Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Iglesias presiona contra reloj a Calviño para ampliar las ayudas directas a pymes que se aprueban mañana

08/03/2021 12:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar este martes los 11.000 millones de ayudas para las pymes y autónomos más afectados por la pandemia que anunció hace unas semanas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Pero, a escasas 24 horas de que esta cuestión se discuta en el gabinete, la concreción de estas ayudas aún está en el aire porque, de nuevo, las dos almas del Ejecutivo tienen planteamientos diferentes.

El ala ortodoxa que lidera la titular de Economía, Nadia Calviño, apuesta por priorizar las reestructuraciones de deuda y los fondos de recapitalización. Pero Unidas Podemos -y otros ministros socialistas, como José Luis Escrivá (Seguridad Social) o Reyes Maroto (Industria)- presionan para que la mayor parte de esos 11.000 millones vaya destinada a ayudas directas a las pymes y los autónomos, dinero contante y sonante que no habría que devolver y que Economía ve con recelo.

Tal y como adelantó 20minutos.es, Calviño es partidaria de que al menos la mayor parte de esos fondos se destinen a quitas de deuda y recapitalizaciones de pymes y autónomos. Y eso choca frontalmente con lo que pide Unidas Podemos, que apuesta por dar el dinero directamente y a fondo perdido a las empresas y autónomos que lo necesiten, y también con lo que han solicitado públicamente sectores muy perjudicados por la pandemia como la hostelería y el turismo, que llevan meses solicitando una inyección directa del Estado para capear el temporal.

La distancia entre ambos sectores ha retrasado la redacción final del decreto que se aprobará este martes. Unidas Podemos lleva todo el fin de semana tratando de ampliar la parte de los 11.000 millones de euros destinada a ayudas directas, y ha propuesto en concreto que sean 8.000 los millones dedicados a este fin, algo más del 70%. Los morados argumentan que la reestructuración de las deudas del ICO y el mecanismo de recapitalización son necesarios, pero deben ser instrumentos secundarios en detrimento del fondo de ayudas directas, que para ellos es el verdaderamente prioritario.

La propuesta de Unidas Podemos contempla que estas ayudas no estén limitadas a un determinado grupo de sectores afectados por la pandemia y que puedan acceder a ellas pymes y autónomos de todas las actividades, para evitar que un excesivo celo pueda dejar fuera a empresas que necesiten una inyección económica. Los morados plantean que tengan derecho a estas subvenciones las sociedades que hayan tenido una reducción drástica de la facturación con respecto a 2019 (entre el 30% y el 40%), y proponen que el Estado cubra entre el 70% y el 80% de sus costes fijos -el alquiler del local, por ejemplo-.

Los gastos variables -el personal, por ejemplo- quedarían fuera de estas ayudas porque para ellos ya se han diseñado mecanismos como los ERTE. Y, además, la compañía que las recibiera estaría obligada a mantener al menos entre el 70% y el 80% de sus empleos durante este año y el que viene, un mecanismo similar al que se aplica en los propios ERTE para evitar abusos empresariales. Si esta condición no se cumpliera, propone Unidas Podemos, el empresario debería devolver las ayudas.

Los morados, además, consideran que el paquete de 11.000 millones debería estar gestionado directamente por el Estado y no ser cedido a las comunidades autónomas, para así fijar criterios homogéneos de entrega de las ayudas y evitar que haya comunidades que privilegien a unos sectores sobre otros. Para Unidas Podemos, esa es la mejor manera de garantizar la competencia leal en todo el territorio nacional.

Los morados argumentan que priorizar las recapitalizaciones y las reestructuraciones de deuda como plantea Economía supondrá dejar fuera de las ayudas a todas las empresas que tienen dificultades pero que no han solicitado uno de los préstamos del ICO puestos en marcha por el Gobierno para combatir la pandemia. Las empresas que se endeudaron para capear los primeros meses de la crisis, sostiene Unidas Podemos, no son necesariamente las que ahora tienen más problemas, precisamente porque muchas tiraron de recursos propios para evitar pedir préstamos y ahora se les han agotado.

No es que la Vicepresidencia Segunda de Pablo Iglesias considere que no será necesario reestructurar deudas más adelante. De hecho, el departamento ha reconocido a Economía que estas reestructuraciones van a ser inevitables, pero considera que es más conveniente hacerlas más adelante, cuando la recuperación esté más o menos asentada. El problema fundamental que ahora tienen las empresas, señala Unidas Podemos, es de falta de ingresos más que de deuda. Y de ahí que haya que suplir esos ingresos con ayudas directas.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
704
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Políticos

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.