuerza sobrehumana, iba a explotar, el deseo y el éxtasis se volvió animal, la tomó por la cabeza y comenzó a presionar, estallaban en éxtasis, cada vez con mas fuerzas quería llenarla con sus fluidos, que no respirara, que solo lo tomara, era un deseo incontrolable, la sangre que corría por sus venas llevaba el mal, a cada minuto sintió más y más maldad, le gustaba sentirse humillaba, que era un objeto, llegaba el fin de esa pasión, sus piernas comenzaron a temblar, su cuerpo producía saltos, su boca se abrió mas, el entró mas, sus manos apretaron mas, se desbordó en pasión en brusquedad, el orgasmo llegó, todo el entró en ella, con furia y con fuerza sobrehumana la apretó, no había movimiento, los ojos brotados, la quijada partida, la oscuridad se apodero de la habitación, el silencio, su corazón estaba acelerado, poco a poco volvía en si, La oscuridad se aleja, la luz comienza a tomar la habitación, queda vacía, sola, y el recuerdo de una noche trágica.

Eran las ocho de la mañana, una fresca brisa se deslizaba desde el este, el sol tocaba tibiamente y el cielo estaba hermosamente conformado por muchas nubes, un día perfecto para eliminar las toxinas de la noche anterior. imaginó su alma como un gran lago, donde los pescadores en el día causan destrozos, muchas vidas se pierden, los peces están en constante huida, el terror se apodera del lugar y el mal manda, las aguas sienten todo, por el circulan todos los pescadores para saciar su necesidad, luego la tarde trae tranquilidad, la naturaleza sigue su curso, hay muerte si, la natural, las aves buscando su sustento, y luego la noche, llega la calma, el lago descansa, no hay mal, solo la tranquilidad.

Esta mañana es la noche del lago de su alma, la desintoxicación. caminar por la villa ayuda mucho, para la gente ha cambiado, ya no era aquel hombre que vivía de conseguir la mujer de turno para las bajas pasiones, que recibía de sus consejeros la lista de las muchacha que podía comprar o embaucar, ahora lo ven como un hombre rico que comparte el caminar de la villa, que saluda y entra en la capilla, para todos un buen samaritano. que lejos de la verdad, un ser que busca en el día la remisión de sus pecados, el peor de los asesinos, las muertes mas bajas producto de la pasión y para el oscuro es y será una maldición eterna.

Ese día tendría un encuentro con Rosmery, una brisa de alivio para una vida de tormento, a través de ella lo diabólico queda solo para la noche, viviendo una doble vida que el no sabe pero vivirá por toda una eternidad, ya con esta sería la quinta vez que sostenía un encuentro con tan hermosa mujer

Esa noche fue algo mágico su encuentro, el quedó hipnotizado al verla, la tomó de la mano, estuvieron disfrutando del vino en la terraza, luego la pasión desbordo su encuentro, el sentía una fuerza tan grande que igualaba a su maldición, no paso mucho tiempo cuando ya estaban con sus cuerpos desnudos en la alcoba, la pasión fue dueña de esa noche, los sentidos se encontraron, los cuerpos se fusionaron, un sexo diferente estaba compartiendo, iba mas allá de las bajas pasiones, un roce, un beso, una caricia en lugares prohibidos, eran sentidas con una intensidad indescriptible, llegaron al clímax, el cansancio de apodero de sus cuerpos, el sueño llego donde antes estuvo la pasión.

Eran las tres y siete de la madrugada, el pasillo estaba muy oscuro, el caminaba a tumbos, llegó a la puerta, sentía que se movía mucho, pudo entrar, hacia un frió de ultratumba, todo estaba muy borroso, "tomame", le susurraron al oído, hazme tuya a la fuerza, atontado solo sentía maldad, deseo animal, que lo empujaba a violar ese cuerpo inmóvil, indefenso, la mujer grito, forcejeo, se defendió con sus uñas, el hombre la tomó con fuerza sobrehumana, rompía sus entrañas, sus pechos ya tenían las imágenes del maltrato, manos y dientes lo destrozaron con movimientos animales, luego con fuerza la volteo dejándola caer entre las sabanas ensangrentadas de aquella cama, los gritos no dejaban de escucharse, un grito ahogado fue el reflejo del dolor, una voz apagada sintió en su mente " ahórcame, necesito sentir tus manos fuertes en mi cuello, termina, llega, mátame", la excitación fue mas allá de los sentidos, el clímax se apodero de el, sus manos reflejaron su sentir, con todas sus fuerzas la tomo, un grito se corto, la asfixia llego, y la muerte encontró un lugar en esa alcoba, La oscuridad reino, y él sucumbió a ella.

Eran las siete, él se había quedado dormido, despertó en su cuarto, pensó que tubo un mal sueño, era la primera noche que no recibía la luz en el cuarto maldito, De repente vio a su lado de la cama, estaba solo, el pánico lo invadió, - Rosmery- (grito), y corrió por el pasillo, intento entrar en aquel cuarto, pero nunca había sido abierto de día, la puerta estaba bloqueada, tomo un hacha, ningún daño visible, donde rompía cuando iba a repetir el golpe ya la puerta estaba ilesa, extenuado, no supo cuantas horas pasó intentando abrir la puerta, su desespero lo estaba volviendo loco. se vistió, salió a la villa, no vio nada extraño, retorno, tuvo miedo, sabia que el duque y su familia estaban de viaje y pasarían tiempo fuera, Rosmery estaba sola, en su habitación no sabia que hacer, no tenia idea si en aquel cuarto yacía horriblemente asesinada Rosmery, ese sería su destino, a cada mujer que ame la matará, tomará el lugar del oscuro, no podía esperar, tenia que entrar en esa habitación.

