Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enhebro escriba una noticia?

Huntelaar era el bueno

03/08/2009 14:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Invertir más de 200 millones de euros, al rebufo de la mayor crisis mundial desde el crack del 29, es una decisión que Florentino Pérez y Valdano han comenzado a avalar dejando fuera a Klaas-Jan Huntelaar. Antes de que la Liga eche a andar, yo quisiera defender algo: Huntelaar era el bueno

El talento trae, a veces, regalos envenenados. Cuando los entrenadores y los domadores de circo descubrieron la gran inteligencia del elefanto asiático, sus días de libertad se extinguieron para siempre. Desde la esclavitud de sus jaulas, veían como sus hermanos africanos corrían libérrimos por la sabana, completamente ajenos a la humillación, el abuso y la explotación del mundo del espectáculo. Era el premio a su falta de talento.

Huntelaar va a ser el Gran Elefante asiático. Su capacidad va a servir para que el Madrid ingrese una pila de millones con los que paliar la sangría económica de los fichajes de Cristiano Ronaldo y Kaká. Una cantidad que de otra forma nunca hubiera ingresado el Real Madrid por la venta de cualquiera de sus otros delanteros. El pipita Higuain es un jugador que no enamora; después de dos temporadas en el Real Madrid, nadie en Europa se plantearía su fichaje como la gran baza para la próxima temporada. Van Nilstelroy es demasiado mayor para abanderar un proyecto de renovación física y espiritual como el que ha acometido el club blanco; y con el dinero que se saque por Negredo se puede amordazar a quien recuerde a Florentino su promesa de españolizar la plantilla, y de dar salida a los canteranos. Sobre Raúl mejor no decir nada. El talibanismo que cuida de este caudillo me lleva, por el momento, a ser prudente.

Para suplir el talento y el gol de Huntelaar que no tienen Raúl o Higuain, el Madrid sorprendió a todos gastándose más de 40 millones de euros en Karin Benzema, una jugador de tan sólo 21 años. A pesar de lo poco que le hemos visto, son muchas las dudas que me han quedado desde su debut. Lo va a tener muy difícil para alcanzar las cifras de Huntelaar (ocho goles en once partidos de Liga jugados con el Real Madrid, a pesar de la poca continuidad que le dió Juande Ramos). Y lo va a tener mucho más difícil para lograr tener la presencia y la autoridad goleadora que tenía Huntelaar. Es imposible entender que el Real Madrid se haya desprendido de un jugador con las cualidades del holandés. Un jugador que por su efectividad se había ganado el apodo de "Hunletal" entre prensa y aficionados.

La caída en desgracia de Huntelaar habría que buscarla en parcelas alejadas de lo puramente deportivo

La caída en desgracia de Huntelaar, por lo tanto, habría que buscarla en parcelas alejadas de lo puramente deportivo, y cercanas a las jerarquías del vestuario. Todos recordamos a Bernd Schuster abonándose bien este terreno, cuando le pidió a Raúl a través de los medios "que le echara un cable con sus compañeros", nada más aterrizar en el Bernabeu. Y todos vimos las imágenes de Raúl y compañía gritando a coro "Diarrá no se vende, Diarrá no se vende", en las celebraciones del último título liguero. Un mensaje para Ramón Calderón que no tuvo más remedio que acatar. Desde su llegada, Huntelaar fue objetivo recurrente de la "vieja guardia"; no tardaron en filtrar a los medios, lo mal que había caído su llegada y las mofas que se levantaban contra él por el parecido que quisieron encontrarle con Bimba Bosé. Una vez desaparecido Juande Ramos, valedor de un Raúl treintañero y decadente, y azote de un Huntelaar eficaz e ilusionante, la hegemonía de la vieja guardia se debilitaba. Y la presencia de Huntellar se agrandaba. De la pugna, no se podía esperar otro resultado. El madridismo invocaba sin descanso la vuelta a los "valores eternos" para frenar la euforia azulgrana, y poner fin a la enésima crisis del Real Madrid desde que la vieja guardia se adueñó del vestuario. La nueva directiva lo tuvo claro: mejor lo malo conocido.

Ojalá no me equivoque, y Huntelaar se convierta en el primer y gran error de Florentino Pérez y su equipo. Mejor dicho el segundo; el primero fue someterse, una vez más, al dictado de la vieja guardia. Buena suerte Huntelaar.


Sobre esta noticia

Autor:
Enhebro (1 noticias)
Visitas:
113
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.