Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Los hosteleros se comprometen a cumplir la actual ley del tabaco

13/05/2010 19:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Federación Española de Hostelería (FEHR) ha pedido a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, y a los grupos políticos en el Senado que mantengan la actual ley del tabaco porque "es una buena ley que se adapta a la realidad social y la hostelería de España".

A cambio, prometen cumplirla, sentarse a buscar soluciones para mejorar la calidad de vida de sus trabajadores y luchar "por una hostelería con más espacios libres de humo".

Según ha explicado a Europa Press el presidente de FEHR, José María Rubio, los hosteleros, junto con los empresarios de bingos y casinos, han explicado esta semana a la ministra que la puesta en marcha de la nueva norma será "una ruina para todo el sector".

Así, le han propuesto "mantener la relación actual entre las zonas de fumadores y no fumadores" y "sentarse a dialogar sobre la situación de los trabajadores de la hostelería".

También lo han hecho en su comparecencia ante la Comisión de Turismo e Industria del Senado, donde los hosteleros han expuesto "los razonamientos económicos por los que se debe elaborar una 'hoja de ruta' para luchar contra el tabaquismo en la hostelería sin arruinar a miles de empresas"

"Queríamos mentalizar a todo el mundo de que estamos de acuerdo con luchar contra el problema del tabaquismo, pero que nos parece que no es el momento ni la forma tan drástica de hacerlo", ha apuntado.

INCUMPLIDA SÓLO "POR ALGUNOS"

En concreto, los hosteleros han explicado que la entrada en vigor de la actual ley del tabaco supuso "un cambio muy importante", que hizo que los espacios sin humo pasaran "de no superar el 0, 5 por ciento a rebasar el 50 por ciento del espacio total".

Han dicho que el incumplimiento de la ley "por algunos" no debería ser admitido como argumento para invalidar esta norma y que la ley "está hecha para ser cumplida, como lo pide la FEHR desde la entrada en vigor de la actual ley, en enero de 2006".

Advierten de un endurecimiento de la norma actual supondría una pérdida de clientes, ya que entre el 40 y el 45 por ciento de las personas que acuden a bares y restaurantes vinculan este ocio al tabaco, y el cierre de muchos negocios, sobre todo bares.

En concreto, según la FEHR, la prohibición provocaría "una menor frecuencia de visitas en un importante porcentaje de clientes (fumadores y no fumadores) y una reducción del tiempo de su estancia, provocando una caída de ventas que en los restaurantes se situaría en torno al 7 por ciento, en los bares y cafeterías en un 10 y un 15 por ciento, respectivamente, y en los locales de ocio nocturno de incluso más del 15 por ciento".

"La estimación del impacto de la prohibición total en la actividad de los bares, como principal grupo afectado, en un 10 por ciento de caída de las ventas es notablemente conservadora y moderada", han adelantado estos empresarios.

"COLABORAR EN POSITIVO"

Recuerdan que la preocupación del sector "no se refiere a la prohibición de vender tabaco en los establecimientos", ya que esta actividad "no es negocio para el hostelero".

"Se tendrían que vender 1.000 cajetillas para obtener un margen bruto de 150 euros, venta inalcanzable en un mes para la inmensa mayoría de microempresas de bares", aseguraron.

"Los empresarios de hostelería representados en FEHR estamos convencidos de que, por el camino de colaboración en positivo, podemos conseguir lo mismo, pero con muchos menos costes sociales y económicos para las empresas y para el país", concluyeron.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107905 noticias)
Visitas:
123
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.