Un hombre que vaga con muchas muertes en su memoria

Robert estuvo toda la tarde y luego toda la noche, intento de cualquier forma entrar en esa habitación, pero no pudo, resignado fue a su cuarto, se recostó y pensó en Rosmery, vio su rostro en su mente, y lloró, luego el cansancio se apoderó de él, cayendo en un profundo sueño.

Eran las tres y siete minutos, despertó frente la puerta, tomó por la cerradura y esta abrió, con temor entró en aquel cuarto, el mismo estaba en extremo limpio, no había ningún cuerpo, ni sangre, nada que reflejara un asesinato, estaba confundido, no había tenido noticias de Rosmery, siempre pensó que había muerto en ese cuarto, de nuevo aquel frió que penetraba hasta sus huesos, oyó aquel susurro tenebroso, - hoy quiero sucumbir a tus mas bajos deseos-(escucho), con aquel pedido, su mente olvido el sentimiento de culpa, la maldad fue apoderándose de su alma, giró y vio a una hermosa mujer acostada en la cama, con las manos y pies atados, el pecho al aire, un hermoso cuerpo llamaba para ser tomado, látigos y velas incandescentes alrededor de los aposentos, una venda cubría su boca. Robert poseído por la maldad, tomo las velas y comenzó a derramar la cera caliente sobre el estomago de la hermosa mujer, esta se retorcía del dolor, a su vez mientras derramaba la cera, besaba su cuerpo, sintiendo una excitación que lo llevaba a querer mas aberración, tomo las velas y derramo toda la cera en sus pechos, retorcijones corporales se veían en la cama, bajo la vista y  la cera hizo su trabajo, quemando sus entrañas, los ojos de aquella mujer reflejaba los dolores a que era expuesta, las manos y pies quedaron libres, solo para ser el cuerpo girado en ciento ochenta grados, dejando la parte baja de la espalda al descubierto, manos y pies vuelven a ser dominados, y el látigo entra en protagonismo, el fuerte golpe del látigo lastima una y otra vez el cuerpo de aquella hermosa mujer, la sangre se hace presente, el cuerpo marcado como un campo luego de ser arado, lo excita más,   siente como la adrenalina corre por su cuerpo, era el momento de poseerla, desprende las cuerdas de las manos la coloca en cuclillas y colocándose atrás, la hace suya con todas sus fuerzas, un grito ya agonizante de aquella mujer, todas las bajas pasiones son desatadas, una y otra vez rompe la entrada de sus entrañas, quemadas, rasgadas por la fuerza de aquel suceso, violada en todas sus formas,   ahora su cuerpo sangrante y golpeado, la toma por el pañuelo que tiene alrededor del cuello y la asfixia a la vez que está teniendo un orgasmo, ella lleva una mano atrás y lo aferra a ella, pidiendo más, más fuerza, y el la complace, ella siendo asfixiada llega junto a el en un orgasmo implacable, un grito de él, una daga junto a ella, el punto final, él la toma y la clava en la nuca de la mujer agonizante. La oscuridad se presenta no antes una voz opaca "mañana a mediodía tendrás tu respuesta", desaparece la oscuridad y la luz se hizo presente. 

La mañana paso muy rápido, su corazón estaba muy acelerado, no sabia que pensar, llegaría Rosmery, estaría bien, ¿la tendría retenida para hacerme sufrir?, la incertidumbre lo estaba enloqueciendo.

Una visita inesperada llega desde la villa, es el alguacil.

Lord

Alguacil, ¿en que puedo ayudarle?

Vengo a reclutar algunos de sus hombres, los necesito para una pesquisa, un asesinato horrible sucedió cerca del río.

Claro, <responde al hombre de ley>, (no puede ser, este no puede ser el mensaje) - pensó-

Una joven, hija del duque, encontró la muerte en la mano de un aberrado (Robert casi al borde del desmayo intento contenerse) ya tenemos idea de quien fue, pero necesito manos para encontrarlo, huyó al bosque.

¿Y quien fue?, ¿como sucedió eso? (todavía frustrado por la noticia)

Es un aberrado que llegó hace pocos días a la villa, había recibido quejas de algunas damas de sentirse perseguidas por él, algunos testigos lo vieron cerca del castillo del duque, solo es cuestión de encontrarlo antes que otros lo hagan y tomen la ley por sus manos.

En horas de la tarde llegó la noticia, fue encontrado el asesino muerto en el bosque, lo desmembraron y le cortaron el miembro, dejando regado su cuerpo, se presume fue por venganza, el alguacil prefirió dejar el caso cerrado.

Robert sabía cual fue la verdad del asesinato, una verdad que siempre lo perseguirá.

 

Próximo capítulo : El ciclo de la muerte

Capítulo anterior : http://es.globedia.com/historias-terror-asesino-ciclo-capitulo

Proyecto : Emisión  de la novela "Cuentos de ciencia ficción dos"  se aceptan donativos.


Sobre esta noticia

Autor:
R.j. Sulbarán (104 noticias)
Visitas:
1752
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.