Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mi Rondo escriba una noticia?

Ilusión es mi camino, Victoria mi destino

04/07/2010 23:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

Impecable el lema que abandera el lateral del autobús que traslada cada semana a la Selección Española en sus respectivos compromisos: Ilusión es mi camino, Victoria mi destino. Tal y como van pasando los días ese lema, esa sentimental frase va convirtiéndose en más que una simple oración decorativa.

La mejor generación de futbolistas españoles de la historia. La generación capaz de lograr la segunda Eurocopa de la historia del fútbol español está a dos pasos de volver a entrar en el limbo de los grandes.

Maleficios, actuaciones arbitrales sospechosas, agresiones, fallos garrafales... Tantos términos y recuerdos existían a lo largo de los campeonatos del mundo, y todos con un denominador común: los Cuartos de Final.

La maldición de los Cuartos de Final dió un tumbo en la pasada Eurocopa de Austria y Suiza cuando en la recordada tanda de penaltis España batía a Italia y lograba el pase a las Semifinales. Finalmente el combinado español se alzaría con el título continental, pero aquel maleficio se había restado en Copa de Europa de Naciones.

El Mundial tenía una cuenta pendiente con España.

Una vez superada la barrera de los Octavos de Final frente a Portugal el pasado martes presentaba la misma situación, la misma pesadilla a España de años atrás. El rival era Paraguay, una de las revelaciones de la actual edición de la Copa del Mundo.

Duras declaraciones y cruce de titulares llegaban desde tierras paraguayas contra la figura de España, sobre el combinado español, en busca de desestabilizar un combinado joven que sigue dando pasos adelante en busca de la gloria, del éxito.

El transcurso del partido estuvo estrechamente ligado al guión previo. Una Paraguay que basaba su juego en la firmeza defensiva y contragolpes en busca del despiste de la zaga defensiva española dio la posesión y el control del balón a la España de Vicente del Bosque.

Toque y más toque. Posesión media durante el partido en torno al sesenta por ciento que hacía que los jugones llevaran la batuta del combinado español.

Llegó la polémica. Llegó el resquemor que hizo durante unos minutos recordar viejas pesadillas. Penalti en contra de Piqué que ponía contra las cuerdas a España. La maldición de Cuartos de Final sobrevolaba el estadio.

Lanzaba Cardozo. Once metros para un jarro de agua fría... Un nombre: Iker Casillas. Volvía a parar un penalti en una gran cita de selecciones y en un Mundial (recordar el mundial 2002 frente a Irlanda). Minuto loco del partido. El capitán del combinado español paraba el lanzamiento desde los once metros y lanzaba una contra rápida que acabaría con David Villa cayendo en el área de Paraguay. El colegiado guatemalteco Carlos Batres pitaba penalti. Lo lanzó Xabi Alonso con una elegancia sobresaliente. Sin embargo, debía repetirlo por una de las normas más absurdas que existen en la FIFA. El segundo lanzamiento fue interceptado por el meta Villar y en el rechace un nuevo penalti que el árbitro ignoró por completo, haciendo oídos sordos las quejas de los futbolistas españoles.

El fantasma de un tal Al-Gandhour se asentaba en el banquillo de España. Los minutos seguían pasando y, pese al gran control del partido por parte del conjunto español, el gol no llegaba, el pase se complicaba. Pero no, él seguía en el campo. El pichichi del Mundial Sudáfrica 2010 seguía sobre el terreno de juego.

Un pase de Andrés Iniesta a Pedro ponía en bandeja un gol claro, sin embargo apareció el poste izquierdo de la portería defendida por Villar. Por suerte, el rechace cayó a los pies del depredador más temido, David Villa. Éste la cruzaba al palo contrario y, tras rebotar en este, entraba estallando la euforia y el éxtasis de un gol de tales características. A posteriori se convertiría en un gol que alcanzó el valor de un pase a la Semifinales de un Campeonato Mundial de la FIFA.

Sí. No es un sueño, es real. España disputará una de las dos semifinales del Mundial 2010. Será el próximo miércoles 7 de Julio (día de festividad tradicional y popular en España, San Fermín) y el rival será un viejo conocido para el fútbol español y para el mundo.

Alemania, ese conjunto rocoso, excelente en el juego aéreo, que siempre está en las grandes citas, campeonato tras campeonato (actuales sub-campeones de Europa y semifinalista en el Mundial de 2006).

Ya cayeron en la Final de la pasada Eurocopa. 1-0 con el ya recordado por siempre gol de Fernando Torres que en carrera robaba el esférico a Phillip Lahm y mandaba al fondo de la red el balón. Gracias a Alemania llegó el mayor logro en la historia del fútbol español. Fue el paso definitivo de una generación que dos años después vuelve a citarse con la historia.

La barrera de Cuartos de Final ya es historia. Ahora toca ganar. La ilusión de un país entero en torno a una completa generación de futbolistas es total. Unión, correspondencia... España está al cien por cien con su selección y el encuentro frente al conjunto germano del próximo miércoles es la mejor cita de la historia del fútbol español.

Ellos son los elegidos para dar un paso todavía más importante. La disputa de una Final de una Copa del Mundo. Son ellos los únicos capaces de devolver toda la ilusión depositada.

Saludos. Viva el Fútbol.


Sobre esta noticia

Autor:
Mi Rondo (427 noticias)
Fuente:
mirondo.blogspot.com
Visitas:
391
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.