Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Iberdrola y ACS se enfrentarán a partir del 18 de enero en un juicio en Bilbao

07/10/2010 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Iberdrola y ACS se enfrentarán a partir del 18 de enero en un juicio que se celebrará en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, después de que este jueves no llegaran a ningún acuerdo en la audiencia previa de este proceso.

La audiencia y el juicio se enmarcan en el cruce de impugnaciones que mantienen la eléctrica y su primer accionista por la intención de la constructora de ejercer su derecho a contar con representación en el consejo de Iberdrola.

En concreto, la audiencia celebrada este jueves en el Palacio de Justicia de la capital vizcaína es consecuencia de la impugnación que ACS presentó contra los acuerdos de la última junta de accionistas de la eléctrica que le impidieron entrar en su consejo.

En esta nueva vista, la defensa de ACS ha reiterado que no existe "un conflicto estructural y permanente entre ambas compañías", sólo algunas coincidencias "puramente puntuales en algunos ámbitos de energías renovables e ingeniería industrial".

De su lado, el representante legal de Iberdrola mantiene que "hay un conflicto general y potencial" en el sector de energía que para ACS es "un sector estratégico, igual que" para la compañía eléctrica.

Tras escuchar a ambas partes, el juez de lo Mercantil número 1 de Bilbao, Marcos Bermúdez, ha señalado que el hecho genérico controvertido será la existencia o no de un conflicto de competencia entre ambas empresas y, en su caso, su magnitud.

El magistrado ha apuntado que el resto de alegaciones presentadas se basan en hechos que no se discuten y que, en todo caso, serán objeto de examen jurídico.

En la audiencia también se ha procedido a la admisión de pruebas por ambas partes. El juez no ha admitido la petición de ACS de incorporar nuevas pruebas periciales, debido a que, en la contestación de la demanda, se habían introducido nuevos "hechos" que no se citaron en la junta de accionistas para alegar el cese de su consejero, como, por ejemplo, el tema de las inversiones.

El juez tampoco ha admitido la petición de Iberdrola de tener acceso a información que facilita ACS cuando concurre a concursos, en concreto, lo que hace referencia a su "experiencia técnica".

Antes del inicio del juicio de enero en Bilbao, las dos compañías tienen una nueva audiencia el próximo 16 de noviembre, en este caso en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, consecuencia de la impugnación que Iberdrola presentó sobre las cuentas de 2009 de ACS, al estimar que "incluyen numerosas infracciones de la normativa vigente y no muestran la imagen fiel de su patrimonio".

Más sobre

ACS HABLA DE "ABIERTA HOSTILIDAD".

Por el momento, en la audiencia de este jueves, la defensa de ACS denunció la "abierta hostilidad" de Iberdrola para impedir su entrada en el consejo de administración y tildó de "abusiva" la decisión de la junta de Iberdrola cesar a su consejero.

El grupo mantiene que no existe un conflicto de competencia "estructural y permanente" entre ambas empresas sino algunas coincidencias "puramente puntuales".

Asimismo, negó que se pueda hablar de competencia en las relaciones cliente-proveedor porque ACS es el "proveedor número uno" de Iberdrola. A su juicio, lo que se da en este ámbito es colaboración, al igual que en el negocio del vehículo eléctrico.

En cuanto a energías renovables, la defensa de la constructora ha señalado que la propia eléctrica ha manifestado que no considera "estratégico" el negocio termosolar y, respecto al negocio eólico, insistió en que el interés de ACS está en su construcción, no en la producción de energía, por lo que, "una vez rentabilizados, se venden".

IBERDROLA

Por su parte, la defensa de Iberdrola, representada por Uría Menéndez y Cortés Abogados, ha alegado que la acción planteada por ACS ha caducado al haberse superado el plazo legal de cuarenta días tras la junta que tenía para impugnar los acuerdos. También ha recordado que la agrupación de acciones que permitió a ACS designar un consejero quedó "sin efecto" tras la celebración de la junta a petición de la propia ACS.

La eléctrica ha indicado que el conflicto entre las dos empresas no se da sólo en ámbitos de energías renovables, ingeniería industrial, relación cliente-proveedor y vehículo eléctrico.

Iberdrola ha presentado como nuevas pruebas de la competencia entre ambas los concursos y licitaciones en los que han coincidido desde julio, un proceso que considera que "se va intensificando". "La apuesta de ACS sobre el sector energético es consolidada", ha añadido.

En este sentido, ha apuntado como nueva pruebas que ACS ha invertido 1.445 millones en energías verdes en el primer semestre, y que ha dedicado una media anual del 62% de las inversiones netas a esos segmentos "en concurrencia" en el periodo 2004-2009.

Además, ha argumentado que los sectores en los que operan ACS e Iberdrola tienen un gran dinamismo y esos niveles de competencia, que ahora son "importantísimos", se pueden "multiplicar".

Por todo ello, la defensa de la eléctrica indica que existe un conflicto "general" de competencia y, además, "potencial" en el sector de energía. "Para ACS el sector de la energía es un sector estratégico igual que para Iberdrola", ha añadido.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
79
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.