Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-economía escriba una noticia?

Iberia reanuda con normalidad sus vuelos con destino a Nueva York y Boston

29/08/2011 11:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La pregunta es tan simple como se enuncia: ¿a que nos dedicábamos antes de la revolución de los Social Media y a que nos dedicaremos cuando ya no sea una revolución sino un estado aceptado?. Ya hemos avanzado mucho: si en 2003 los blogs eran disruptivos, ignorados por los medios tradicionales y dejados de lado por las marcas, hoy están tan integrados en el Sistema como las Escuelas de Graffitti. Me encantan las abuelas grafiteras pero sospecho que muchas forman parte del mismo grupo que hace 30 años me hubiera llamado delincuente urbano por pintar una pared mal mantenida.

Con la comunicación en medios sociales, pues pasa algo similar.

Hace 20 años -con una Internet en pañales- la comunicación corporativa ya era una disciplina sólida en todo Occidente (¿palabra maldita?). Las relaciones públicas y la gestión de la reputación en públicos las traemos desde 1940. O desde 1930. O mas atrás aún si contamos las gestiones institucionales.

En técnicas de difusión, evaluación, promoción, cadencia, visualización queda claro que hay un pasado de experiencias. Si confrontamos esta experiencia con la realidad, en contadas empresas podemos hablar de Comunicación en lugar de Difusión. La Comunicación Corporativa queda relegada a guardar la memoria y a armar aburridas presentaciones de Gerencia, cuando no para formar a directivos en gestionar la empresa como un todo conceptual, que luego banalizan y desestiman cuando salen en público.

> > Sobre Telefónica, Google y de como se devalúa la comunicación

Las Relaciones Públicas desde la empresa se han utilizado demasiadas veces para aburrir a la Prensa, para acallar a la Prensa, para seducir a la Prensa … y eso que hablamos y nos llenamos la boca de públicos internos, de públicos mixtos, de la cadencia de la conversación. La práctica fue siempre la de la contundencia del mensaje: mas del grito y los colorines que del guante y la caricia.

Ahora, con la Social Media Revolution tenemos dos frentes disruptivos: todos hablamos y todos necesitamos escuchar.

Sin embargo la reconversión cultural de las empresas frente a la Social Media es cuando poco, desacompasada. Lo disruptivo corre el riesgo de ser banalizado, sistematizado, engullido y empaquetado.

Caliéntese en redes sociales 8 horas al día y sírvase frío en el report trimestral

En unos años (serán 18 meses o 36) no podremos hablar de revolución de los Social Media como tal sino de la revolución de la internet de los objetos (o de las cosas), de la implicación moral de la micro-localización y así siguiendo, haciendo la venta de conocimiento en Social Media radicalmente diferente. Mucho mas plena de técnica que de concepto, que deberá estar asumido desde mucho antes. Indudablemente el tiempo apremia.

De faltar el concepto, todo lo dicho y hecho sobre Cultura 2.0 será humo y el cambio cultural en la empresa quedaría postergado sin la necesaria redefinición de roles, actitudes y alcances de quienes gestionan la comunicación.

Hace unos días, un titular rezaba

‘ asume un DirCom crecido que ya suena como nuevo Portavoz’

Me entra la duda sobre si ese mismo medio hubiera publicado un similar copete pero con tintes futbolisticos como

‘ un Guardiola crecido ve su futuro como un nuevo Messi’ .


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-economía (114841 noticias)
Visitas:
438
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.